Lo que debemos hacer para tener una casa minimalista…

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

En este libro de ideas les presentamos 9 sencillos pasos para que la premisa menos es más se cumpla en nuestra casa. 

El aforismo menos es más tan asociado al minimalismo es del arquitecto alemán Ludwig Mies van der Rohe y es anterior al movimiento en sí. Después de la primera guerra mundial, el modernismo empezó a perfilarse y la necesidad de evitar piezas superfluas en cualquier tipo de diseño empezó a ser tendencia.

Después de la segunda guerra mundial, nace el minimalismo, un movimiento para ese entonces meramente artístico que fue apoderándose posteriormente de todos los aspectos de la generación creativa, pasando por la música, la escritura y por supuesto instalándose cómodamente en el diseño y la arquitectura.

El minimalismo no es otra cosa que despojar a cualquier creación de sus elementos superfluos, dejando sólo las partes que son esenciales para su funcionamiento. 

Este movimiento tuvo también una fuerte influencia del diseño tradicional japonés, absolutos pioneros de conceptos similares. 

La pureza y limpieza de este estilo lo han convertido en el gran favorito de quienes se oponen a diseños recargados, acumulación de objetos o piezas y en suma, a todo lo que se les antoja innecesario.

Complementaremos estos consejos con este libro de ideas que nos explica los beneficios de deshacernos de lo que ya no usamos.

Lo cierto es que adoptar este estilo en casa, no supone dificultad alguna, al contrario, es sumamente simple. La parte más difícil vendría a ser deshacernos de un montón de cosas que ya no usamos, no tienen una función específica en nuestro hogar y arruinarían el efecto que buscamos crear. Así que si ya tomamos la decisión de elegir el estilo minimalista para la decoración y diseño de casa y nos hemos deshecho de todas esas cosas que llegamos a la conclusión de que no vamos a necesitar, llegó el momento de poner manos a la obra. 

Empezar por un ambiente a la vez

Si bien hay cosas que podemos hacer para que toda la casa sea el lienzo en blanco que requiere este estilo de decoración, como vaciarla y deshacernos de lo que ya no usamos y pintar paredes de blanco o cambiar pisos si es preciso, debemos enfocarnos en un espacio a la vez en términos de decoración y mobiliario. 

El minimalismo está reñido con el caos, se trata de un estilo muy puro y simple y si diluimos nuestra atención en varios ambientes al mismo tiempo, terminaremos dándonos cuenta de que compramos piezas que nos sobran y que arruinarían el efecto minimalista. Es por ello más prudente empezar de a poco. 

Elegir los muebles

El mobiliario de una casa de estilo minimalista debe seguir todas y cada una de las premisas de esta escuela. Tengamos todo el tiempo en mente que estamos en la búsqueda de objetos que están reducidos a sus partes esenciales.

Debemos inclinarnos por muebles simples, en colores nada invasivos, líneas puras y con funciones claras e indispensables.

Mantener sólo lo esencial

Los ambientes minimalistas mantienen su pureza limitándose, como ya lo hemos repetido, a sus partes esenciales. El ejemplo que elegimos para ilustrar este punto demuestra este concepto en cada objeto. Los bancos que no tienen un solo elemento superfluo, las líneas del mesón y las alacenas, la ausencia de color.

Es así como se logra un ambiente completamente limpio, que nos transmite una cualidad bastante zen, además. 

Les mostramos los bancos elegidos para esta cocina desde otro ángulo.

Despejar los pisos

Si queremos que nuestros ambientes transmitan una esencia minimalista en todos los niveles empezaremos por abajo. Despejar los pisos es una forma de comenzar la purificación de nuestros espacios. Al mismo tiempo esto hará que los distintos ambientes en casa se vean más despejados y más grandes, ya que no estarán delimitados por alfombras y otros elementos que tengan la finalidad de separar un espacio de otro. 

Diego Jobell Arquitectos es la firma responsable de la imagen que elegimos para ilustrar este punto.

Despejar las superficies

Continuamos nuestra tarea de despeje ahora enfocándonos en todo tipo de superficies. Los adornos, especialmente aquellos cuya utilidad es meramente decorativa no tienen cabida en este estilo.

Cada objeto que necesitemos debe tener su lugar y éste no debe ser a la vista, si queremos mantener nuestras superficies vacías. 

Despejar las paredes

Seguimos en la onda de llevar el minimalismo a cada aspecto de nuestra casa y eso incluye las paredes. Idealmente para mantenernos dentro del estilo minimalistas, las paredes deberían estar vacías y pintadas de impoluto blanco, lo mismo que los techos. 

De esta forma nos ahorraremos cualquier tipo de contaminación visual que demasiados cuadros o fotografías puedan generar. 

Guardar todo donde no se vea

Indudablemente habrá objetos que seguiremos necesitando y en ningún momento el minimalismo supone una frugalidad extrema ni mal entendida, al contrario, puede tratarse de un estilo sumamente lujoso.

La diferencia es que estas cosas que usamos no están expuestas a la vista de nadie, por lo cual es vital planear con cuidado el espacio de guardado y asegurarnos de que será suficiente para albergar todo lo ya no queremos tener afuera. 

Usar sólo colores muy suaves

Una de las maravillas de los espacios minimalistas es que sentimos la mente más tranquila y despejada sólo de estar en ellos. No debemos arruinar este efecto calmante eligiendo la paleta de colores equivocada.

El color favorito dentro de minimalismos es obviamente el blanco, pero éste puede fácilmente complementarse con tonos claros, sobrios e incluso un poco desvaídos que no invadan ni el espacio ni nuestra mente. 

El proceso de eliminación

Ya mencionado en párrafos anteriores, cerramos este libro de ideas subrayando la importancia de eliminar todo lo superfluo. Se supone que llegados a este punto ya nos hemos deshecho de todo lo que sobraba, pero es preciso ajustarnos a esa premisa en el futuro o en poco tiempo nos daremos cuenta de que hemos vuelto a acumular una serie de objetos para los que no encontramos lugar en casa. 

El minimalismo no es sólo un estilo de diseño, es una forma de vida que trae un sinfín de beneficios una vez activamos el chip del desapego y dejamos de aferrarnos a cosas materiales en el afán de acumular. 

¿Listos para adoptar el estilo minimalista en casa?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!