Tu teléfono y tu casa pueden ser inteligentes (y llevarse bien)

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Vivimos en un mundo donde la tecnología parece reinar nuestras vidas. Y la tecnología avanza a pasos agigantados, por lo que nuestra vida, de alguna manera, también. 

Lo cierto es que hace unos años sólo podíamos soñar con la tecnología que hoy tenemos a disposición. Y uno de los avances más impresionantes de la tecnología actual son las casas inteligentes (o smart houses). 

Una casa inteligente es una casa que nos permite controlar todos los lujos de las casas modernas (calefacción, luz, aire acondicionado, televisores, computadoras, equipos de audio, etcétera) desde nuestro celular o tablet con sólo tener acceso a internet. 

Esto nos permite acceder a una gran variedad de beneficios que incluyen ahorro de tiempo, energía y costos. Pero, ¿cómo un simple celular puede ahorrarnos tiempo y dinero? Fácil: si estamos llegando tarde a casa, podemos usar nuestro teléfono para activar el microondas y preparar la comida, o puede ahorrarnos dinero apagando las luces que nos olvidamos prendidas.

En Homify repasamos seis maneras de integrar tu celular o tablet a tu casa para disfrutar de las comodidades de la tecnología.

Un lugarcito para el teléfono

Hay muchas maneras inteligentes y sencillas para ubicar tu teléfono. 

Para crear puestos de teléfono (es decir, sostenes para tu celular o tableta) no hace falta más que un poco de tiempo. 

Por ejemplo, podemos usar una vieja pila de CDs que ya no usemos. ¿Cómo? Con los CDs y un poco de pegamento seremos capaces de tener una linda base (y además reciclamos materiales). Simplemente pegamos los discos entre sí y… ¡listo! Tenemos una base muy moderna para apoyar nuestro celular. 

Otro ejemplo: si tenemos un juguete de dinosaurio que ya no usamos, podemos cortarlo a la mitad y usar las patas para apoyar la base del teléfono y el resto del cuerpo como respaldo. ¿No es genial?

Otra idea buenísima: dos piezas de madera, pintura y un sencillo ensamblado. Conseguimos una madera rectangular y usamos una maderita como sostén del teléfono. De esa manera tenemos una pequeña y exclusiva biblioteca para nuestro teléfono.

Como vemos, hay muchísimas maneras de tener un sostén para celular sin gastar demasiado dinero. Porque lo principal para tener una casa inteligente es poder encontrar rápidamente nuestro teléfono… ¿no?

Escuchar música desde cualquier lugar

Muchos tenemos nuestra música favorita almacenada en dispositivos electrónicos: teléfonos, iPads , iPods o tablets. Lo cual nos proporciona música para cualquier momento. 

¿Cómo podemos integrar esta música a nuestros hogares? Hay básicamente tres maneras: con un simple cable o con altavoces bluetooth o con home theaters con receptores. 

Como la música ya está almacenada en el teléfono, es tan sencillo como conectarlo a un dispositivo que pueda reproducir esa música. 

Si pensamos utilizar un cable, sólo necesitamos conectarlo desde la entrada de auriculares del teléfono a nuestro equipo de música. Esto también aplica a los home theaters

La opción más sencilla, sin embargo, es la opción Bluetooth, una forma para que los teléfonos inteligentes puedan conectarse con parlantes en forma inalámbrica. Esto significa que podemos estar cocinando algo en la cocina y aún así ser capaces de controlar la reproducción de música en otra habitación.

Crear puntos de carga en toda tu casa

Como todos sabemos, uno de los principales problemas de los celulares es la batería. O mejor dicho la carga de batería. Siempre nos quedamos con el último poquito de energía en esos momentos importantes. Y si vamos a usar nuestro celular o tablet para manejar la casa, es importante tener siempre a mano un punto de carga. 

Además de los enchufes, podemos utilizar los cargadores portátiles, los solares, las fundas que cargan energía y los cargadores inalámbricos.

De todas estas opciones, la más útil e interesante quizás sea el cargador portátil (luego, claro, del tradicional y querido enchufe). ¿Cómo funcionan? Bueno, hay que tenerlos cargados para después cargar nuestro aparato. Si compramos varios cargadores portátiles (son baratos) y los mantenemos cargados, entonces tendremos varios puntos de carga a lo largo y ancho de nuestra casa sin necesidad de mucho gasto ni de ninguna instalación eléctrica.

Cuidado: ¡que no se te caiga el celular al inodoro!

Sí, a todos nos pasó… o a alguien que conocemos le pasó. Como los celulares van con nosotros a casi cualquier lado (incluso al baño), es probable que en un descuido se nos caiga al inodoro. Horrible situación… y desagradable, pero tiene solución. 

Al tener una casa inteligente, nuestro celular se convierte en el control de la casa y necesitaremos tenerlo encima casi siempre. Y si nos quedamos sin teléfono por un accidente, es bueno saber cómo arreglarlo.

Lo más importante es sacarlo inmediatamente del agua. No hay que dudar un instante. Sin temor, sin pensarlo… simplemente hay que sacarlo. Cuanto más tiempo esté en el agua, más difícil será arreglarlo (y si lo dejamos unos segundos de más, tendríamos que pensar en comprar otro). 

Si no se apagó cuando estuvo sumergido, el siguiente paso es desconectarlo. Si sigue prendido es probable que los circuitos se rompan. Luego habría que secarlo con alguna toalla (no usar papel absorbente) y sacarle la batería. 

Una vez que esté seco, se aconseja poner el teléfono en una bolsa llena de arroz, que luego debe colocarse cerca de un calefactor por toda una noche. El arroz absorbe la humedad.

El siguiente paso es esperar. Generalmente los teléfonos se arreglan de esta manera.

Podemos controlar todo desde el celular

Una de las principales razones por las que la gente elige instalar dispositivos inteligentes en sus hogares es por razones de seguridad. 

Los sistemas de seguridad instalados en una casa inteligente trabajan de la misma manera que el resto de los sistemas de seguridad,  a pesar de que tienen una diferencia fundamental: en lugar de tener un panel de control instalado en la casa para gestionar el sistema, todo puede hacerse usando su teléfono inteligente. Esto puede ser muy útil si estamos de vacaciones o en viaje de negocios.

Otro buen uso puede ser la iluminación inteligente, que no sólo controla el mecanismo de salida de toda la iluminación en nuestra casa desde el teléfono, sino que se puede hacer más, mucho más:  se puede utilizar un temporizador para encender las luces y bajar en un momento determinado, se puede gestionar el tipo de iluminación en cada habitación, y se puede ajustar el color y el brillo de las luces. 

Conectar teléfonos, tables, televisores, computadoras…

Miremos todos los dispositivos electrónicos que tenemos en nuestro hogar. Son muchos, ¿no? De hecho, son cada vez más. Sin embargo, todos pueden ser uno. 

Conectar nuestros aparatos a un dispositivo no es para nada difícil. Hay miles de aplicaciones que nos pueden servir. Nuestro televisor, por ejemplo, puede ser manejado por celular o tablet, sólo hay que buscar y bajar la aplicación correspondiente. También nuestra computadora puede ser operada de forma remota.

Y básicamente para todo artefacto de casa, hay una aplicación (o cable) que nos ayuda a integrar los controles remotos en un solo smartphone.

¡Queremos saber qué otros usos le das a tu celular en el hogar! Contanos...
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!