Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

El blanco es el mejor aliado de tu living

homify argentina homify argentina
Loading admin actions …

Como podemos constatar en muchas revistas de decoración y arquitectura, pareciera ser que el blanco se ha apoderado de los livings mas cool y descontracturados de las grandes urbes, casi convirtiéndose en un comodín de uso obligado para diseñadores de espacios, que se valen de paredes y pisos prístinos como un canvas donde exhibir acentos de color a través de muebles y objetos decorativos muy bien curados, que cobran una características casi de Objet d'art sobre un fondo que otorga todo el protagonismo a los detalles. El blanco, que en realidad representa la ausencia de color, se usa en decoración como un color más de mucha versatilidad: Es el mejor aliado a la hora de dar sensación de amplitud a los espacios chicos y maximizar la luminosidad en los espacios oscuros. El blanco y su gama de crudos es además muy benévolo y combina con todo, permitiéndonos muchas licencias a la hora de armar un living de revista. 

Sensaciones blancas

El Feng Shui contempla de que forma los colores y las formas influyen emocional e intelectualmente sobre las personas, y el blanco, que está representado por el elemento metal, es el color de la pureza y la inocencia, la paz y la tranquilidad.

El blanco, al igual que todas su tonalidades como el crema, blanco antiguo, vainilla, beige o hueso, transmite confort, permite descansar la vista, ayuda a promover la objetividad, mejora la concentración y el trabajo intelectual.

Los toques de color son importantes

Livings de estilo  por Bloomint design
Bloomint design

HOTEL CAL REIET – GUEST HOUSES

Bloomint design

Aun conociendo las bondades del blanco, es importante evitar un living completamente monocromático y lavado que de una sensación fría como de hospital -justamente lo opuesto a lo deseable para un espacio tan preponderante dentro de la casa. La realidad es que se necesitan algunos toques de color para romper el continuo y generar puntos focales para una visual mas interesante y personal; pero aun así, lo ideal – si se quiere preservar una atmósfera descontaminada y suave- es elegir los objetos en tonos neutros. Lámparas modernas de hierro, aluminio o madera, cuadros sobrios y no demasiado estridentes, jarrones antiguos de porcelana y objetos de diseño en general son bienvenidos a la hora de acentuar el espacio. De la misma forma, se puede crear textura y profundidad utilizando blancos sobre blancos, valiéndonos de objetos en off white tales como mantas de crochet o de lana tejida, alfombras rústicas de yute, de fibras vegetales, o tejidas tipo bouclé.

El blanco, el mejor aliado de profesionales y amateurs

Tanto para los profesionales del diseño, como (muy especialmente) para el resto de los mortales que nos iniciamos como amateurs en la decoración de interiores, además de un gran aliado, el blanco constituye una herramienta de trabajo muy versátil, que nos permite flexibilidad a la hora de crear y nos da un margen amplio y cómodo a la hora expresar nuestro decorador de interiores interno con confianza y libertad y hacer del living de la casa nuestra opera prima.

Paredes blancas

Si bien a veces puede parecernos que pintar de blanco es aburrido, que es mas de lo mismo, o que no estamos explotando al máximo tanto ni nuestra creatividad ni las posibilidades que nos brindan los colores ¡Alto ahí! que nada está mas lejos de la verdad. La realidad es que el blanco es el hijo predilecto de los decoradores de interiores porque es un recurso infalible además de un elemento decorativo en si mismo, que tiene además la potencialidad de ampliar espacios reducidos, cosa que realmente se agradece cuando no se cuenta con demasiados metros cuadrados.

El color blanco en las paredes es casi un sinónimo de modernidad. Todo lo que se cubre de pintura blanca toma automáticamente un matiz de limpieza y frescura. La pintura blanca nos permite también corregir o disimular imperfecciones en las superficies irregulares de paredes y también resalta las texturas de las maderas que cubre.

Atención, cuando hablamos de blanco, no hablamos solo de blanco. Hablamos de una gama casi infinita de tonos como los que tiran a la crema, los marfiles, los que tienen un dejo azulado o rosa, y así podemos seguir hablando de blancos off white y blancos huesos donde todos imprimen sensaciones y texturas diferentes a las paredes y por ende a los ambientes.

Muebles blancos

Colección Solsken: Livings de estilo  por Solsken
Solsken

Colección Solsken

Solsken

Un sofá blanco es la base neutra que te ayudará a decorar el living y desde ya acá rige el mismo principio que para la pintura. Los géneros blancos vienen en tonalidades diversas y nos dan infinitas posibilidades a la hora de elegir. Lo ideal para los sofás y sillones es usar un color mas tirando hacia el crema o el blanco hueso, tonos que son mucho mas resistentes al sucio y que no van a necesitar tanto cuidado como un blanco puro, a menos de que elijamos muebles de cuero de vaca o cuero vegano, usualmente indicados para ambientes ultra modernos, en cuyo caso se vale el blanco absoluto ya que el polvo no se adhiere a estas superficies, que tampoco absorben tan rápido los líquidos.

Los sofás blancos permiten jugar con el resto de colores y texturas del living, y se pueden vestir con cojines de colores claros, de géneros diversos y patrones delicados para un toque mas personal y acogedor que grite: ¡Es hora de tirarse tomar un té y leer el diario!

Qué te pareció este libro de ideas?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!