Lavavajillas: ¡El mejor no siempre es el más caro!

Rocío E Rocío E
Loading admin actions …

Algunos electrodomésticos necesitan especial atención antes de su compra, tal es el caso del lavavajillas. Si no conocemos mucho del tema, si es la primera vez que compramos uno o si queremos un cambio cualitativo, muchas veces tendemos a comprar lo más caro, pensando que será lo mejor. No es así, al menos no necesariamente.

Por eso elaboramos este libro de ideas, con seis factores fundamentales que te ayudarán a eliminar variables y llegar al producto más adecuado a tus necesidades. Factores como la limpieza, el uso de energía, el tamaño, el

ruido, las características puntuales y, claro está, el precio, deben ser evaluados de acuerdo a cada caso, a cada casa.

Te invitamos a conocer a fondo este electrodoméstico mediante seis cocinas increíbles del catálogo de homify. ¡Adelante!

Factor limpieza

No descuides este detalle cuando vayas en busca de tu lavavajillas a la tienda de electrodomésticos. Los lavavajillas no son muy fáciles de lavar manualmente, si no que requieren de un cuidado y mantenimiento especial con vinagre para mantenerlos higienizados.

Por eso es importante que el que compres posea filtros de limpieza, de modo que la suciedad quede resguardada y puedas desecharla fácilmente. Algunos equipos poseen programas de lavado específicos para auto-limpieza. 

Factor tamaño

El tamaño de los lavavajillas es variable, más allá de las medidas estándares que podamos conseguir. Si en tu casa son pocas personas, claramente te bastará con un lavavajillas estándar, cuyas medidas oscilarán alrededor de los 60 cm de ancho. Estos modelos de lavavajilas están diseñados para lavar un promedio de  12 cubiertos, de modo que te deja un margen interesante para cuando tengas invitados a comer.

Por lo general, los muebles de cocina actuales preveen la inclusión de lavavajillas. De lo contrario, buscá un equipo cuyo sistema de instalación se adecue a la disponibilidad de tu cocina (incluyendo cañerías y posibilidad de lavado frío y caliente).

Pelos y señales: características básicas

Como en todo electrodoméstico, cada marca te ofrecerá características comunes y otras exclusivas para cada necesidad. Por lo general, si una busca calidad debe recurrir a marcas con cierto reconocimiento y no basarse sólo en el diseño, el color o el modelo.  

Por otra parte, la mayoría de los artefactos para el hogar modernos tienen un sistema de uso bien intuitivo, por lo que no habrá demasiadas complicaciones con respecto a las funciones básicas del equipo. Lo importante es tener en claro cuáles son los programas de lavado (inicio diferido, lavado, pre-lavado, delicado, intensivo, etc.), cuánto espacio interior posee el lavavajillas y procurar que por dentro sea de acero inoxidable. Además, el equipo debe ser capaz de lavar a una temperatura de ente 40° y 70°.

Bella la cocina de Senza Espacios, ¿no?

Factor consumo

COCINA - SyP: Cocinas de estilo moderno por Vorm
Vorm

COCINA – SyP

Vorm

Hoy en día es importante, como compradores, que aprendamos a elegir los electrodomésticos según el nivel de consumo energético que implican. En el caso del lavavajillas, debemos tener en cuenta el consumo de energía en KW, así como el de agua, que se mide en litros. 

La eficacia de este producto radicará en la capacidad de lavado, secado, y en la cantidad de cubiertos que pueda contener en cada lavado. El consumo varía según el nivel de suciedad de la vajilla y la cantidad. La referencia estándar, para un modelo de 60 cm, es de 16 l.

En la imagen de arriba, una encantadora cocina de Vorm.

Factor ruido

Un factor que no podés pasar por alto es el del nivel de ruido. Además de consumir casi tanta energía como una heladera o un lavarropas, los lavavajillas pueden provocar ruidos bastante molestos en la casa. Es por eso que tenés que prestar mucha atención al nivel de decibelios indicado en el equipo. Dicho esto, tenés que saber que los fabricantes deben, por ley, indicar las cifras de ruido en cada producto. 

Un programa de lavados estándar puede alcanzar entre 45 y 60 decibelios. Esto hablando de modelos nuevos con lo último en tecnología. Quizás, si encontrás un modelo que supere esas cifras, te convenga más lavar los platos a la vieja usanza.

Arriba, un espléndido mueble de cocina de Agustín Cetrángolo.

Factor precio

Casa del Cabo: Cocinas de estilo moderno por Remy Arquitectos
Remy Arquitectos

Casa del Cabo

Remy Arquitectos

Cerramos el libro con una sensacional cocina de Remy Arquitectos y un último factor: el precio. Ojo con el tema del precio porque suele ser todo muy relativo. A veces encontramos equipos muy económicos que gastan mucha más energía que los costosos. También encontraremos las mejores marcas sin capacidad de ingreso de agua caliente, o con un consumo superior a los 14 o 16 litros. 

Es decir que más allá del valor de compra, lo que tenemos que evaluar es cuánto se ahorra a largo plazo, en agua y en energía eléctrica. En el primer caso, está comprobado que los lavavajillas colaboran en el ahorro de agua. De todos modos, la energía eléctrica que demandan es casi la misma que un lavarropas. En este sentido, lavar los platos diariamente puede ser lo más caro que hagas en la vida aunque, es cierto, si tu familia no es muy numerosa bastará un sólo lavado diario. 

Si estás necesitando equipar tu cocina, visitá el siguiente enlace para elegir bien tu heladera: Todo lo que hay que saber antes de comprar una heladera.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!