Soluciones para ocultar un radiador

Celeste Celeste
Google+
Loading admin actions …

Un radiador suele ser una salvación en cualquier hogar cuando pensamos en el crudo invierno, si alquilamos una casa o departamentos, el hecho que tenga calefacción siempre es un punto a favor, aunque cuando nos mudamos solemos incomodarnos al no poder moverlo o no saber qué con el hacer porque pensamos que va a romper con el estilo de la casa. Tener que cubrirlo puede ser una actividad de lo más divertida, jugamos con los colores, la ubicación de los muebles y desde ya que es una buena manera de prevenir quemaduras especialmente si hay niños en la casa.

No te pierdas éstas ideas para que puedas sacarle provecho al radiador, sea que no lo quieras ver y preferís esconderlo o si preferís utilizarlo y transformarlo en un mueble.

Mesa o estante

Así como existen radiadores para todos los gustos, clásicos o modernos, de la misma manera podemos adaptarlo e integrarlos a nuestro hogar. Si el radiador nos roba espacio en la habitación una buena manera de aprovechar y hacerlo funcional es creando un mueble alrededor de él, armando estantes a los costados y encima de él, una repisa es la mejor manera de optimizar el espacio que ocupa. Encima de ella podemos poner adornos, lámparas o incluso armar un escritorio y  a los costados, poner puertas en los otros estantes, creando así un lugar de almacenamiento o dejarlos a la vista y utilizarla de biblioteca o  poner  adornos y decorar.

Armario

Si tenemos la posibilidad de modificar o construir la habitación desde ya que una de nuestras formas favoritas de esconder el radiador es crear un armario empotrado, es cómodo y nos da muchas posibilidades de decorar sus puertas. Podemos simplemente pintarlas de algún color sobrio que combine con el resto de la habitación, o aprovechar las puertas y crear alguna pintura o motivo y agregarle arte a nuestro hogar, de ésta manera quien entre a tu hogar admirará ese rincón artístico sin saber que adentro se encuentra el radiador.

Estantería en la ventana

Si tenemos la posibilidad de elegir dónde colocar el radiador ya tenemos un punto a favor, lo cual no significa que dejemos de decorarlo. Debajo de cualquier ventana es un lugar que siempre nos genera dudas y generalmente lo dejamos vacío sin poder sacarle provecho a ese rincón. Un buen lugar para colocar un radiador es debajo de una ventana, primero porque nos ahorramos un espacio y segundo porque nos permite colocar arriba de él un estante que siempre quedan divinos si tenemos entrada de luz natural por la ventana. Podemos dejarlo descubierto o cubrirlo con una reja y ponerle arriba el estante.

Al descubierto

Si decidimos dejarlo descubierto podemos ubicar los muebles de manera que el radiador pase desapercibido ¿Es posible? ¡Si! Por ejemplo, si queremos cubrir el radiador en el living podemos ubicar un sillón que le dé la espalda, de ésta manera desviamos la atención del radiador y éste pasará desapercibido.

Si tenemos el radiador en el recibidor podemos colocar mesa que sea un poco más alta que él y así tener una cómoda donde apoyar las llaves apenas entramos. Esta idea es muy práctica porque arriba de ella podemos colocar algún cuadro o un espejo y así llevar la atención hacia arriba de la mesa olvidándonos que debajo de ella se encuentra el radiador. De esta manera pintándolo del mismo color de la pared es suficiente para que pase desapercibido.

DIY

Livings de estilo industrial por Espaces à Rêver
Espaces à Rêver

Pièce à vivre : salon – Appartement industriel chic & moderne 55m2 – 75010 Paris

Espaces à Rêver

Si nuestra habitación es sobria o tiene una gama de colores neutros y queremos agregarle vida, una buena manera de hacerlo es pintar el radiador de un color llamativo o incluso en degradé, de ésta manera lo integramos a la decoración y dejando el radiador a la vista le damos un aire industrial a cualquier ambiente.

O si no queremos que llame la atención podemos pintarlo del color de la pared o algún otro color sobrio pasando casi desapercibido y quedando mucho más elegante que sin pintar.

Baño

Si tenemos un radiador en el baño una ingeniosa manera de aprovechar el espacio que ocupa es crear un estante con mármol, éste material no sólo le da un toque de estilo a cualquier baño sino que también es ideal porque resiste el agua y la humedad. De esta manera además de esconder el radiador aprovechamos y sumamos un espacio para apoyar productos de baño, cremas  o guardar las toallas con estilo. o incluso podemos elegir un radiador con un lindo diseño y utilizarlo también de toallero, ideal para aprovechar el espacio.

Rejas con estilo

Agregarle rejas es una de las opciones más comunes pero podemos darle nuestro toque personal haciendo rejas con formas que se alejen de las clásicas a cuadros, de ésta manera le damos un toque de estilo. También una opción muy decorativa es integrarlos a la habitación colocándole pieles térmicas, si bien queda a la vista, el radiador se ve con toda la onda, te invitamos a ver las de Postigo.

Si te quedaste con ganas de saber más sobre calefacción no te pierdas éste libro de ideas: Enterate cuales son los sistemas de calefacción que hay en el mercado.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!