Un refugio entre los árboles

Maria Florencia Ferraro Maria Florencia Ferraro
Loading admin actions …

En el libro de ideas veraniego de la jornada de hoy, te presentamos el proyecto de una obra residencial del estudio mexicano IURO. La casa se implanta en un lote selvático ubicado en la zona de Camino Coba.

El diseño de la casa procura no alterar su entorno natural mediante el uso de una escala acorde y una terminación que imita la tierra arenosa característica del lugar.

Los profesionales del estudio IURO cuya oficina se ubica en Tulum (México) tienen una amplia experiencia en el desarrollo de proyectos residenciales y comerciales, que destacan por el vínculo franco que tienen con su espacio próximo exterior, desdibujando los límites entre el interior y el exterior. Como se presentan en su página web, los arquitectos proponen soluciones integrales acordes a las necesidades del cliente sin descuidar el ambiente en el que se implanta.

Ahora, nos adentraremos en un paisaje selvático para recorrer una morada que fue diseñada para el disfrute y el descanso, sin duda fue pensada como un refugio entre los árboles. Si estás trabajando, te invitamos a tomarte un break de 5 minutos para disfrutar de esta vivienda que intenta mimetizarse con la selva y captar las mejores vistas desde todos sus ambientes.

Un claro en la selva

La aproximación a la vivienda a pie está cargada de suspenso e intriga y cuando menos lo imaginamos un camino sinuoso de madera nos conduce a un claro en la selva y nos ubica en la entrada a la vivienda. La volumetría de la casa es simple de líneas rectas, despojada de cualquier detalle suntuoso o decorativo. Así, la obra no compite con la belleza de su entorno natural tan espeso que casi no deja llegar la luz del sol al piso.

El programa de necesidades de esta vivienda suburbana es simple, ya que consta de una cocina con comedor diario, un living y el sector íntimo. En el interior la caja arquitectónica es blanca y el interiorismo se logra a partir de toques de color en el mobiliario y en objetos de deco, complementándose con las maravillosas vistas que se obtienen del paisaje selvático desde cada una de las aberturas de la casa.

Un comedor diario esquinero

La cocina se organiza en una tipología en “L” cuyo espacio de trabajo se complementa con una isla central que acomoda el breakfast y el sector de cocción. Destaca el mobiliario elegido para el bajo mesada y las alacenas que tiene una pátina de envejecimiento que es original y le aporta calidez al ambiente.

Próximo a la cocina, se encuentra un comedor diario esquinero que se hizo a medida para aprovechar el espacio disponible. El comedor se define a partir de un sillón en “L” que se acompaña de una mesa con tapa de madera clara y patas de hierro. El color lo aporta un cuadro que se ubica por encima del asiento y una serie de almohadones que combinan el color verde y el rojo con un tono neutro.

El color rojo y el verde son -según el círculo cromático- complementarios lo que significa que su combinación –cuidando el tono de saturación de cada uno- puede generar composiciones tonales muy interesantes.

​Menos es más

El living de este refugio entre los árboles se organiza utilizando pocos elementos que fueron cuidadosamente elegidos. Así, un sillón de tres cuerpos con apoyapiés y un sillón individual al tono, definen el esquema de este espacio, que se acompaña con un aparador de madera donde se ubican dos veladores.

Una forma de darle nuevo uso a los canastos de nuestro hogar, es utilizarlos como revisteros, recurso que se utilizó para la deco interior de este ambiente. Otra buena idea, es utilizar un viejo banco de madera para colocar un portarretrato o una obra de arte. Destaca la raja de vidrio que presenta la caja arquitectónica inundando de luz y verde el espacio interior.

Tramas de luz y sombra

Los interiores de la casa se protegen de la incidencia directa del sol mediante pérgolas de madera dura que dibujan tramas de luz y sombra sobre piso y paredes.

Sin linderos

El dormitorio es un espacio abierto y luminoso que dialoga con su entorno mediante la presencia de grandes superficies vidriadas. Aquí, en un entorno aislado sin linderos, la privacidad se abandona para disfrutar de la belleza del paisaje y su mutación durante las distintas estaciones del año.

¿Te gustó la ambientación despojada de esta casa? Si querés más ideas para tu hogar, no te pierdas el siguiente libro!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!