Baños de estilo  por Egue y Seta

¡6 Tips de limpieza para que tu ducha brille como la de un hotel!

Paula Meggiolaro Paula Meggiolaro

Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro
Loading admin actions …

El baño es uno de los ambientes que más cuidado, mantenimiento y limpieza requiere por estar expuesto al agua, la humedad y el constante uso. Si no se es suficientemente meticuloso, las suciedades podrían convertirse en manchas desagradables, mugre y moho. La ducha y la bañadera son los lugares más afectados por estas cuestiones, sin embargo, si se limpian periódicamente esta suciedad molesta se resuelve fácilmente.

En este libro de ideas te damos 6 tips de limpieza para que tu baño brille como nuevo.

Una cuestión higiénica, estética y funcional

Como vimos, todos los baños por más elegante que sean, están expuestos a ensuciarse por el simple uso cotidiano. La suciedad, polvo, tierra, restos de jabón u otros, se impregnan en el mobiliario, bacha, grifería, mampara de bañadera y paredes o azulejos, creando una capa que evita que brillen. La limpieza es una cuestión higiénica, estética y también funcional, ya que si la suciedad se acumula, por ejemplo, en las bisagras de las mamparas de la ducha, éstas no funcionarán correctamente.

En el caso de hongos o moho, estamos hablando de un elemento que crea bacterias vivas y cuya acumulación puede incluso ser un riesgo para la salud. Por eso que es esencial limpiarlo regularmente, además, cuanto más se retrasa su limpieza, más difícil es eliminarlos.

Métodos de limpieza con amoníaco o con peróxido de hidrógeno.

Baños de estilo  por Azulev
Azulev

Serie Senses

Azulev

Tanto el amoníaco como el peróxido de hidrógeno son potentes limpiadores. Muy efectivos para eliminar el moho o sarro que se deposita en las uniones de la ducha y los azulejos. La principal diferencia entre ambos es que el amoníaco es un producto tóxico, mientras que el peróxido de hidrógeno no lo es. Este último es adecuado para eliminar el moho de cualquier tipo de superficie, mientras que el amoníaco es adecuado para los azulejos y el vidrio. El método de aplicación es igual para ambos: se rocían sobre la superficie afectada. En el caso del amoníaco, debe diluirse con agua en partes iguales.

Limpiando con vinagre y sal

Baños de estilo  por Studio TO
Studio TO

Small Bathroom Redesign

Studio TO

El vinagre y la sal son dos productos domésticos, grandes aliados de la limpieza. La suciedad rebelde que se deposita en las juntas de los azulejos o de la grifería es efectivamente removida por una mezcla de vinagre, sal y agua. Se frota un trapo húmedo con esta mezcla y luego se repasa con un paño seco. Fácil, simple y económico.

Para ver otros métodos de limpieza con productos domésticos, te recomendamos estos dos libros de ideas.

Limpieza profunda con ácido clorhídrico

El ácido clorhídrico, conocido también como ácido muriático, es una fórmula química que a veces se utiliza como potente limpiador. Es muy fuerte, ácido y corrosivo, por lo que sólo debe utilizarse en el caso de manchas muy duras o residentes, y por supuesto, con extremo cuidado.

Para manipularlo, debemos procurar que el ambiente este bien ventilado y siempre se deben utilizar guantes. Debe mezclarse proporcionalmente con agua y tener mucho cuidado de no salpicar áreas que no correspondan. Una vez limpia la zona requerida, se deja actuar el producto por una hora y luego se enjuaga con abundante agua. Antes de repasar con un trapo seco, se deja secar solo al aire.

Otras soluciones de limpieza

Baños de estilo  por Empresa constructora en Madrid
Empresa constructora en Madrid

Tabiques traslúcidos en plato de ducha

Empresa constructora en Madrid

En el mercado hay múltiples opciones de productos de limpieza que nos ayudan a eliminar suciedades y moho. Por ejemplo, vidrios, paredes y azulejos pueden limpiarse con detergentes, aunque estos no son tan efectivos con los hongos y bacterias que pueden eliminarse sólo visiblemente pero permanecen latentes.

Pueden usarse también fungicidas naturales como el aceite de árbol de té. De todos modos, la recomendación siempre es mantener el bao limpio de forma regular y constante.

Medidas preventivas

El moho se forma por la propia humedad del baño. Las juntas de los azulejos, mampara o grifería absorben el vapor de agua que luego se convierte en moho. Tarde o temprano habrá que limpiarlo con alguno de los métodos que hablamos más arriba pero existen medidas preventivas simples y fáciles que podemos implementar.

Por ejemplo, si tenemos cortina de baño, no la dejemos empapada luego de ducharnos, formando pequeños charcos. Podemos utilizar bórax o sal de boro para limpiar y evitar las esporas de moho. Tratar de que que las juntas estén siempre bien selladas y que no haya pequeños agujeros donde puede acumularse suciedad.

¿Tenés algún otro consejo de limpieza? 
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!