Una ampliación diferente

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

Nos vamos a Hamburgo en Alemania a conocer un proyecto que es ejemplo de funcionalidad y buen aprovechamiento de los espacios. Claro, todo ello después de la reforma…

La pequeña casa que vemos en esta imagen revelaba un presente y futuro desalentadores. Pequeña, vieja y mal mantenida, así se encontraba la casa, tal y como la vemos en esta imagen. La reforma no solo la mejoro por fuera y por dentro sino que además, consiguió agrandar sus espacios. 

El arquitecto Daniel Wickersheim además llevo a cabo un estudio para mejorar el confort en los interiores, sustituyendo el aislamiento y las instalaciones. El resultado: más calidad y un ahorro energético del 70%. 

Te contamos todos los detalles a continuación…

Antes: La antigua fachada

La fachada se encontraba en un estado muy desolador. Su composición, materialidad y, en definitiva, su aspecto necesitaban una transformación urgente. El color beige de las paredes evoca tiempos pasados y mucha tristeza. Las ventanas no eran las adecuadas, tampoco las persianas que las cubrían, que no respondían a las necesidades de los interiores. En su acceso, el jardín de la entrada también necesitaba ser intervenido, y es que se había dejado al abandono al igual que la vivienda.

Después: Una ampliación ganadora

Uno de los principales problemas de la casa, aparte de su aspecto, era que no respondía a las necesidades de sus habitantes. La familia que la crecía así no la superficie habitable de la casa. La solución entonces, viene de la mano de la mejora y ampliación del altillo. Además, se decido por ampliar la planta primera, cerrando la antigua terraza. El patio en planta baja era suficiente y de esta manera, podían crearse nuevos ambientes interiores. La idea estaba clara pero, ¿cómo podía llevarla a cabo? 

Se mataron dos pájaros de un tiro y la ampliación consiguió cambiar su composición e imagen. Las nuevas líneas rectas y la regularidad de las formas, establecieron un lenguaje totalmente distinto, más contemporáneo. La madera fue el material elegido para cubrir este nuevo volumen anexado el cual además, se pintó de celeste, para intentar integrarlo al paisaje del vecindario. Las nuevas aberturas introducen luz en los interiores, que ahora son…

Antes: Un altillo anticuado y en desuso

Los altillos suelen ser los espacios menos aprovechadas de una casa. La morfología que resulta de los techos inclinados trae algún que otro golpe de cabeza.

El papel tapiz que cubría las paredes, la alfombra en el piso y la estructura de madera vista, creaban una atmósfera algo deprimente y muy poco habitable. 

Si la forma del techo no podía modificarse, ¿cómo podía mejorarse este espacio?

Después: La vuelta a la vida

Ni el techo inclinado ni la estructura de madera podían sustituirse. Por eso, se las intentó incluirse de la mejor manera posible. 

El cambio más importante viene de la eliminación de los tabiques, ya que ellos dividían el espacio bajo el techo, de esta manera se amplio el espacio. La estructura de madera se lijó, logrando que la madera recuperara su color original que es sin duda, más acorde con el nuevo paisaje de la casa. El blanco lo inundó todo: paredes, mobiliario y carpinterías. 

La luz que entra ahora por las ventanas se reflejaba en las superficies y agrandaba visualmente los espacios. Esta es ahora, una habitación habitable y práctica: en un nuevo dormitorio.

La cocina en planta baja

En planta baja encontramos las estancias de carácter público, mientras que en los niveles superiores se ubicaron las habitaciones más privadas. Nos asomamos a la cocina, un espacio amplio y luminoso ubicado junto al acceso. Su nuevo diseño es práctico y funcional, y responde a un de los objetivos que perseguía este proyecto de ampliación: ganar espacio y funcionalidad donde antes no existía. La nueva distribución es abierta y fluida; en pocas palabras, sencilla.

En los planos

Este plano en sección muestra, una vez más, los cambios introducidos en la casa. Sobre el nuevo volumen se creó una pequeña terraza, para que los habitantes de esta casa no sacrificaran ningún espacio de los que tenían antes. 

Las paredes coloreados de rojo fueron reparados y se mejoró su aislamiento: los habitantes disfrutan ahora de un mayor confort por menos dinero.

¿Qué te pareció este proyecto?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!