¡Rápido, rápido! ¡A limpiar antes de que lleguen los invitados!

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Limpiar nuestra casa es un trabajo full-time. Incluso si tenemos la suerte de que alguien nos ayude, siempre quedan rincones con polvo, alguna que otra miga en el piso o en la mesa, y los pelos  de la mascota que se adhieren a las sillas, al sillón o a la cama. 

Por eso es importante mantener una limpieza diaria, pero a veces la fiaca nos puede y estamos cansados por el trabajo o lo que sea. Y justo esa noche que pensábamos descansar, ¡tenemos invitados sorpresa! 

A todos nos ha pasado alguna vez, y en esos momentos es importante tener en cuenta cuáles son los pasos a seguir para que, al menos, nuestra casa esté presentable. 

Entonces, ¿qué hacer cuando queremos limpiar a los apurones? 

Esta breve guía nos vendrá muy bien cuando los amigos caen por sorpresa o quizás cuando tenemos visitas de familiares… y poco tiempo para el orden. 

Así que a desempolvar los muebles y a tomar nota para limpiar en tiempo récord y que todos queden deslumbrados.

Empecemos por limpiar las superficies

DECORACION - Cocina integrada: Cocinas de estilo ecléctico por PLATZ
PLATZ

DECORACION – Cocina integrada

PLATZ

Fundamental: tomar el trapo y sacarle el polvo a las superficies. Es la tarea por la que siempre hay que empezar. Primero le damos un repaso a la mesa del comedor, luego a la mesita del televisor, al sillón, a las bibliotecas (que acumulan mucho pero mucho polvo), al escritorio, etcétera.

Si tenemos algún producto que nos ayude, mucho mejor: nos dará un perfume adicional y dejará los muebles más brillantes.

Es importante que no perdamos tiempo de más en este paso. Con una limpieza rápida para eliminar polvos y migas, estará más que bien. Recordemos que es una limpieza superficial y que si nos ponemos quisquillosos los invitados llegarán y nos encontrarán con el trapo en la mano.

Dejemos los objetos re-lu-cien-tes

Clásicos Detalles: Jardines de invierno de estilo clásico por LLACAY arquitectos
LLACAY arquitectos

Clásicos Detalles

LLACAY arquitectos

Está de más decirlo, pero igual lo decimos: brillo es igual a limpieza. Lo opaco da la sensación de suciedad, de polvo, de dejadez. Si pasamos un trapo por objetos que no sean muebles, es decir por los adornos, los vidrios, y todo objeto que decore nuestro hogar, entonces quedarán los ambientes con un brillo que sin dudas les dará un toque espectacular.

Es aconsejable que usemos cualquier tipo de trapo pero que tengamos en cuenta el uso de rollos de cocina. Si bien se descartan rápido, los rollos absorben perfectamente la suciedad y no dejan rastros. 

Un repasito al baño…

El baño es, junto a la cocina, el ambiente más difícil de limpiar. Y a la vez uno de los importantes: nadie quiere que los invitados se encuentren con el baño sucio cuando deban usarlo. 

Como el baño es lo que más tiempo nos consume con su limpieza, deberemos ser inteligentes a la hora de limpiarlo. Lo importante es no volverse loco. Empecemos por el inodoro: un poco de lavandina eliminará cualquier rastro de suciedad y olor desagradable. Con eso y algún producto de limpieza fabricado especialmente para las superficies del baño, le damos un repasito al bidet, al lavamanos, a los grifos, y por último (y sólo si tenemos tiempo) a la bañera. 

También se aconseja aromatizar el baño con algún desodorante o pastilla para el inodoro, o incluso un sahumerio. 

Ah, y no olvidemos dejar siempre a mano rollos de papel higiénico.

Un plumerazo al televisor

El televisor es el objeto al que le damos menos importancia a la hora de una limpieza. Pero basta con mirarlo de cerca y pasarle un plumero para darnos cuenta de la suciedad que acumula. 

En estos tiempos que los televisores son cada vez más grandes y, por lo tanto, ocupan un espacio más grande en nuestro living o dormitorio, la limpieza de estos artefactos se volvió un punto importantísimo cuando queremos limpiar nuestro hogar de manera rápida.

Alcanza con hacer la prueba para darse cuenta que con un plumero y un producto para limpieza de pantallas, nuestro televisor brillará como nuevo y ayudará a cambiar el aspecto del ambiente. 

Saquemos los pelos del gato (o perro)

Acá llegamos a unos de los puntos claves en nuestro objetivo.

Cualquiera que tenga perro o gato, sabe lo molestos e inoportunos que son los pelos que desprenden. Claro que nuestras mascotas son adorables y en nuestra intimidad podemos soportar esos pelos, pero cuando llegan invitados es de suma importancia sacarlos, tarea para nada sencilla… y menos si se dispone de poco tiempo.

En el caso de los gatos, hay que decir que suelen subirse y dormir en sillas, sillones y camas, y dejar pegados sus pelos allí. En tal caso, hay elementos en la veterinarias que están especialmente diseñados para quitarlos. De todas maneras, un trapo húmedo y algo de paciencia también sirven. Empezaremos por los objetos más visibles e intentaremos dejar la menor cantidad de pelos. Si nuestro gato acostumbra a dormir en el sillón, lo primero es quitarlos de ahí y luego pasar a las sillas. A la cama, en cambio, le alcanzará con una limpieza más superficial.

Si tenemos perro, entonces habrá que prestarle especial atención al piso, sobre todo en los lugares donde la mascota suele estar. Con una escoba y las luces bien encendidas para ver los rincones, procederemos a sacar los rebeldes pelos donde quiera que estén.

Shhh… Escondamos los platos sucios

El tiempo apremia. Faltan pocos minutos para que los invitados lleguen y recién ahora nos acordamos de que tenemos algunos platos sucios en la cocina. 

A no desesperar: si no nos alcanza el tiempo para lavarlos, siempre podemos dejar la limpieza para después. Por supuesto que estamos hablando de algunos platos sucios y no de ollas con comida. 

Entonces, si queremos librarnos rápido de platos y utensillos sucios los esconderemos dentro del horno o en algún mueble alto para sobrevivir a esta limpieza de apuro. 

La luz adecuada es de gran ayuda

Reforma de Comedor: Cocinas de estilo moderno por CASA LEIRO
CASA LEIRO

Reforma de Comedor

CASA LEIRO

Hete aquí uno de los tips que la mayoría ignora. Bajar las luces antes de lleguen los invitados, sin dudas ayudará para ocultar la suciedad que se nos pasó por alto. Y además siempre queda bien en cualquier ambiente y da un toque de intimidad y buen gusto. 

Si tenemos una lámpara de pie, con eso alcanzará para disimular un poco el desorden y apuntar la mirada a los lugares que sabemos que están totalmente limpios. También podemos usar velas, que deslumbran a nuestro visitantes y además aromatizan el ambiente.

Un buen aroma dice mucho de nuestra casa

VELONES DE AUTOR: Hogar de estilo  por Lava de luna
Lava de luna

VELONES DE AUTOR

Lava de luna

Dicen que la comida entra por los ojos, y podemos agregar que la limpieza entra por la nariz. 

Como ya mencionamos, un buen olor dará la sensación de profunda limpieza que necesitamos. Tampoco hay que sobrecargar los ambientes con una mezcla de aromas que dejará al descubierto nuestra táctica y, al final, producirá el efecto contrario.

Con un sahumerio y algún desodorante suave en los sitios adecuados, nuestro hogar desprenderá un olor agradable que ayudará a cumplir el objetivo inmediato. Podemos usarlo en el living y fundamentalmente en el baño y la cocina. 

También, como ya dijimos, las velas aromáticas son de gran utilidad en estos momentos de desesperación.

¡Uf, qué cansancio! Recién termino de limpiar

Livings de estilo moderno por BOOK A TIGER
BOOK A TIGER

Keine Zeit und Lust zu putzen? Kein Problem, BOOK A TIGER hilft gerne!

BOOK A TIGER

En esta puesta en escena que proponemos, quizás el tip más jugado y útil cuando el tiempo se nos acaba es pretender que estamos en medio de una limpieza profunda justo cuando llegan nuestros invitados. 

De esa manera, daremos la impresión de que no hicimos tiempo para una limpieza profunda pero, así y todo, la  casa está limpia por los pasos que aplicamos antes. 

Claro que este último paso depende mucho de las circunstancias. Tal vez no llegamos a limpiar los pelos de nuestro gato, o no estamos seguros de haber limpiado todo el baño, y además… esta pose no del todo una mentira. A veces, realmente no tenemos tiempo y nuestros invitados sin dudas se mostrarán comprensivos ante la situación.

Siguiendo estos simples pasos, no tendremos por qué temerle a ninguna mancha de suciedad que aceche desde los rincones de nuestra casa y podremos disfrutar sin problemas de grata compañía, al mismo tiempo que nuestros invitados disfrutarán de un hogar limpio y con buen aroma.

¡Dejanos tu comentario y ayudanos con más tips para la limpieza!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!