¡Quiero una fuente en mi jardín!

silvia silvia
Loading admin actions …

Hay una serie de elementos que tienden a tranquilizar los ánimos de las personas cuando abren sus sentidos y se ponen en contacto con ellas. El sonido del agua que fluye y va cayendo a través de un fuente se encuentra en esta lista. No son muchas las oportunidades que se nos presentan para apreciar este fenómeno, tal vez en algún parque o jardín botánico en un lugar público.

Sin embargo, si eres de esos afortunados que puede gozar de un jardín en su vivienda, la idea de una fuente no será descabellada ni te tomará por sorpresa.

Por eso, homify ha pensado en simplificarte las cosas para que pongas manos a la obra y te animes vos mismo a instalar esta maravilla en el espacio exterior de tu casa. 

Será sera…

El primer paso que te recomendamos es estar seguro de cuál será el lugar correcto para tu fuente. Lo ideal sería que esté colocada a la vista  en donde tu familia y vos puedan disfrutar de su presencia y de su maravilloso murmullo.

Para eso, debes hacerte mano de elementos para medir el sector del terreno adecuado para su instalación pero tené en mente que también te daría mucha satisfacción poder apreciarla desde el interior de la casa.

Poné mucha atención en encontrarle un espacio que no esté muy alejado de la base eléctrica de tu hogar. 

¿Esta o esa?

En el momento de decidirte por la mejor fuente para tu jardín, es necesario que tomes en cuenta que el tamaño correcto cuenta mucho. No debería ser demasiado pequeña o quedar en desequilibrio con el paisaje. La idea que sea armónica y en proporción al terreno.

Otro detalle a considera es la altura que no debería desencajar con la de tu vivienda o el exterior de la casa.

Empieza el trabajo

Una vez que los dos primeros pasos han sido sorteados con éxito, es hora de poner manos a la tarea de su colocación. Una fuente consta de diferentes piezas que nos ayudarán a su colocación, un contenedor de agua con su tapa, un surtidor y la bomba que hace el agua recircule.

Es importante antes que nada, hacer una nivelación del terreno donde irá ubicada la fuente. Además, se debe remover el césped que se encuentra a una distancia de menos de un metro del lugar para que la zona quede limpia.

Una vez que el área este despejada, necesitamos cavar un pozo que sea de diez o quince centímetros mayor que la base de la fuente donde verteremos arena y la nivelaremos.

Ahora la bomba de agua

Una vez que el área este despejada, necesitamos cavar un pozo que sea de diez o quince centímetros mayor que la base de la fuente donde verteremos arena y la nivelaremos.

Cuando ya está todo en un nivel correcto, añadiremos la bomba en el interior para colocar la boquilla o el tubo que alimenta al surtidor.

Luego, llenaremos de agua la cubeta con dos tercios de agua. Debes siempre vigilar que no tenga fugas o que pierda, puedes utilizar silicona o masilla para sellar el agujero por donde drena la fuente.

Unir los cables

La otra cosa que debes considerar de tu fuente es la instalación eléctrica. Será necesario un enchufe que tenga interruptor integrado.

Una de las tareas más desafiantes es hacer que el cable no quede a la vista o que suponga un peligro. es posible en esos casos, cubrirlo con la tierra, o con algunas piedras pequeñas.

El paisaje la acompaña

El último paso será acompañar a nuestra encantadora fuente con una ambientación que acentúe su presencia  y nos ayude a gozar de todo su esplendor. Las opciones van de acuerdo a las preferencias y los gustos de cada uno. Algunos prefieren darle un toque más mediterráneo y otros incorporarle algún tipo de  iluminación para que por las noches brille. 

No obstante, es importante que ella siga siendo el foco de atención del jardín. Chequeá más información sobre jardines en Un jardín para las cuatro estaciones

Te animas a incorporar una fuente de agua en tu jardín...?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!