Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

¿Cuáles son los mitos del minimalismo?

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

En este libro de ideas enumeraremos los 6 mitos más comunes del estilo minimalista.

También queremos compartirles este otro libro de ideas sobre minimalismo, para los fanáticos de este estilo de diseño.

Como hemos explicado en libros de ideas anteriores, el minimalismo es un movimiento que, con ese nombre, se limitó al arte en un principio. Nociones japonesas de diseño ya habían empezado a influenciar a algunos grandes arquitectos occidentales y poco a poco se gestaba este movimiento que ganó miles de adeptos y que no parece perder vigencia.

La consigna del minimalismo es depojar a la obra que se está creando de todos sus elementos superfluos o no esenciales. Puede ser un cuadro, una máquina, una novela, una pieza de música. En arquitectura y diseño, no se trata de otra cosa que examinar escrupulosamente el conjunto que hemos logrado y comenzar a despojarlo de las piezas que no tienen ninguna utilidad o función y que no forman parte de la esencia del espacio u objeto. 

Una serie de características fueron asociándose a este movimiento y son muy útiles a la hora de tratar de imitarlo o entenderlo. Por otro lado, esta cualidades de las que les hablamos han pasado a convertirse en mitos que los detractores de este estilo usan para desprestigiarlo. 

¿Cuáles son algunos de ellos? El primero se asocia con la paleta de colores utilizada en los espacios minimalistas. El blanco es un color comúnmente usado en esta escuela de diseño, pero no existe ninguna regla que diga que un espacio minimalista no puede incorporar una paleta más amplia. Otra concepción errada de esta escuela es que el minimalismo es aburrido, cuando más bien es lo contrario. Otro mito recurrente es el de asociar al minimalismo con prolijidad u orden y si bien la falta de elementos innecesarios favorece ambas cosas, son simplemente una consecuencia y no el fin último de este estilo. Que el minimalismo requiere de inversiones muy grandes de dinero para verse bien es el mayor mito de todos, rivalizando con la falsa idea de que está pasando de moda. Por último al decir que el minimalismo no es para todos se le atribuye una especie de pretensión clasista, muy dañina y además engañosa. 

Mito 1: los espacios minimalistas son todos blancos

Livings de estilo  por homify
homify

Casa S&S

homify

El blanco es muy usado en espacios minimalistas, así como en muchos otros estilos. Esto no descarta una amplia paleta de tonos que si bien dentro del minimalismo suelen ser bastante sobrios y suaves no están reñidos con toques de colores más fuertes aquí y allá. 

El espacio con el que ilustramos este punto tiene varias tonalidades más bien cálidas y sigue siendo minimalista. Recordemos que despojar un espacio u objeto de sus elementos no esenciales no descarta el uso del color. 

Añadimos otra foto de esta maravillosa casa minimalista. 

Mito 2: el minimalismo es aburrido

Que este estilo es aburrido es uno de los mitos más falsos de todos. Basta con enumerar los talentosísimos exponentes de este movimiento en toda clase de disciplinas como los artistas Donald Judd, John McCracken y Agnes Martin, los músicos como La Monte Young, Terry Riley y Steve Reich y los arquitectos y diseñadores Ludwig Mies van der Rohe, Dieter Rams y Luis Barragán, todos ellos leyendas de los primeros años de este movimiento. Arquitectos contemporáneos que siguen fieles a este estilo son Kazuyo Sejima, John Pawson, Eduardo Souto de Moura, Álvaro Siza Vieira,Tadao Ando, Alberto Campo Baeza, Yoshio Taniguchi, Peter Zumthor y Hugh Newell Jacobsen, entre muchísimos otros. 

Basta con ver la foto para darnos cuenta de que el minimalismo puede ser cualquier cosa menos aburrido. 

Mito 3: el minimalismo es sinónimo de prolijidad

Departamento CONCEPCION ARENAL: Livings de estilo  por Trua arqruitectura
Trua arqruitectura

Departamento CONCEPCION ARENAL

Trua arqruitectura

La prolijidad de una vivienda depende de sus dueños, más que del estilo arquitectónico que hayan elegido. El minimalismo no busca la prolijidad como un fin en sí mismo, más bien podría ser un beneficio que deriva del hecho de despojar a los espacios de elementos superfluos e inútiles. 

Elegimos la foto que acompaña a este mito, porque el espacio minimalista que podemos apreciar tiene mucho de humano. Todos objetos que vemos tienen su utilidad, pero a pesar de ello, le aportan diversos toques al lugar que nos hacen pensar en un ambiente bien vivido.

Mito 4: el minimalismo requiere de grandes inversiones de dinero

La elegancia del estilo minimalista hizo que tuviera buena acogida en estratos muy altos de la sociedad occidental, pero no por ello adoptar este estilo debería ser más costoso que cualquier otro, sino más bien lo contrario.

¿Qué lógica sugiere que despojarnos de todo lo que no sea esencial supone un gasto mayor que estilos en los que más bien se tiende a comprar y acumular?

El maravilloso espacio de la foto nos muestra como se logra un espacio minimalista gastando lo menos posible y ganando mucho en encanto. 

Mito 5: el minimalismo no es para todos

Viviendas Prefabricadas: Livings de estilo  por BS ARQ
BS ARQ

Viviendas Prefabricadas

BS ARQ

Es importante aclarar primero que nada, que ningún estilo es para todos o no es para cualquiera. Lo que rebatimos en este punto se relaciona con el mito anterior y es esa especie de superioridad pretenciosa que se insinúa cuando se hace un comentario de este tipo. Cualquier persona a la que no le guste acumular y que prefiera un enfoque más zen para su casa ya está en la onda del minimalismo, sin importar su poder adquisitivo. 

Este espacio de BS ARQ exuda creatividad y al mismo tiempo sencillez, es minimalista y no por ello estirado. 

Mito 6: el minimalismo pasó de moda

Nos produce incredulidad que haya gente que cree que el minimalismo haya perdido alguna vigencia desde sus orígenes en la década de los 50. 

Como cualquier movimiento artístico o arquitectónico que se respete, ha seguido evolucionando y entremezclándose con otros estilos que tienen premisas similares y le son complementarios. Hay mucho de minimalista en el diseño escandinavo, por ejemplo, y éste es otro estilo que sigue muy vigente.

Con el paso del tiempo, el diseño evoluciona, pero en el caso del minimalismo, sus premisas básicas siguen intactas y su vigencia se apoya más bien en el hecho de que funciona de maravillas con los retos a los que nos enfrentamos hoy en día.

Sus comentarios sobre minimalismo son bienvenidos aquí. 
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!