Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

Un minigimnasio en una casa de 1928

Mariela Giaquini Mariela Giaquini
Loading admin actions …

En esta oportunidad los profesionales del estudio Paschetta & Cavallero arquitectos nos muestran un proyecto muy original que surge a partir de una problemática urbana detectada en la actualidad. Las ciudades cada vez más densas de edificios van reduciendo la superficie de patios y lugares abiertos. Vivimos encerrados y la necesidad de respirar aire fresco o contactarnos con el verde, se hace más profunda y urgente.

El proyecto que vamos a recorrer trata de una intervención en una vivienda edificada en 1928, ubicada en la zona céntrica de la Ciudad de Santa Fe. El propietario planteó el deseo de adicionar un gimnasio a la casa preexistente, pero también expresó una fuerte necesidad de “ver el cielo”. Es por ello que también se incorporó una terraza como expansión de la vivienda al aire libre.

Mirando al cielo

Como dijimos anteriormente, el programa arquitectónico planteado era singular y requería que el diseño del nuevo espacio se adaptara a la casa existente pero también al contexto urbano que la rodea. Tal como vemos en la imagen, desde la terraza, podemos observar un cielo azulino, las copas de los árboles y los nuevos edificios emergentes de la zona.

Lo nuevo y lo viejo

La vivienda, a causa de su antigüedad, está catalogada como Patrimonio Modesto, lo que llevó a que buscar una estrategia de intervención que no invadiera ni modificara la edificación existente. Como resultado el nuevo volumen crece en altura, desde un mínimo en fachada sobre la calle, hasta alcanzar el máximo sobre el patio, minimizando el impacto visual urbano.

El sistema constructivo

El volumen del gimnasio y la terraza se montaron sobre las cubiertas existentes de chapa ondulada. Para ello, se utilizó estructura metálica, cerramientos de chapa y divisiones interiores por vía seca para lograr reducir el peso y afectar lo menos posible la construcción existente.

El sello distintivo

Sin dudarlo, el gran acierto de la intervención fue el color del revestimiento de chapa. El tono rojizo incorpora calidez y fuerza al edificio a la vez que un toque industrial y moderno. Súper luminoso, el gimnasio se deja ver a través de los grandes paños vidriados que perforan el volumen y permiten disfrutar las bellas vistas hacia la ciudad.

Espacialidad interior

Aquí vemos como este nuevo espacio comienza a brillar a penas cae el atardecer. Como una linterna urbana que se suma a los diversos elementos del centro santafesino, el gimnasio va ganando territorio. Contar con un ambiente que funcione con independencia del resto de la casa, es una gran idea para lograr que un lugar donde poder relajarnos y regalarnos un momento para nosotros.

Ampliando el horizonte

Por último, nos acercamos a la maravillosa terraza que seguramente se convierta en un futuro en el lugar predilecto de la casa. Cuando comenzamos a proyectar, a imaginarnos en esos lugares que tanto deseamos; es cuando descubrimos la verdadera esencia que ese espacio va a tener. 

Si te interesa seguir conociendo más proyectos como este, te recomiendo: Casa P, un diseño fabuloso en vidrio y piedra.

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!