Llegar a fin de mes o ¿cómo reducir costos de vida?

Rocío E Rocío E
Loading admin actions …

La economía mundial nos tiene a mal traer a los simples mortales que diariamente trabajamos por un salario. Como dice el refrán: si estás deprimido por falta de dinero no estás deprimido, te falta dinero. Pero hay que sobrevivir y, mientras intentamos socializar los medios de producción, tenemos que buscar la forma de pasarla lo mejor posible. Aquí, algunas ideas para estirar tu dinero hasta fin de mes.

En homify pensamos en darte ideas prácticas y -al fin y al cabo- felices, para que puedas reducir significativamente los costos sin perder calidad de vida; o probando estilos de vida diferentes, estilos de vida alternativos y, por qué no, más solidarios. Así, compartir vivienda, deshacerte de los gastos superfluos o amigarte con la bicicleta, son algunas propuestas posibles para que no falte el sustento cotidiano, ni el techo ni el abrigo, y que sobre para alguna cosita, algún teatro, cine, libro, viajecito.

Ahorrar en seguro

Viviendas Prefabricadas: Livings de estilo minimalista por BS ARQ
BS ARQ

Viviendas Prefabricadas

BS ARQ

Las aseguradoras podrán conformarse y seguir en pié aún si reduces los costos y envuelves todos tus bienes en un sólo seguro. Informate en tu compañía sobre seguros que abarquen la mayor cantidad de elementos posibles, como la casa, el auto, y demás bienes.

No temas, es una tendencia que crece, lo importante es que te tomes el trabajo de leer atentamente la letra chica y evacues todas tus dudas con el agente que te facilite el trámite.

¡Qué paz y qué seguridad en el salón de la imagen que vemos arriba, de Bs Arq.

Compartir casa

Oficina de arquitectura: Estudios y oficinas de estilo minimalista por Estudio 26
Estudio 26

Oficina de arquitectura

Estudio 26

Quizás lo más costoso dentro de la canasta básica sea la vivienda. Compartir casa siempre fue algo típico de la etapa de estudios. Luego, los graduados podían salir al mundo con el título bajo el brazo seguros de lograr la independencia económica tan anhelada.

Hoy en día, estos conceptos se repiensan. La independencia económica es una quimera que sólo trae problemas, básicamente, es la base del individualismo moderno, donde cada uno tiene sus metros cuadrados, donde se compite sin importar la suerte del otro.

Pensalo así y vas a ver qué sano te resultará compartir vivienda. Al fin y al cabo, la especie humana comenzó su viaje viviendo en comunidad. 

Arriba, una oficina compartida de Estudio 26.

Despojate

El consumo masivo como premisa de mercado nos ha llevado a equipar nuestras casas con multitud de aparatos y artefactos con funciones específicas, diversas y hasta sinceramente inútiles. Quizás en un momento de tu vida pudiste darte varios lujos, pero hoy te das cuenta de que deshacerte de ciertos aparatos te implicará un ahorro de espacio y de energía.

Y sí, es el vaso medio lleno. Vendé todo lo que no uses y quedate con lo mínimo. Exprimite tus naranjas manualmente, lavá los platos con tus propias manos, dejá un televisor sólo en el comedor -lo cual, dicho sea de paso, evitará la contaminación de tu conciencia-.

Arriba, en la foto, una cálida escena al aire libre de Casa & Stylo.

Tu propia comida

PROYECTO Y DIRECCIÓN TECNICA - VIVIENDA UNIFAMILIAR: Casas de estilo moderno por E-PROYECT
E-PROYECT

PROYECTO Y DIRECCIÓN TECNICA – VIVIENDA UNIFAMILIAR

E-PROYECT

Si tenés un pedacito de tierra, como en esta maravillosa casa de E-Proyect, aprovechá para cultivar lechugas, calabazas, tomates, especias. Esto te redundará en un ahorro económico pero, además, en el beneficio de estar en contacto con la tierra, de ver crecer a las plantas, de nutrirte de la manera más ancestral y más sana.

Además, podés aprovechar y conseguir semillas naturales, aquellas no modificadas genéticamente. ¡Hay que reproducir y rescatar lo natural! 

Si tenés hijos, o niños cerca, qué mejor ejemplo que una huerta. Los nutrís y, de paso, les motrás el camino.

En caso de que poseas poco espacio, te servirá conocer estos Tips para armar una huerta en tu balcón.

Calor, energía, luz y fuerza

Estamos acostumbrados a tener muchos artefactos prendidos a la vez. Si el verano apremia, la gente ya no duda en poner aires acondicionados en cada habitación de la casa. En invierno, las estufas se diversifican de modo que cada ambiente conserve una temperatura cálida constantemente.

Con los ajustes y el aumento de las tarifas, nos vemos obligados a ahorrar al máximo para poder llegar a fin de mes. En el verano, usá ventiladores y dejá el aire acondicionado para cuando la temperatura sea realmente alta, mientras, intentá mantener la casa ventilada, pensá que al fin y al cabo esa vida artificial e hiper-enchufada tampoco favorece al medio ambiente.

Si es invierno, procurá mantener caliente la habitación de uso común, permitiendo que el aire cálido circule cada tanto hacia las habitaciones.

Bellísimo, por su parte, el salón que se adivina en la imagen de FEF Arquitectas, que vemos arriba.

Vender el auto

No, no salgas corriendo ante esta propuesta; vender el auto y usar el colectivo, o usar bicicletas, es menos terrible de lo que parece. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de dar marcha a los ítems de supervivencia que te ayudarán a llegar a fin de mes. 

Por otra parte, quizás tenga su lado bueno -otra vez el vaso medio lleno- esto de hacer ejercicios, salir en bici, caminar, viajar en bondi. Es cierto, ahora faltaría que las empresas de transporte público inviertan en unidades que den abasto a la creciente demanda del servicio; es cierto, aumentarán el boleto. De todos modos, te ahorrarás el mantenimiento de tu auto y -no puedo evitar decirlo- darás tu granito de arena a la preservación del planeta.

¿Tenés más ideas para ahorrar en costos de vida? ¡Compartilas con nosotros!

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!