Una casa de campo, ¡mágicamente restaurada!

Mariela Giaquini Mariela Giaquini
Loading admin actions …

Hoy nos sumergimos en el encanto de la campiña toscana , entre olivos, castaños y robles, para descubrir una encantadora casa de campo construida en 1887. La casa se encuentra exactamente entre las colinas de Lucca, situada en un entorno idílico, donde el tiempo pasa lentamente y los únicos sonidos que rompen la tranquilidad son los pájaros cantando y el susurro del viento entre las hojas.

Se trata de una obra de restauración realizada por el estudio del arquitecto Mide, quien tenía el objetivo de remodelar el interior preservando y mejorando los elementos estructurales originarios. En el libro de hoy vamos a conocer cada uno de los espacios de esta encantadora casa. 

¡Comencemos el recorrido!

La encantadora fachada exterior

Como dijimos anteriormente una de las premisas del proyecto fue intervenir la casa sin alterar la estructura base. Para ello se preservó el uso de ladrillo visto, la piedra de Matraia y la madera de castaño. La fachada exterior no sufrió cambios sustanciales, mientras que los únicos elementos que se introdujeron más tarde, con la reestructuración, fueron los accesorios de acero casi imperceptibles a fin de mantener el encanto histórico de la casa. De la foto se puede ver una pequeña edificación, unida al edificio principal, que luego fue intervenida en un momento posterior.

El área del living

Las principales intervenciones se realizaron en el interior de la casa donde se decidió imprimir un carácter más moderno a los distintos ambientes. Las paredes originales de piedra se cubrieron con yeso a la cal natural, aplicado manualmente con espátulas y esponjas tradicionales. De esta manera, la estructura irregular quedó a la vista sin quitar el sabor antiguo que identifica a toda la casa. Incluso las vigas fueron recuperadas con solo blanquearlas.

Para los muebles fueron escogidos diseños contemporáneos como la mesa en tonos oscuros haciendo juego con la lámpara de pie y las lámparas colgantes. Para equilibrar un poco, las sillas blancas lograron el contraste perfecto que la sala necesitaba.

El dormitorio principal

Continuamos con el dormitorio principal en el segundo piso. Podemos observar un entorno sencillo, donde sigue dominando el color blanco, y sin duda el toque especial lo da la madera. El respaldar actúa como cabecera y por el otro lado, como elemento contenedor que delimita la circulación dentro de la habitación. Un detalle peculiar que podemos encontrar en este magnífico diseño está en las aberturas, construidas en piedra y que deja libre sólo algunos agujeros a través de los cuales pasa la luz, creando un hermoso efecto de luces y sombras.

Un baño a puro diseño

La sencillez y el gusto por los detalles mínimos nos acompañan hasta en el baño, donde los tonos cálidos y fríos dominan todo el espacio, en una armonía perfecta. Las paredes están parcialmente cubiertas con baldosas grandes en gris, y el resto con un terminadas con un enlucido en yeso, estuco y cal. Lo que más llama nuestra atención es el lavatorio recubierto en madera e iluminado con lámparas colgantes que le dan un efecto industrial muy copado.

El lujoso spa

Y las sorpresas no terminan! En el subsuelo, de hecho, nos encontramos con un maravilloso spa privado, donde poder relajarse y dedicarse a los cuidados personales. El spa cuenta con un jacuzzi, una cabina de sauna y un sector de masaje, ¡nada que envidiar a un spa profesional!.

La piscina

Por último, nos toca salir afuera para mostrar la hermosa piscina en forma de L. Se integra al paisaje y sin alterarlo respeta la ubicación de los maravillosos olivos que la rodean. Estamos frente a un oasis de tranquilidad, situado entre las colinas de Lucca.

Si querés ver más proyectos como este, te recomiendo el libro: Una casa para contemplar.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!