Baños de estilo rústico por Egue y Seta

12 Consejos para eliminar las manchas de la ducha

Gabriela  García Gabriela García
Google+
Loading admin actions …

En una casa hay espacios como el baño que son muy susceptibles a la humedad. Si no se hace una limpieza profunda y permanente se pueden desarrollar manchas que afectan su estética. Las bañeras, las duchas y la grifería son los lugares más afectados por esos problemas, pero con cuidados regulares como los que les vamos a mencionar se puede tener el baño siempre impecable. 

Vamos a diferenciar dos tipos de suciedad que pueden afear cualquier baño por más elegante que sea. En primer lugar está el sarro. Es un residuo mineral que viene en el agua y va impregnado las mamparas, canillas o azulejos. La presencia de sarro va creando una capa mate que apaga el brillo de los sanitarios y también el delicado brillo natural de los sanitarios o los revestimientos de pisos y paredes. Su limpieza es una cuestión estética, pero también funcional, sobre todo en las canillas o bisagras de las mamparas, ya que su acumulación puede impedir su correcto funcionamiento. Otra pesadilla que afecta los baños son los hongos, un  elemento creado por bacterias vivas  cuya acumulación puede incluso ser un riesgo para la salud.  Por eso es conveniente limpiarlo regularmente; hacerlo de este modo impide que se vuelva más resistente y difícil de remover. Estas amenazas del baño pueden controladas con los consejos que siguen a continuación. 

Limpieza de hongos con amoniaco

Es ideal para eliminar los hongos que se forman en las juntas de los azulejos o los vidrios de la mampara. El amoníaco se consigue en droguerías y es una sustancia tóxica que hay que manipular con cuidado. Se mezcla en partes iguales con agua y se aplica con un pulverizador. Se deja secar y luego se repasa con un trapo limpio para que quede impecable como el diseñado por Egue y Seta

Limpieza de hongos con peróxido de hidrógeno o agua oxigenada

Baños de estilo moderno por Studio TO
Studio TO

Small Bathroom Redesign

Studio TO

El peróxido de hidrógeno, más familiarmente conocido como agua oxigenada se consigue en farmacias y se debe pedir con una concentración del 3%. Es ideal para eliminar hongos de cualquier superficie. Se aplica rociando las zonas afectadas con un pulverizador y se deja secar bien. Luego se repasa un paño limpio.  

​Limpieza de sarro con vinagre y sal

El vinagre es el mejor producto que existe para combatir el sarro. De hecho, cualquiera de los limpiadores antisarro que se ofrecen en el mercado es probable que lleven vinagre entre sus componentes. El sarro es más visible en las mamparas de ducha, aunque también se acumula en la grifería y en las baldosas. 

Limpieza de sarro con vinagre y sal

La limpieza de los lugares mencionados usando vinagre, sal y agua es muy sencilla. Hay que hacer una mezcla para luego impregnar un lienzo con este líquido. Luego se frota de arriba abajo las superficies afectadas. En el caso de las mamparas,  donde más sarro se acumula es en la parte interior, pero también hay que repasar el exterior de la misma. Una vez pasado el lienzo se repasa con un trapo seco y se termina con un limpiavidrios y un trapo que no largue pelusa. 

Limpieza profunda de hongos con ácido clorhídrico

Suena fuerte eso de ácido clorhídrico, ¿no? Por eso cuando esta fórmula química se usa en productos de higiene doméstica, tiene un nombre menos imponente, y se conoce como ácido muriático. Sus efectos son potentes y son ideales para acabar con los hongos más rebeldes de la ducha o la bañera.  Se utiliza en una mezcla que lleva una parte de ácido en tres de agua. 

Limpieza profunda de hongos con ácido clorhídrico o muriático

¡Mucha atención y cuidado al manejar este ácido! Cuando lo uses hay que ventilar lo más posible el ambiente. Y por supuesto, hay que usar guantes para no tocar nunca el ácido directamente.  Al aplicarlo, hay que hacerlo con cuidado para llegar a las zonas afectadas y sin salpicar. Luego hay que limpiar bien la zona con un cepillo y dejar que actúe durante una media hora. Tras eso se pasa abundante agua, se ventila el espacio y se seca la zona con un lienzo. 

Otros métodos de limpieza

Todavía hay más productos y remedios para eliminar el sarro y el moho.  Como ya hemos dicho pueden llegar ser un problema de salud para personas con afecciones respiratorias. Una solución práctica es limpiar los vidrios o azulejos con detergente. Este producto es capaz de remover tanto el sarro como los hongos, aunque no mate estos últimos, ya que quedarán menos visibles pero aún latentes. 

Más métodos de limpieza

Los fungicidas naturales como el aceite del árbol del té pueden ser un arma eficaz para combatir los hongos del baño. Esta planta aromática de origen austrliano tiene propiedades medicinales excepcionales, en especial su efectividad para combatir las infecciones provocadas por hongos, virus y bacterias.

Limpieza con sal de bórax

Baños de estilo moderno por BETONT GmbH
BETONT GmbH

Betonduschtasse Appunto

BETONT GmbH

Otro remedio preventivo es usar bórax o sal de boro para limpiar la bañera o la ducha ya que evita que se desarrollen las esporas del moho. Es un compuesto relativamente no tóxico, pero podría causar una erupción después de entrar en contacto con la piel por lo que siempre conviene usar guantes al manipularlo. Se espolvorea directamente sobre un trapo o esponja para frotar las paredes, pisos, lavabo, bañera y ducha. Para superficies delicadas como cerámica y mármol se debe usar diluído en agua para evitar rayaduras. 

Limpieza con extracto de semillas de pomelo

Para evitar el desarrollo de moho también se puede usar extracto de semillas de pomelo. Es un remedio natural muy beneficioso que aprovecha el gran poder depurativo de esta fruta. Se elabora con las pepitas o semillas y es ideal para combatir virus y bacterias. 

Mantenimiento regular

Cualquiera sea el método elegido de los mencionados, lo mejor es una limpieza en profundidad del cuarto de baño realizada con cierta regularidad. De otro modo el problema del moho se va agravando y expandiendo, hasta ser un verdadero dolor de cabeza. 

​Tomar medidas preventivas

Tal como dijimos, los hongos del baño se originan por la abundante presencia de humedad. La misma está presente en el agua que queda en la bañera o la ducha tras ducharnos o en el vapor del aire. Todos estos lugares son propicios para la formación de moho. Para evitar su desarrollo hay que intentar mantener el baño bien aireado o con una fuente de calefacción encendida algunas horas durante el día.Si nada de esto funciona. siempre queda el recurso de llamar a profesionales que hagan una limpieza a fondo. 

Para saber cómo remover las manchas más rebeldes, consulten este libro de ideas. 

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!