Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

Plantas de interior resplandecientes – ¿cómo lograrlo?

Rocío E Rocío E
Loading admin actions …

Las plantas de interior aportan vitalidad a cualquier ambiente. Sin embargo, muchas veces no prosperan por no recibir suficiente luz. Este libro de ideas es para ellas, para tus plantas de interior, para que estén radiantes y resplandecientes.

Es que ¿quién no vio decaer una planta espectacular porque no se adaptó a las condiciones de vida de la casa? Ya sabemos lo frustrante que puede ser. El tema es que no siempre se cuenta con una buena fuente lumínica que dé abasto a los requerimientos de cada especie.

Una planta que no recibe suficiente luz no dan hojas, ni mucho menos flores nuevas. Por eso la luz artificial es la solución, por eso, te pasamos unos tips sobre luces artificiales que te brindarán toda la información necesaria para regular la intensidad y calidad de luz apropiada para tus plantas.

Intensidades: cuánta luz necesita tu planta

Hay varios aspectos a considerar para dar con la intensidad justa de luz para tu planta de interior. No sólo tendrás que tener en cuenta los vatios de las lámparas que emplees, sino también la distancia entre éstas y las plantas

Cada especie necesita mayor o menor intensidad. Por ejemplo, las especies propias de climas cálidos demandan una luz puntual e intensa, más que si se tratase de una planta oriunda de climas tropicales y húmedos. En caso de las huertas domésticas de interiores, la cantidad de luz aumenta en tanto la planta necesitará mayor energía para dar sus frutos.

Si aún no sabés qué plantas elegir para dar vida a tus ambientes, podés leer: Plantas perfectas para un interior lleno de vida.

Luz incandescente

Bueno, tu planta da señales claras de que necesita luz: sus hojas no crecen, están amarillas, se caen. Es verdad, la maceta queda divina en aquél rincón pero ¿cómo darle luz? La luz incandescente es una buena opción cuando hay pocas plantas, o sólo una.

Se trata de la propuesta más accesible en cuanto a costos, dado que una lamparita de 150 vatios será suficiente para iluminar tu planta. Estas lámparas se consiguen en cualquier ferretería y hasta en almacenes de ramos generales.

Arriba, una impecable instalación de plantas de interior de Vismaracorsi Arquitectos.

Luces fluorescentes

Estas luces han sido polémicas en cuanto a su uso para cultivo en interiores debido a que la relación rendimiento y cantidad era insatisfactoria. No obstante, en la actualidad se han desarrollado sistemas de luces fluorescentes aptos para iluminar plantas.

Así, las luces fluorescentes que actualmente se usan en jardinería poseen la eficiencia de proporcionar suficiente luz sin derroche de energía en cuanto al calor que emanan. Así, las plantas pueden estar más cerca de la fuente de luz sin riesgos de quemarse. Para las plantas, se recomienda alternar luces fluorescentes frías y cálidas.

La imagen de arriba pertenece a Eduardo Novaes Arquitetura.

Lámparas de vapor de sodio

El vapor de sodio es notorio por el espectro de color que emana. Se trata de una luz rojiza, casi anaranjada, ideal para plantas en floración, aunque como luz complementaria a una luz principal.

El color de la luz influye directamente en el crecimiento de la planta. Para un desarrollo pleno, las plantas deben recibir luz azul. Por eso las lámparas de vapor de sodio no deben ser las únicas que alimenten a tus plantas, aunque serán de mucha utilidad si  acompañan una luz principal.

Lámparas de halogenuros metálicos

Se trata de lámparas de descarga de intensidad alta (High Intensity Discharge o HID), de las cuales hay varios tipos en el mercado. Encontrarás lámparas de sodio de alta presión, lámparas de haluro metálico, sodio de baja presión y vapor de mercurio.

Se estima que son las de halogenuros metálicos las que proporcionan la mejor luz para las plantas de interior. El espectro de color que brindan es entre azul y blanco, que es el que necesitan las plantas en general para crecer.

Si bien los costos no son de los más bajos, hay que tener en cuenta que una sóla lámpara rinde alrededor de 10 mil horas. Tus plantas van a estar agradecidas de tu inversión.

En la foto de arriba, disparatadas macetas seleccionadas por Dunder Koch Arquitetura.

Lámparas LED

Las luces LED son tradicionales ya en el uso de cultivo de plantas y cada vez más, en tanto la tecnología se ha hecho específica para estos fines. Las lámparas de luces LED ofrecen ventajas con respecto a otras plantas.

Por empezar, son de bajo consumo, es decir, permiten el ahorro y el cuidado del planeta. A su vez, el calor que generan es considerablemente menor al de las otras plantas.

Muy hermoso es el arreglo de jardinería de interior de Las Marías Casa & Jardín que vemos arriba en la foto. 

En conclusión, tener un micro o un macro jardín de invierno es posible aun para principiantes, siempre y cuando cuides este elemento vital para las plantas que es la luz. 

¿Qué luz vas a usar para tu pequeño jardín de interior?

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!