de estilo  por Studio Kiran Singh

6 Grandes ideas para tener un lavarropas en un baño pequeño

Celeste Celeste
Google+
Loading admin actions …

En la mayoría de los hogares es usual que el lavado de las prendas tenga su espacio exclusivo: sea un lavadero, una terraza, un patio o incluso integrado a la cocina, pero cada vez es más común encontrarnos con casas o departamentos en donde no tenemos espacio para la lavadora, el único lugar donde podría caber es el baño pero, ¿Cómo la integro?

Una lavadora en el baño puede resultar más práctico de lo que pensás, aunque existe un punto al que le debemos prestar una especial atención: la cuestión estética. 

Hoy en homify te traemos 6 pequeños baños en donde la lavadora es parte de ellos, logrando una armonía con la decoración este artefacto, muchas veces discordante en ambientes que no son un lavadero , hoy logra ser parte del baño en forma estéticamente bonita y, como siempre, funcional. 

Si venías lidiando con este tema, no te preocupes más, hoy seguramente encontrarás la solución para un baño/lavadero cómodo, bonito y práctico.

1. Eliminar accesorios

El primer paso antes de colocar la lavadora en el baño es evaluar la ubicación de las tomas de agua y evacuación. Una vez pensada la ubicación de la lavadora es necesario eliminar todo accesorio que puede impedir un cómodo uso de la misma, tengamos en cuenta también el modo de apertura de la puerta. 

Para lograr un buen espacio debemos eliminar aquellos muebles o elementos decorativos que nos puedan llegar a molestar, esto no significa tener un baño sin elementos que utilizamos, sino reubicarlos con cajas organizadoras o incluso estantes.

2. Aprovechar el espacio debajo de la pileta

Baños de estilo escandinavo por Apal Estudio
Apal Estudio

Baño – Reforma integral en Donostia / San Sebastián (Gipuzkoa)

Apal Estudio

Aprovechar los espacios que no irrumpen en tránsito del baño es una gran forma de aprovechar cada centímetro, sea para la lavadora, elementos del lavado u otros productos de baño, el espacio debajo de la pileta es ideal. Lo mejor es tener puertas o la clásica cortina para mantener una estética más prolija y evitar que se vea qué guardamos allí.

Lo mejor de este modo de almacenamiento es que nos proporciona mucho espacio sin quitarnos confort en el baño.

3. Lavadora escondida

Una forma fácil de asegurarnos que la lavadora combine con la estética de nuestro baño es ubicarla empotrada y colocando puertas que combinen con el resto del mobiliario del baño.

Este tip es ideal para mantener la armonía del estilo que tenemos en el baño, es fácil de hacer, práctico y cómodo. Incluso, en caso de estar diseñando el baño, podemos optar por un diseño que sea un poco más amplio que la lavadora de modo de poder incluir pequeños estantes para guardar los productos de lavado cerca de la lavadora, estos detalles harán que a la hora del lavado te olvides de que lo estás haciendo en el baño.

4. Con estilo personal

Cuando ya elegimos el lugar que ocupará la lavadora, en caso de todavía no tenerla, podemos jugar con su estética y elegir una que combina con el estilo del baño. Si bien solemos pensar que en cuestiones de lavado todas las lavadoras son iguales, lo cierto es que al igual que el resto de los electrodomésticos, su diseño se ha ampliado, desde el tamaño hasta los colores y estilos, siendo de este modo más fácil pensar en un modelo que se adapte a la estética del baño.

5. Atención a las medidas

Tomar las dimensiones, tanto del espacio disponible como de la lavadora, es fundamental al momento de diseñar o ir a comprar el electrodoméstico. Muchas veces errores de cálculo terminan por ubicar la lavadora en un espacio poco funcional o incluso en tener que reformar nuestro plan de baño.

Una gran idea es incluir la secadora en la parte superior de la lavadora, pero por supuesto si existe la posibilidad de que se ubiquen una al lado de la otra mucho mejor, la parte superior se transformará en el mejor espacio para preparar el lavado.

6. Elegir el color adecuado

Al momento de comprar el importante tener en cuenta el estilo y los colores presentes en nuestro baño, de este modo podremos optar por la lavadora que se adapte mejor con su color. Si bien existen alternativas originales y de colores, lo cierto es que muchas veces en el afán de buscar estilo terminamos rompiendo la armonía de nuestros ambientes eligiendo un color vibrante cuando nuestro baño es más bien clásico o de tonos que no combinan del todo. En caso de dudas, los neutros siempre inspiran elegancia y armonía.

Si te quedas con ganas de ver más diseños, no te pierdas: 15  Diseños de lavaderos, ¡para todos los gustos y estilos!

Contanos ¿Qué diseño te gusta más?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!