Antes & Después: De patito feo a fabuloso cisne

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

Hoy nos vamos de viaje a los países nórdicos donde conoceremos una historia sin igual. Una reforma integral que nos demuestra que todo es posible. Este antes y después tiene lugar en la pequeña localidad de Bornholm, en la increíble Dinamarca. Allí los arquitectos Anna y Anatoly Kuczyńscy rescataron un viejo establo que estaba de no imaginar y lo convirtieron en una casa de cuento. 

Esta es la historia de una familia que encontró su nuevo hogar en la construcción menos pensada y en un entorno de película. 

¡Entremos de una vez!

Antes: El establo abandonado

Este antiguo establo se encontraba en la más absoluta ruina, a pesar de ello sus nuevos propietarios anhelaban poder rescatar la construcción a fin de convertirla en el nuevo hogar familiar. Debido a que el uso anterior no estaban destinado a alojar personas, la débil construcción requería de estructuras fuertes, más ventanas que garantizaran luz natural y nuevos revestimientos, entre otras cosas.

Veamos como quedo…

Después: La casa de campo soñada

La casa que vemos aquí se ve mucho más fuerte y adecuada para recibir a sus nuevos habitantes. Casi construida desde cero, nuevas paredes, más ventanas, una estructura más sólida y de yapa la pequeña ampliación. El antiguo establo se ha convertido en una casa de campo de ensueño. 

Antes: Así se veía desde lejos

La idea era intentar preservar ciertos aspectos únicos de la construcción original, algo que significó un desafío importante ya que la construcción se encontraba en un estado totalmente ruinoso. Por otro lado y como hemos mencionado antes, la casa se encuentra en una zona idílica. Es por ello que los profesionales querían aprovechar esta circunstancia al máximo pero, ¿de qué manera?

Después: La nueva casa con terraza

Del antiguo establo se ha mantenido la forma original y el techo a dos aguas. En cuanto a la posibilidad de aprovechar los espacios exteriores, los profesionales dieron solución a través de la incorporación de una magnífica terraza de madera semi-cubierta. Desde ella es posible escuchar el murmullo de la pequeña laguna mientras se disfruta de un desayuno al aire libre.

Entremos juntos a conocer la transformación en los interiores…

Antes: Las peligrosas estructuras

Antes hicimos referencia a las peligrosas estructuras, pues bien, aquí están. Como podemos ver, este establo era inhabitable antes de la reforma. El techo de madera no ofrecía ningún tipo de aislamiento y la estructura de la cubierta se ve bastante insegura. Además, es oscuro y está demasiado compartimentado. 

Después: Un espacio reluciente

¡La transformación es de otro planeta! La nueva cubierta está perfectamente aislada, por dentro el techo de madera ha sido pintado de blanco al igual que algunas de las vigas y columnas, otras en cambio se han dejado natural. El blanco se emplea para crear sensación de amplitud y mayor luminosidad en los ambientes interiores. 

La fachada posterior es completamente de vidrio, algo que logra una comunión entre interiores y exteriores e incrementa la luz natural en el interior. 

El living ha sido decorado con un mobiliario de estilo escandinavo, lo que crea una atmósfera elegante pero súper cómoda. La estrella del living es, sin duda, la estufa negra. Ella tiene una doble función, dar abrigo y decorar. 

Antes: Una misión imposile

A que es impensable imaginarse que alguien pudiese vivir acá. Basura y más basura, la única decoración. La puertas son la típicas que hemos visto mil veces en graneros o establos, muy pintorescas pero para nada prácticas en términos de protección y funcionalidad. Otra vez vemos techos y paredes en condiciones deplorables. 

Después: La increíble cocina

La cocina es preciosa y además, está súper bien organizada y cuenta con unas vistas sobre la laguna que son más que inspiradoras. Este espacio se pensó como un lugar funcional donde cocinar es una actividad placentera, donde hay numerosas superficies de trabajo y la capacidad de almacenamiento es la adecuada. 

La decoración es muy al estilo rural, objetos vintage que evocan la vida en el campo. 

Después: El comedor

Muy cerca de la cocina se encuentra el comedor. Este continúa la misma línea que ya hemos visto en toda la casa: muebles de madera blanca y natural, paredes blancas, decoración estilo rural con toques vintage

La mesa del comedor es de madera sencilla y se ha rodeado de sillas blancas típicas del estilo rústico, lo que crea un ambiente único de esta zona. Las lámparas color plata y las estanterías blancas, aportan un toque escandinavo al ambiente. 

Después: El dormitorio

Terminamos el recorrido en el dormitorio, un ambiente donde también gobierna el blanco pero lo hace de manera mucho más intensa. Techos y paredes blancas combinan a la perfección con los pisos de madera, creando una estancia luminosas y que transmite pulcritud. 

Los textiles juegan aquí un rol protagonista en la decoración ya que hacen que este dormitorio se sienta agradable y acogedor. A diferencia del resto de la casa, los muebles siguen la línea decorativa del estilo shabby chic. 

Si querés seguir leyendo sobre reformas integrales…  

- Antes & Despúes: Orden y estilo para una casa caótica

¿Qué te parece la transformación
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!