Una casa increíble en la costa bonaerense

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

Hoy vamos a conocer juntos la Casa Wein, un proyecto del Estudio de Arquitectura Besonías Almeida. La casa se encuentra en Costa Esmeralda, en un emprendimiento privado sobre los médanos de la costa bonaerense y a tan solo 390 kilómetros de Capital Federal. El terreno donde se efectúo la construcción se destaca por su abrupta geografía, un médano de gran altura rodeado por un bosque nativo y una reciente plantación de pinos. Casa Wein cuenta con una superficie de 1300 m² de los cuales solo 167 m² representan la superficie construida.  

El estudio esta integrado por María Victoria Besonías y Guillermo de Almeida, dos talentosos profesionales con amplia experiencia en la proyección y dirección de obras. Casa Wein es uno de sus más recientes proyectos y en el cual recibieron la colaboración de las arquitectas Florencia Testa, Denisse Gerard. 

¡Basta de preámbulos! Iniciemos el tour por esta fabulosa casa…

El proyecto: la idea fundadora

Los comitentes de este proyecto querían una casa con una estética constructiva moderna pero austera y de bajo mantenimiento. Los motivos detrás de este singular pedido están relacionados con el uso que se le daría a la nueva propiedad.  

Además, considerando la belleza del entorno, era imprescindible que el proyecto contemplará una casa con terrazas de expansión y grandes ventanales de paños vidriados para que el disfrute del paisaje fuese absoluto. En fin, el resultado es una casa que se presenta fuertemente influenciada por su entorno y su geografía. Volumétrica, alta e imponente pero aún así, austera y sencilla.

La construcción y los materiales

Los profesionales optaron por emplear hormigón H21, un material que consideraron muy adecuado para este proyecto especifico ya que gracias a la calidad expresiva del hormigón, su resistencia e impermeabilidad no requiere de tratamientos posteriores u acabados superficiales.

La construcción empezó a generarse a partir de una rampa que, cortando el médano, permite el acceso vehicular o peatonal a la casa. Desde allí, gracias a la presencia de una escalera exterior – interior se  accede a la zona más alta del médano, lugar este donde se pueden disfrutar de unas privilegiadas vistas.

Las distribuciones

Sus propietarios, dos familias con niños pequeños, anhelaban una casa que contase con ambientes generosos y espacios integrados donde pudieran celebrarse todo tipo de reuniones sociales; además se necesitaban tres dormitorios, dos de ellos en suite.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, la casa propone un gran espacio social. En este espacio se alberga la cocina, comedor y living. Este ambiente esta prácticamente abierto y libre, donde el único elemento fijo es una mesada, a través de la cual se da mayor privacidad al sector cocina en relación con el resto de la zona social.

Los detalles

En todos los ambientes se proyecto un sistema de ventilación cruzada, detalle que permite a la brisa marina actuar como refrescante natural de los interiores. Así, solo se recurriría a la refrigeración de los ambientes en días de temperaturas extremas. La calefacción, en cambio, se planteó a través del uso de un sistema de piso radiante, pero no solo eso, también se incluyó un hogar de estilo salamandra.  

Los escasos tabiques interiores son de ladrillos huecos revocados y pintados con látex blanco. El piso es de paños de cemento alisado divididos por planchuelas de aluminio. El encuentro entre muros y suelo se resolvió con un perfil rehundido de aluminio a manera de zócalo.

Interiores conectados con exteriores

Los grandes ventanales y número mínimo de tabiques, crean espacios íntimamente conectados con la naturaleza circundante. Las actividades en esta planta principal también se expanden sobre tres terrazas, ellas además de ser espacios sociales son también  espacios de contemplación y disfrute del paisaje.

Asimismo, cada uno de sus ambientes reciben toneladas de luz natural a la vez que la misma también es controlada por aleros y tabiques verticales.

El baño en suite

A través de una escalera interior, se llega a una circulación a lo largo de la cual se accede en primer lugar al baño general y luego a los tres dormitorios. 

En esta imagen podemos descubrir uno de los dos dormitorios en suite que posee esta fabulosa casa. Los baños que acompañan los dormitorios principales, se encuentran en el centro de la planta y por ello se iluminan y a través de aberturas en el techo.

El dormitorio

Cerramos este recorrido por Casa Wein con una vista más completa del dormitorio. El enorme ventanal permite alucinantes vistas, sin duda, la única decoración necesaria en este espacio diseñado para el descanso.

Querés ver más proyectos similares, no te pierdas La casa de fin de semana de un arquitecto

Qué te parece la arquitectura brutalista?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!