Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

Habitaciones infantiles: 6 consejos esenciales

María Alejandra Pucheta María Alejandra Pucheta
Loading admin actions …

Llega el momento tan especial de empezar a proyectar la habitación de esa personita especial por llegar, o bien, que ya está entre nosotros pero sin espacio propio; y llega con ello una incontenible catarata de ideas, deseos, dudas y consejos de variada procedencia.

¿Por dónde empezar? Bueno, simplemente por sentarse a leer, mirar y ordenar prioridades. En este libro de ideas te ofrecemos una serie de consejos imperdibles para tener en cuenta ante todo. Si, estas premisas van más allá de cómo sea o quiera ser el espacio disponible, el estilo pretendido, los recursos, incluso si es él o ella, uno o varios. Teniendo en cuenta todo esto ya podemos armar una base y ordenar el resto de los factores, simplificando y disfrutando este mágico proceso creativo.

Los dormitorios que verás aquí y en otros libros de ideas sobre dormitorios infantiles, están llenos de buenas ideas y de proyectos caseros divinos, y además presentan una decoración que puede modificarse y adaptarse perfectamente al paso del tiempo.

1. Acogedor

Es esencial que los niños se sientan reconfortados y protegidos en su habitación, sin embargo no es necesario llegar al extremo de volverlo estéril e impersonal. Las personas desde siempre hemos dedicado tiempo y esmero a darle identidad a nuestro refugio, a conformar nuestro lugar en el mundo, y los más pequeños no se quedan atrás. Es verdad que al fin y al cabo somos nosotros, los adultos, los encargados de materializarlo, y no por eso no debemos perder el foco de quién va a habitar ese dormitorio y qué necesidades tiene. En un ambiente amigable y flexible, el niño podrá apropiarse de su entorno y ser capaz de modificarlo, además de fomentar su creatividad.

Es muy atractivo para los chicos no tan chicos, participar en la decoración de sus espacios y ver valorados sus gustos e intereses. Preguntarles estratégicamente sobre sus preferencias es clave para poder trasladarlos a los accesorios, los cuales irán cambiando a medida que sus intereses se modifiquen.

2. Organización y practicidad

DECORACION - Cuarto para bebé: Dormitorios infantiles de estilo  por PLATZ
PLATZ

DECORACION – Cuarto para bebé

PLATZ

Un dormitorio para chicos necesita estar bien organizado y pensado para optimizar al máximo los espacios y superficies. Una buena idea es distribuido esquemáticamente en zona de guardado, zona de descanso y zona de juegos/trabajo, para luego visualizar como materializarlo: armarios, cajones, estantes a la vista, baúles, etc.

Estos pueden, además, ser abiertos o cerrados según se quiera exponer elementos decorativos o que necesitamos tener a mano, así como también pueden estar al alcance de los niños o no, dependiendo si se trata de elementos que requieren mayor cuidado o especial orden.

Es vital que los muebles que elijamos tengan capacidad para guardar lo que le es propio de forma eficiente, como juguetes de distinto tamaño, libros, ropa, zapatos, y pañales, etc.

En este tierno dormitorio de bebé diseñado por Platz, una cómoda renovada se ha convertido en una pieza indispensable para el guardado de la ropita del pequeño, el canasto de mimbre adaptado para los pañales, las latas para elementos de higiene, y todo con un toque muy delicado y acogedor.

3. Espacios seguros

Vivienda en Grand Bell: Dormitorios infantiles de estilo  por AMADO arquitectos
AMADO arquitectos

Vivienda en Grand Bell

AMADO arquitectos

Tomar recaudos para evitar cualquier accidente doméstico es imprescindible e innegociable, pero rediseñar tu casa para hacerla amigable para los niños implica mucho más que deshacerte de los adornos frágiles y de los objetos que puedan resultar peligrosos. Existen muchos elementos que se deben tener en cuenta a la hora de crear ambientes acogedores y divertidos en los que los niños se puedan sentir seguros.

Ante todo debemos evitar materiales frágiles, como objetos de vidrio o cerámica, elementos filosos o cortantes, tapar las salidas de electricidad (o utilizar enchufes del de seguridad) y evitar superficies resbaladizas, ásperas o cortantes.

Además: siempre es mejor mantener ventanas cerradas si no estamos en la habitación, o colocar rejas o redes de protección. Evita siempre los cables a la vista, de cualquier tipo. Es recomendable poner topes para que la puerta no se golpee y lastime al niño. Y, en cuanto a los muebles, es mejor si tienen bordes redondeados para evitar raspaduras.

4. Listos para hacer la tarea

Las repisas, estanterías y superficies de trabajo son casi fundamentales en el dormitorio de los niños. Es que estos espacios son mucho más que un lugar para dormir. A medida que los más chiquitos vayan creciendo, muchas actividades extra se incorporando: tareas de la escuela, arte, inglés, computación, y con ellas la necesidad de un espacio tranquilo para poder concentrarse.

Si el espacio es atractivo y cómodo, fomentaremos su interés por hacer la tarea y aprender; en él podrán mantener un orden propio y también compartir actividades con amigos y hermanos, lo cual es fundamental para el desarrollo de una persona.

Incorporar colores suaves siempre brindará al ambiente serenidad y placidez. Es ideal que el sector destinado al estudio y lectura cuente con luz natural y artefactos de iluminación puntual. Un corcho o pizarra sumará muchísimo.

5. Una casita para jugar

El juego es un factor fundamental que debe estar incorporado en el diseño de las habitaciones. Podemos acondicionar un sector del dormitorio para ello u otro ambiente, pero siempre es importante que los niños tengan como referencia un lugar para jugar y  desarrollar su rincón creativo.

Una de las tendencias más actuales y que acapara más seguidores es la de incluir en las habitaciones infantiles diseños de tiendas o casitas, creando un espacio de juegos muy cómodo, seguro y a la escala del niño. Estos geniales refugios permiten que los chicos pasen mucho más tiempo jugando a la altura del piso cómodamente, disponer de manera más fácil de sus juguetes, y al mismo tiempo evitamos tener juguetes esparcidos por toda la casa, para ganar espacio y poder seguir juntando tesoros por mucho tiempo.

Para realizarlos solo necesitamos dar rienda suelta a la imaginación y conectar con nuestro niño interior, eso sí, optemos siempre por materiales que sean suaves y lavables.

6. Contacto visual

CASA FOTOMÁTICA: Dormitorios infantiles de estilo  por ESTUDIO MYGA
ESTUDIO MYGA

CASA FOTOMÁTICA

ESTUDIO MYGA

Por último, debemos tener en cuenta el factor ubicación del dormitorio y su disposición. En algunas etapas más que en otras, los niños van a pasar mucho tiempo dentro de su habitación, muchas veces solos y otras con amiguitos, hermanos o niñera. No siempre podremos tener el total control sobre lo que allí sucede, pero sí es indispensable que no queden muy aislados del resto de la casa, de modo que con solo asomarnos podamos chequear como va todo, o saber que podremos oír cualquier llamado.

Para seguir inspirándote, te invitamos a leer el siguiente libro Dormitorios infantiles:diversión y creatividad

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!