Las 7 mejores parrillas para espacios reducidos

Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

Las 7 mejores parrillas para espacios reducidos

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Hogares insertables Nuke:  de estilo  por Ñuke
Loading admin actions …

Comprar leña o carbón y un buen corte de carne, prender el fuego, controlar la cocción, beber algo, y comer junto a los nuestros. Pocos placeres más grandes que preparar la comida y compartirla con los que queremos, en especial si es a la parrilla, con ese olor tan característico y el aire fresco que nos conecta con una de las costumbres más antiguas de la Humanidad.

Cocinar a la parrilla es un ritual, y como tal tiene sus pasos a seguir, entre ellos elegir la parrilla correcta para nuestros objetivos y en especial para nuestro espacio. Aunque tengamos un balcón, una terraza o un pequeño jardín, podemos darnos el lujito de comprar una parrilla y asombrar con una comida que, ya desde el comienzo, nos dejará con la mandíbula por el piso y un apetito bien dispuesto.

Además, la comida asada es más saludable ya que al momento de cocción permite que la grasa de los alimentos caigan y no se queden alrededor. Por otro lado, recordemos que una gran variedad de alimentos se pueden cocinar con esta técnica, desde carnes y pescados hasta verduras. 

Y como si fuera poco, otra de las ventajas de cocinar a la parrilla es que se realza el sabor de la comida y no se pierden los nutrientes de los alimentos, ni tampoco se aumenta el valor calórico de los platos.

Así que a no esperar más y a encontrar la parrilla más adecuada para nosotros.

2. Parrillas a gas

Hogares insertables Nuke: Jardines de estilo  por Ñuke
Ñuke

Hogares insertables Nuke

Ñuke

Las parrillas a gas funcionan por una chispa que enciende el gas dentro de la parrilla. Usualmente estas parrillas tienen una perilla o botón que activan un pequeño martillo que golpea la parte superior de un cristal de ignición.  Luego, el quemador mezcla el gas con oxígeno y el fuego se extiende todo de la superficie de cocción.

La parrilla a gas es bastante compacta y fácil de manejar. Además, son de bajo mantenimiento y costo, aunque suelen presentar algunos problemas. Uno de ellos es que la fuente de gas debe ser cuidadosamente colocada lejos del calor, sobre todo en espacios abiertos. 

Otro problema es la limpieza. Una vez que se hayamos terminado de asar, es necesario limpiar los restos calcinados. Esto se puede hacer simplemente con una toallita húmeda.

Aparte de eso, es una excelente opción para patios chicos o balcones.

4. Parrillas de ladrillo

Jardines de estilo  por Finoform

¿Y qué tal si construimos una pequeña parrilla hecha con ladrillos? Los que saben dicen que son las mejores, pero claro: son más grandes que el resto. Lo bueno es que, si no tenemos ganas o tiempo de construirlas, también pueden encargarse.

En estas parrillas, la chimenea es una característica adicional, por lo que el humo no es una preocupación. Por otro lado, pueden diseñarse según nuestros objetivos y adaptarse a diferentes presupuestos, desde una parrilla básica a una con muchas añadiduras.

Así que si tenemos un espacio pequeño en nuestra casa, las viejas y queridas parrillas de ladrillo pueden adaptarse a nuestros gustos y son siempre una buena opción para lograr una cocción perfecta.

5. Parrillas cuadradas

Hogares insertables Nuke: Jardines de estilo  por Ñuke
Ñuke

Hogares insertables Nuke

Ñuke

Las parrillas cuadradas son las más comunes al ser fáciles de encender y contener el fuego sin riesgo a quemarnos. 
Son las típicas parrillas que vemos en las películas norteamericanas. Son muy fáciles de armar, aunque no admiten grandes cantidades de comida.  

7. Parrillas eléctricas

En este punto quizás se enojen muchos fundamentalistas del asado, pero lo cierto es que las parrillas eléctricas son las más compactas de todas. ¿Por qué? Simplemente porque no tenemos que usar leña en absoluto. 

Además, este tipo de parrillas tiene todos los beneficios y la practicidad de la energía eléctrica. En el instante en que se gira la perilla, ya tenemos el fuego listo para tirar la carne al asador. Por supuesto que también nos ahorramos todo el humo del encendido con carbón o leña. 

Eso sí: deben estar protegidas de la lluvia para tener una mayor vida útil. 

El consumo no es elevado y más considerando que se encenderá como máximo dos veces por semana durante una hora.

¿Te gusta cocinar en parrillas? Contanos qué tipo usás
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto?
¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!