Mi primer bonsai

Celeste Celeste
Google+
Loading admin actions …

Sin duda los bonsais son muy decorativos y, si bien se están viendo con mayor frecuencia en los últimos años, es un arte que se originó hace dos milenios en China, y tiempo después se trasladó a Japón. Bonsai significa “cultivado en bandeja’.

El bonsai, cultivado por los monjes, estaba ligado a los nobles y la alta sociedad, era considerado puente entre el cielo y la tierra y simboliza la eternidad, ésto último  tal vez tenga que ver con el hecho de que es un arte viviente, y, bien cuidado, un bonsai puede pasar por muchas generaciones sin perder su belleza.

Tener un bonsai en el interior o en un jardín siempre es una idea acertada, tienen estilo y es imposible no mirarlos y admirarlos, pero lo cierto es que es una planta que requiere mucha atención y cuidado si queremos que sobreviva y sacarle provecho de su diseño. Un bonsai no es la mejor planta para regalar ya que no podemos asegurarnos que la persona que lo recibe realmente se quiera dedicar a éste arte, pero si decidimos tener uno no podemos dejar de conocer ciertos datos que en éste libro de ideas te contamos para que te introduzcas en el mundo del bonsai y disfrutes sus beneficios.

Muchos cuidados y muchos beneficios también

Si bien un bonsai es producto de una semilla de cualquier planta (no es que vienen en miniatura) que moldeamos de cierta manera para alcanzar el diseño deseado, su belleza es sinónimo de disciplina, si queremos tener un bonsai, no basta con regarlo y ponerlo al sol es necesario mucha atención y mantenimiento, ya que suele requerir cada cierto tiempo poda de raíces, tallos y hojas y cada cierto tiempo trasplante.

Cultivar un bonsai siempre es una buena idea, embellece cualquier rincón y nos aporta un beneficio a nuestra salud ya que mediante su cuidado nos induce a un estado zen, nos relaja y nos ayuda a calmar la ansiedad aprendiendo a tener paciencia, consideremos que si creamos un bonsai tenemos que esperar años hasta ver el resultado, es por eso que en los países orientales son muy apreciados, especialmente los más longevos que pasan de generación en generación.

Cómo elegir un bonsai

Paisajismo de interiores de estilo  por Genki-Bonsai
Genki-Bonsai

Bonsai chinesische Ulme

Genki-Bonsai

Si no somos expertos pero queremos introducirnos en el mundo del bonsai lo más aconsejable a la hora de comprar es elegir especies autóctonas de nuestro suelo, por supuesto que podemos tener bonsais de especies del otro lado del mundo, pero son más delicadas y requieren más atención, las especies autóctonas están acostumbradas a nuestro clima y nuestro suelo y lo más probable es que resistan los errores que podríamos cometer al ser principiantes.

Otra opción muy recomendada también es comprar un pre bonsai, una planta que todavía no es grande y que tiene todas las características para que, moldeado de por medio, se conviertan en un hermoso bonsai, ésta opción es buena porque en ella podemos ver cómo nuestras manos transforman y crean un bonsai, por supuesto que requiere tiempo y esfuerzo, pero vale la pena.

Cómo cultivar uno

Si elegimos plantar un árbol desde la semilla tenemos que saber que el proceso de llegar a convertirlo en bonsai nos llevará tiempo, puede tardar hasta 5 años, pero valdrá la pena, al principio plantaremos la semilla en una maceta común, ya que el árbol necesita afianzarse fuertemente y nutrirse bien, más adelante se trasplanta a una bandeja propia para bonsai.

Otra opción que nosotros podemos diseñar pero sin tardar tantos años, es comprar un pre bonsai, un árbol joven que podemos moldear y diseñar, lo ideal es averiguar bien cuál posee las mejores características que se adapten a éste arte, ya que no todos son recomendables, según el tallo y las ramas. un asesor nos puede guiar.

Y por último, podemos elegir un bonsai ya entrenado, lo cual será más costoso, pero nos ahorramos años de trabajo, eso sí, no debemos olvidar que no deja de requerir cuidados especiales para mantenerse bello y que no muera.

Cuidados

Como todo árbol, vive en exterior, salvo las especies tropicales, las cuales en invierno especialmente se cuidan en interior, ya que son muy susceptibles al frío y otros factores externos, necesitan riego abundante, ventilación y luz. Esto no significa que nunca lo podremos lucir en el interior de nuestro hogar, sí podemos, pero no más de dos días seguidos ya que después de ese tiempo empiezan a sentir la falta de ventilación y luz.

La poda es una parte fundamental del cuidado del bonsai, sea en los primeros años cuando deseamos moldear sus ramas o luego para mantenerlo, cualquier bonsai requiere poda de raíces, tallos y hojas, según la especie, los años que tenga, y el diseño que elijamos darle. Generalmente la poda se realiza a finales del otoño o principio de primavera y la manera en que la hagamos dependerá de qué especie tenemos.

El cultivo de bonsai requiere paciencia y atención, cuando adquirimos uno, debemos estar atentos a los cambios de estaciones para atender sus necesidades, en invierno un simple riego será suficiente, pero en primavera o verano utiliza más nutrientes por lo tanto requerirá más cuidados. Si bien son plantas pequeñas muchas veces hay que trasplantarlas cuando las raíces crecen y dificultan el drenaje.

El complemento ideal

A la hora de elegir la maceta debemos tener en cuenta que posea mucho agujeros para drenar el agua, son especies que necesitan abundante riego, por supuesto según el material de la maceta, la humedad puede permanecer más o menos cuando la regamos, por eso debemos estar atentos a la necesidad de la tierra, que varía según las estaciones del año.

En las primeras etapas de moldeo del bonsai lo más práctico es ponerlo en una maceta un poco más profundas para que se adapte a los cuidados y podas que realizamos con el objetivo de darle forma, luego, una vez que se adaptó a nuestra técnica y a su tamaño, sí son aptos para vivir en bandeja de bonsai, las mejores son de cerámica, no sólo por su material, sino por sus formas, son elegantes y sobrias, esmaltadas o sin esmaltar, puede variar según la planta que tengamos. También existen bandejas de exposición, las cuales son ideales para colocar debajo de las macetas, atrapan la atención de cualquier mirada y le dan un aspecto de distinción al bonsai.

En éste libro de ideas encontrarás 10 macetas que podes adaptar para tu bonsai también:10 macetas de diseño que son un primor.

Estilos y tamaños

Existen diferentes tipos de bonsai, según los cuidados dados éstas plantas pueden oscilar entre los 15 cm y el metro y medio, por supuesto que éstos últimos también pertenecen a éste arte ya que, a pesar de su tamaño, presentan forma y características de árbol grande pero a escala.

Cuando compramos un bonsai los precios pueden variar según la especie de árbol que compramos y según la cantidad de años que tiene, podemos adquirir un  pre bonsai por 250 pesos, los más nuevos, hasta uno bien formado y bello por 1000 pesos.

Existen muchas técnicas de estilo, según el diseño deseado y según la especie de planta, cada una requerirá técnicas diferentes, es algo que si queremos lograr, debemos aprender e informarnos pero valdrá la pena todo el tiempo invertido, la belleza que podemos lograr con nuestro trabajo es muy satisfactoria.

Si te gustó la idea te invitamos a ver los bonsais de Genki  para seguir inspirándote.

¿Te animas a  éste arte milenario?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!