6 tips para un placar más prolijo

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

En este libro de ideas les acercaremos 6 consejos para tener un placar más prolijo.

Muchos de nosotros compramos a un ritmo mucho mayor del que nos deshacemos de lo que ya no usamos. Por esta causa nos preguntamos cada tanto cómo es posible que el estado de nuestro placar sea tan calamitoso, pero de seguro hay muchas razones para que esto pase.

Un placar desordenado tiene consecuencias negativas, que se reflejan principalmente en el estado de nuestra ropa. Si no tenemos el espacio suficiente, cada vez que saquemos algo que teníamos colgado o doblado en un placar al que no le cabe ni un alfiler, seguramente saldrá arrugado y tendremos que plancharlo. Es una tarea tediosa, y francamente, ¿quién tiene tiempo hoy en día para hacer eso cada vez que vamos a salir?

Una consecuencia onerosa para nuestro bolsillo, es que al sobrepasar la capacidad de nuestro placar, vamos a terminar arruinando cajones y estantes, que fueron hechos para cierta cantidad de peso, de la cual invariablemente abusamos. 

Otra desventaja es que llega un momento que la cantidad de ítems supera la capacidad de nuestra memoria también, haciendo muy molesto el proceso de elegir la ropa y combinarla. Creemos recordar que teníamos una campera de tal o cual color, pero lo cierto es que ni nos acordamos muy bien de la prenda en cuestión y muchísimo menos del lugar donde fue vista por última vez. 

Los zapatos y zapatillas merecen párrafo aparte. Llega un momento en que tenemos tantos que podríamos hacer columnas de más de 3 niveles. Si los mantenemos en cajas, lo cual es altamente recomendable, no hay espacio que pueda albergar la cantidad. 

Si nos sentimos identificados con algunos de estos dilemas, es tiempo de enfrentarnos con la desagradable verdad de que debemos tomar medidas para mantener un guardarropa más eficiente, que cubra nuestras necesidades, sin hacer explotar nuestro placar con todo adentro. 

Deshacernos de lo que dejó de gustarnos

La vida cada vez se mueve más rápido y nosotros con ella. Las modas se suceden unas a otras con velocidad de vértigo y nosotros nos hemos acostumbrado a ese ritmo.

La consecuencia es que lo que nos gustó hace un par de días, nos parece démodé unas semanas después. Tenemos la costumbre de acumular y seguir guardando cosas que ya no nos gustan o que pasaron de moda con la esperanza de que harán un come back. 

La mejor recomendación es tener un guardarropa de básicos es decir de piezas más clásicas y no tan sujetas a las veleidades de las tendencias más actuales y cada temporada comprar un par de piezas menores para actualizar nuestro placar.

Una vez que una prenda dejó de gustarnos, es difícil que vuelva a caer en estado de gracia. ¿No es mejor regalarla o donarla y hacer feliz a alguien que sí la aprecie?

Subrayamos este punto compartiendo con ustedes este libro de ideas donde enumeramos los beneficios de deshacernos de lo que no usamos.

Deshacernos de lo que ya no nos queda bien

Una mala compra es algo que puede pasarle a cualquiera. También muchas veces recibimos regalos que no fueron muy pensados por sus compradores y que nunca llegaron a quedarnos bien del todo.

También están esas cosas que compramos aquella vez que la ansiedad nos estaba matando y nos comimos nuestro estrés, con la consecuente subida de peso o cuando se nos dió por entrenar para maratones y al pasar el furor nos encontramos con un montón de prendas deportivas que ya no nos entran. 

Estas piezas suelen terminar en el fondo del placar y en poco tiempo nos olvidamos de su existencia. Claro que podrán desaparecer de nuestra memoria, pero en el placar siguen y seguirán ocupando espacio.

Prendas y accesorios en mal estado

Nos prometemos a nosotros mismos que vamos a llevar a teñir esa cartera completamente desvaída o que le vamos a cambiar el taco a esas botas que tienen 15 años con nosotros.

Si la lista de ítems en mal estado de los que no nos deshacemos por motivos sentimentales o porque estamos convencidos de que los haremos arreglar en algún momento no para de crecer, llego la hora de tomar cartas en el asunto. 

Seamos sinceros con nosotros mismos y tengamos en cuenta que una vez que nos deshagamos de estas cosas en mal estado que nunca encontraremos el tiempo de llevar a arreglar, le harán espacio a las prendas nuevas que queremos comprar.

Espacio para colgar y doblar

Un placar lógico debería tener tanto espacio para las prendas que necesitan estar colgadas, como tapados, camisas o vestidos, como para las que deben mantenerse dobladas como piezas tejidas que se estiran al estar colgadas y que deben ir en estantes o cajones.

El walking closet de la imagen es de Junor Arquitectos, verdaderos expertos en este tipo de ambientes. 

Dividir la ropa de acuerdo a la ocasión

Una forma inteligente de distribuir la ropa en nuestro placar es por categorías.

Es mejor guardar las prendas para ocasiones más formales todas juntas, mientras conservamos la ropa más casual e informal a la mano. Al momento de elegir qué ponernos tendremos las opciones para eventos similares todas juntas, lo cual nos ahorrará tiempo y trabajo.

Luego cuando nos inviten a un casamiento, iremos al lugar donde están todos nuestros vestidos y haremos una selección con varios finalistas que pasarán a la etapa de prueba y desfile frente al espejo. 

Guardar aparte la ropa fuera de estación

La ropa que sólo puede usarse durante el invierno y el verano, los dos momentos climáticos más acusados del año, debería estar guardada en un espacio aparte, del que nos acordaremos solamente cuando se acerque nuevamente esa época. 

Manejar en esta forma la ropa de acuerdo a la estación tiene otra finalidad práctica muy buena: si vemos que van uno o dos años sin que hayamos tocado aquel tapado o ese vestidito floreado, pues queda claro que llegó la hora de deshacernos de ellos. 

Acá les incluimos otra toma de este placar que nos encanta. 

¿Les gustaron estos tips para ordenar el placard? ¿Tienen algún otro que les gustaría compartir?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!