Un cuartito en el fondo del jardín en un santiamén

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Pocas cosas más útiles que un cobertizo o como le decimos nosotros, el cuarto del fondo. Y como veremos a continuación, pocas cosas más fáciles de construir. Los cobertizos tienen múltiples utilidades y quedan divinos. Pueden convertirse en garaje de motos y bicicletas, guardar escaleras, máquinas de cortar pasto, ser un armario de herramientas, amontonar bolsas de fertilizantes o semillas, ¡y muchísimo más! 

Los cobertizos, como dijimos, son fáciles de construir. ¿Qué necesitamos? Tan sólo una cortadora eléctrica de madera, martillo, clavos y tornillos. Y algo de paciencia, desde ya.

Si el cobertizo no nos convence es porque simplemente no tenemos espacio para construirlo. La mayoría de los dueños de casa saben que no hay tal cosa como suficiente espacio de almacenamiento. Siempre quedan artefactos, cajas, adminículos de todo tipo que no sabemos dónde ubicar. Y por supuesto, siempre hay un límite en el garaje o en el sótano. En este caso, lo que realmente necesitamos es un cobertizo en el jardín.

Hay dos opciones cuando se trata de construir un cobertizo de madera en el jardín: se puede comprar un kit (y tolerar la elección del fabricante de los materiales y el diseño) o diseñar una estructura para satisfacer nuestras propias necesidades y gustos. Esta labor puede tomar más tiempo, pero es la mejor manera de conseguir exactamente lo que queremos.

Construir los cimientos

Ningún cobertizo, independientemente de lo bien que esté construido, durará mucho tiempo si se encuentra sobre una base débil. La mayoría de los cobertizos pueden ser apoyados en una base que consta de bloques de hormigón sólidos o de vigas de madera que van fijadas directamente en el suelo.

Los bloques de hormigón o madera deben ser nivelados y espaciados lo suficientemente cerca para apoyar adecuadamente el marco de piso del cobertizo. Tengamos en cuenta que es importante utilizar bloques de concreto sólido, no bloques de pared hueca que pueden agrietarse fácilmente.

Además nunca se debe construirse un cobertizo en una zona húmeda y de baja altitud, y si el lugar está expuesto al agua de la lluvia, hay que establecer los bloques o vigas más gruesas que ayudarán a proteger nuestro cimiento de la erosión.

Levantar paredes y colocar los techos

La construcción de un cobertizo es muy similar a la construcción de un castillo de cartas. Se empieza desde abajo y se sube paso a paso.

Una vez que tenemos la base, el siguiente paso es enmarcar las paredes. Una de las paredes debe tener, por supuesto, un marco de puerta y tal vez una ventana, mientras la pared opuesta, la pared del fondo, es probable que sea sólida sin aberturas para puertas o ventanas. 

Primero se construye la pared trasera y luego la parte delantera, dejando las paredes laterales para el final. 

Construir las paredes en el orden correcto es esencial. No hacerlo podría hacer que la estructura del cobertizo sea débil y pueda derrumbarse. 

Recordemos: el enmarcado de puertas se realiza en el siguiente orden: pared del fondo, pared frontal, paredes laterales. Lo mismo es para todos los cobertizos, pequeños y grandes. 

Otro paso importantísimo en la construcción de un cobertizo es encuadrar adecuadamente el techo, dado que es lo que une las cuatro paredes y forma una unidad con el piso.

Construir los aleros

A esta altura, ya deberíamos tener las placas de madera cortadas para construir nuestro techo a dos aguas. 

¿Y ahora qué? Bueno, sólo resta juntar los miradores con las vigas del techo y asegurarse de que las uñas de las maderas se enfrenten de manera correcta. A través de la viga central, se colocan las demás vigas y se unen con las paredes de los costados. 

Suena difícil pero no lo es para nada. Con mirar el cobertizo que queremos y construir una sólida base, el resto casi que se hace solo.

Instalar la cobertura y revestimientos

En esta parte empezaremos a cubrir el esqueleto de nuestro cobertizo. Y lo haremos de manera casi total. 

En primer lugar instalaremos el enchapado a largo de los aleros a dos aguas, justo por encima de las vigas. 

A continuación, instalaremos el revestimiento, que debe comenzar en la parte más baja de la cubierta. 

El esqueleto del cobertizo quedará casi completo en esta etapa. Podemos usar cualquier madera dura para estas secciones. Algunas personas utilizan varios materiales, lo cual está bien siempre y cuando todos ellos sean resistentes. 

En esta etapa es importante tener en cuenta que el enchapado es lo primero, seguido por el revestimiento, que comienza en el punto más bajo del techo.

La importancia de los plafones

Los plafones y paredes añadirán los toques finales a la estructura de su cobertizo. Al aprender cómo construir un cobertizo, estos detalles no deben ser olvidados ya que le dan un look completo que también ayuda a aislar su nueva pequeña casa de almacenamiento. 

Instalaremos los plafones entre el encuadre de las vigas y la pared luego instalar el revestimiento. Si así se lo desea, también se pueden cortar los plafones. Es clave evitar clavar el revestimiento a la ventana y puertas, por el simple motivo que todavía no las hemos instalado.

De más está decir que los plafones no son esenciales para el cobertizo, pero sí añaden un toque final que suma a la estética.

Construir e instalar las puertas

Si usted no compramos comprado un kit preconstruido para las puertas, deberemos cortar la madera para construirlas. Por supuesto, siempre existe la opción de comprar las puertas. La elección es de cada uno. 

Si decidimos construirlas, hay que cortar los madera de manera tal que la puerta pueda abrirse sin raspar la parte superior o inferior. Las bisagras tendrán que ser instaladas antes de que la puerta pueda ser adecuadamente colgada. 

¡Cuidado! Las puertas pueden resultar más difícil de construir que un cobertizo en sí. Por lo tanto, la mayoría de la gente las compra por separado. 

A esta altura, es necesario aclarar que no importa donde vivamos pero la seguridad debe ser una preocupación en esta etapa. Tratemos de comprar o hacer puertas que sean resistentes, con cerraduras resistentes. 

La hora de colocar las ventanas

Construir ventanas para el cobertizo no tiene por qué ser difícil. Lo más fácil es, repetimos,  comprar ventanas prefabricadas que simplemente deben ser instaladas. 

Si tomamos la valiente decisión de construir, deberemos cortar el marco en la forma correcta y asegurarnos de medir medir el tamaño de las ventanas para que entren al momento de instalarlos. 

Las ventanas tendrán que ser cortadas ligeramente más estrechas y más cortas que las aberturas en bruto. Si los hacemos del mismo tamaño, no seremos capaces de insertar la ventana en la abertura. 

Cuando se han instalado las ventanas, el paso siguiente es asegurarse de que están al mismo nivel antes de comenzar a trabajar en los marcos de las ventanas y los cristales.  Estos pequeños pasos le dan un aspecto de acabado, pero pueden ser dejados de lado si queremos un cobertizo básica sin los adornos.

Y, ¿qué te parece la idea?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!