Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

Una casa-mirador a orillas del mediterráneo

Maria Florencia Ferraro Maria Florencia Ferraro
Loading admin actions …

En el libro veraniego del día de hoy, te proponemos descalzarte para caminar por la costa del mar mediterráneo y descubrir la obra de los arquitectos Cadaval y Solà Morales en Port De la Selva (Gerona), a partir de una producción fotográfica realizada por Eugeni Pons.

La obra que visitamos en este libro se encuentra próxima al Mar Mediterráneo y fue denominada por sus autores como la Casa Girasol. La casa se emplaza en una de las áreas más bellas del litoral español y presenta un diseño formal-tipológico contemporáneo que se acomoda con ingenio a la topografía natural del terreno para ofrecer diferentes miradores hacia el mar.

La volumetría de la casa se define a partir de una yuxtaposición de cajas blancas que se orientan en diferentes direcciones, adaptándose a las condiciones climáticas extremas y al viento del norte de la Costa Brava. También, ese juego volumétrico intenta descubrir nuevas visuales panorámicas desde el espacio interior de la vivienda.

Eugeni Pons es un fotógrafo que se dedica a la fotografía experimental, la arquitectura y el paisajismo, con una oficina ubicada en la localidad española de LLoret.

Te proponemos descubrir una propuesta residencial diferente, que fue diseñada por un estudio de renombre que ha obtenido múltiples premios a nivel internacional y hoy en día tiene su estudio en Barcelona y una oficina satélite en México.

Una flor como morada

La casa organiza el programa de necesidades en dos niveles, ubicando en el nivel de acceso el área más social que incluye una cocina en “L”, el comedor, un sector de lectura individual, una biblioteca con hogar a leño suspendido, un estar de doble altura y un baño completo. En planta alta, acomoda dos dormitorios, un estar y una suite con vestidor y baño privado.

El partido arquitectónico de la casa imita una flor que se acomoda en la montaña y se abre hacia el entorno para obtener diferentes vistas hacia el paisaje.

La casa se puede recorrer en todo su perímetro gracias a un deck que nos conduce en un nivel inferior hacia el sector de la pileta. Así, la obra establece un vínculo franco y único con la montaña y el mar, que es el leitmotiv que se plasmó en todos los ambientes del proyecto.

​Un baño minimalista

El baño de la planta baja, se define a partir de una estética minimalista, que se refuerza por la utilización de artefactos de líneas simples y de color blanco. El ambiente se comunica con el exterior por medio de una puerta que optimiza su uso desde los diferentes sectores de la casa.

​Pasarela-mirador

Una pasarela-mirador balconea el sector del living y conecta la suite principal con el resto de los ambientes de la planta superior. La gran superficie vidriada vuelve el paso diario de los usuarios por dicha pasarela una verdadera experiencia sensorial.

En todos los ambientes de la casa, la intención de los autores fue encuadrar una perspectiva propia sobre el paisaje, volviéndose el elemento principal y protagonista del espacio interior de la obra.

Un rincón dedicado a la lectura

Junto al living de doble altura, se ubica un espacio dedicado a la lectura y al descanso que se define a partir de cuatro módulos de bibliotecas que se acompañan con una poltrona, una mesa y una lámpara de pie modernas, cuya atmósfera se completa con un hogar a leños del tipo suspendido y dos canastos de mimbre. Corona la escena, una alfombra de color vibrante que aporta textura y calidez al sector.

Cocinar a orillas del mar

La cocina se organiza en un partido en “L” que se completa con una isla central que ubica un breakfast con banquetas de color que contrastan con el mobiliario blanco y la mesada al tono. Así, esta cocina se presenta con una estética minimalista.

El corazón de la casa

El estar es el espacio central de esta vivienda que se desarrolla en una doble altura para bañar de luz natural el interior de la casa y poder vincularse al patio trasero.

Por razones climáticas, la casa presenta una cubierta verde que amortigua y controla los cambios de temperatura en el interior, brindando mayores niveles de calidad de vida a sus usuarios.

Por su búsqueda formal y su resolución constructiva, esta vivienda determina una obra de arquitectura contemporánea de cuidado diseño que ofrece una relación fraterna con el mar y la montaña.

No dejes de leer el siguiente libro de ideas! ¿Te imaginás tener una cocina con vista a un paisaje soñado?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!