Cómo pintar tu casa: verdades y mentiras

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Ya tomamos la decisión: queremos pintar nuestra casa o departamento. Estamos listos, preparados mentalmente, compramos el pincel, hicimos el gorrito de pintor… pero no sabemos por dónde empezar y entonces lo que empiezan son los problemas.

Entramos a Internet y los consejos que nos dan son confusos. Algunos dicen que esto sí y otros que eso no. Los de más allá dicen que es conveniente lo de más acá y los de más acá dicen que nada que ver lo que dicen los de más allá. Realmente confuso, ¿no?

Entonces llamamos a algunos conocidos, a nuestros familiares, a amigos, a conocidos, y todos tienen su propio librito y no solucionan nuestras dudas. Por eso, en este libro de ideas intentaremos despejar las dudas y aclarar qué es cierto y qué no es tan cierto a la hora de pintar. 

1. Hay que evitar los cuartos totalmente blancos

Comedores de estilo moderno por Casas inHAUS
Casas inHAUS

Salón-comedor modelo Chipiona de Casas inHaus.

Casas inHAUS

Falso: los cuartos blancos no son tan aburridos, y además son elegantes y brindan una atmósfera de relajación. Claro que todo depende de nuestro gusto. 

Las ventajas de una habitación con paredes blancas es la sensación de amplitud. Sin embargo, la decoración de una habitación con paredes blancas no es tan fácil. ¿Por qué? Porque si agregamos demasiada decoración se perderá rápidamente esa sensación de amplitud y relax.  

Para conservar esa sensación, deberemos evitar que nuestro ambiente esté abarrotado de muebles. Y si tenemos, tratar de que sean blancos. Los colores deberían estar centrados en alfombras, jarrones y cortinas.

2. Debemos agregar siempre un toque de color

Falso: no necesitamos un color distinto en cada cuarto. Demasiado colores llamativos crean un ambiente caóticos. Así que tratemos de evitar a toda costa este mito de la pintura. 

Lo que sí podemos hacer, desde ya, es combinar dos colores y hacerlo con mucho cuidado. Primero debemos evitar que las pinturas se mezclen. Para eso, utilizaremos una línea divisoria que sea clara y divida las pinturas. También podemos usar cinta de enmascarar o algún producto similar que no dañe las paredes.

Consejo: no olvidemos siempre probar las pinturas en una pared antes de comenzar a pintar una habitación por entero porque los colores pueden cambiar una vez secos.

3. Los colores oscuros son deprimentes

Verdadero y falso: no todos los colores oscuros son aburridos y deprimentes. Algunos de estos colores pueden hacer la diferencia en cuartos pequeños. Por supuesto que no vamos a pintar una habitación entera de negro, pero si podemos incorporar el negro en una habitación claro.

Es decir que no de por sí un color oscuro es deprimente, sino que depende de cómo se lo use. Como suele pasar, lo que hace bella a una habitación es la armonía entre los elementos y no los elementos abstractos, separados uno de otros.

4. El techo debe ser blanco

Falso: existe un mito sobre los techos blancos. En realidad, un techo colorido hace que nuestro sea más atractivo, crea movimiento y le da mejor luz a todo el ambiente.

Una buena idea es, aunque suene raro, pintar los techos de negro. Sí, nada de blanco, todo lo contrario: negro. Pintar los techos con este color hace que los objetos resalten mucho más, que los techos altos parezcan más bajos, que nuestro ambiente tenga un aire más dramático, intenso y personal, y además el negro sirve para definir más una área específica.

5. Siempre debemos usar más de un color

Verdadero y falso: la mayoría de los expertos dicen que cada mueble de una habitación debe estar caracterizado por la unión de dos o tres colores diferentes. Sin embargo, usando un único color podemos lograr un espacio con gran personalidad. 

Hay dos tonos en particular que se recomiendan: el amarillo y el rojo. El amarillo, por ejemplo, es recomendado para pintar la cocina. Es un color que nos da energías, tantas que nunca pero nunca debemos pintar un dormitorio de amarillo. Se comprobó que los bebés lloran más cuando están en cuartos amarillos. El rojo, por otro lado, estimula todos nuestros sentidos y, si el comedor de casa está pintado en dicho color, aumentará nuestra sensación de apetito.   

Podemos combinar estos dos colores de miles de maneras, tanto para el living como para la cocina o el comedor. Aunque, como dijimos, un único color siempre tiene una personalidad más fuerte.

6. Las texturas deben ser iguales

Falso: las texturas no deben ser iguales. Podemos crear paredes con colores hermosos y llamativos, y darle personalidad a nuestro hogar con un contraste de texturas. Sin embargo, atención: no exageremos.

Lo importante es dejar atrás esa idea de que las paredes deben estar perfectamente pintadas y bien enyesadas, lisas, blancas e impolutas. También podemos añadir texturas, defectos y mal pintarlas. Sí, juguemos con ellas, vamos a darles nuestra personalidad y a hacerlas únicas. Puede sonar mal o a desastre, pero la estética de lo artesanal siempre le da un toque a nuestra casa. Así que a no tener miedo. 

Es aconsejable sacarle partido a los defectos, las grietas y huecos que embellecen tus paredes. Busquemos la expresividad a través de la textura de kas paredes mal encaladas, que tienen cemento sin pulir, con ladrillos o paredes viejas. Podemos pintar sólo trozos de pared o zonas, estampar las paredes, escribir frases o incluso añadir textura con papel o cemento.

Como vemos, los mitos están hechos para desmentirse. Todo lo que nos digan sobre la pintura, podemos usarlo o dejarlo de lado. Lo que siempre debemos hacer es ser inventivos, dejar el miedo de lado y animarnos a ser únicos.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!