Cómo diseñar una entrada moderna

Celeste Celeste
Google+
Loading admin actions …

La entrada de cualquier hogar siempre es importante, es la imagen visible que todo el mundo tiene, ingrese o no a nuestra casa, además de ser el lugar por el que entramos, el que le da la bienvenida a toda persona que pisa nuestro hogar. Generalmente queremos que la entrada a nuestra casa que sea linda y elegante pero eso no significa que sea super ostentosa, puede ser simple pero con estilo, puede insinuar lo que hay adentro o ser reservada, hay miles de formas de ponerle la cara a una casa. Si vas a construir pero todavía tenes dudas sobre cómo definir la entrada no te pierdas éste libro de ideas en donde te damos todos los tips para diseñar una entrada moderna y con estilo.

Puerta XL

Si tenemos una fachada de gran altura una de nuestras ideas favoritas para aprovecharlo es generar la ilusión de que la puerta es extra large ¿Cómo? Elegimos un material macizo para la puerta y extendemos una franja vertical sobre la misma del mismo material, de ésta manera no sólo aprovechamos el espacio que nos queda arriba de la puerta, sino que damos la impresión de una entrada super alta. Podemos acompañar éste diseño con ventanales altos también y por qué no con plantas altas, como palmeras, o iluminación que alcance la parte superior de la entrada. Éste efecto visual es simple de realizar y siempre llama la atención de quien pase por ahí.

Homogénea atención

Una manera muy sobria de llamar la atención y que nunca pasa de moda es imitar el material que usamos en el revestimiento de la pared y utilizarlo en la puerta, de ésta manera logramos un efecto como de puerta invisible a simple vista, sin saber a dónde está o donde comienza ni donde termina.

Al parecer todo del mismo material damos la impresión de que la entrada o el frente es más amplio. Es una opción simple, porque es homogénea, y atrapante a la vez. La ventaja que tiene es que sólo nos tenemos que centrar en el diseño y el material a elegir ya que generalmente no se emplean ventanas o muchos detalles de colores en el frente.

Entrada interna

Muchas veces preferimos tener más intimidad incluso cuando de la puerta del frente de casa se trata, ésta opción es ideal para aquellas personas que prefieren una entrada más íntima. Sustraer una parte de la entrada para generar un espacio interior es una opción muy confortable, crea un espacio que, además de tener los beneficios de quedar techado, es más íntimo, resguardado y nos permite decorar la entrada con detalles como escalones, elegir el estilo de puerta que más nos guste, incluso nos da más posibilidades ya que si bien está en el exterior no sufre tanto el sol directo ni la lluvia. y por supuesto que también nos da la posibilidad de poner algún ventanal a los costados de la misma.

 Si hacemos una entrada interna como ésta una buena idea es centrar la atención en ella, dejando el resto de la fachada con un estilo más bien minimalista, utilizando los mismos colores y materiales le damos un estilo moderno y simple. Ésta opción es válida para frentes amplios como pequeños.

Entrada interna pero vistosa

Ahora bien, si decidimos hacer una entrada interna pero también queremos elegir diferentes materiales una manera de resaltarlos es elegir colores que contrasten, podemos elegir una entrada y ventanas oscuros y el resto de la fachada en tonos más claros, las combinaciones son miles, desde elegir diferentes materiales, o los mismos materiales de diferentes colores. La madera y la piedra combinan a la perfección, si bien son elementos clásicos, con un diseño moderno se llevan todas las miradas. incluso podemos jugar con esos materiales y realizar detalles en el resto de la fachada en combinación con la puerta de entrada.

Método 33 tiene unas fachadas con hermosa combinación de materiales.

Alturas

Otro modo de aprovechar la altura de una entrada es generar también una franja vertical pero ésta vez con cristales, pueden ser transparentes, que permitan ver el interior de la vivienda, espejados para resguardar un poco más la intimidad, esmerilados o de otro estilo, existen miles de opciones más en el mercado. Un punto extra de ésta decoración es que deja entrar la luz iluminando de ésta manera el recibidor y, con suerte, gran parte de la casa. Acristalar los costados y la parte de arriba de la puerta le otorga protagonismo a ésta última, lo cual nos da la posibilidad de elegir una gran puerta para que se destaque en medio de la fachada.

Camuflada

Si no nos animamos a tener tanto vidrio en la entrada de nuestro hogar, una opción que resguarda más la intimidad de la casa (pero no por eso debemos dejar de lado los cristales) es generar una entrada un poco escondida. Delante de la entrada donde se ubica la puerta podemos crear una fachada permeable, esto significa que vemos un poco la puerta y, si hay, algún ventanal, pero nos perdemos de los detalles, es ideal si queremos acristalar la entrada porque no nos perdemos de la iluminación que ingresa de afuera, sin embargo el interior de la casa deja de ser susceptible a las miradas ajenas.

Si te gusta la arquitectura moderna no dejes de ver esta casa que te inspira: Arquitectura moderna y funcional en Mendoza.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!