6 consejos infalibles para limpiar superficies de cristal

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

En este libro de ideas les presentaremos 6 consejos para que nuestras superficies de vidrio se vean realmente cristalinas

Limpiar vidrio o cristal es una faena un poco más dura que pasarle un trapo a otras superficies. Este material se mancha sólo de tocarlo convirtiendo su limpieza en una tarea que nos puede producir bastante irritación. 

Es por ello que decidimos que una guía para facilitar este tipo de limpieza sería de gran ayuda y seguramente después de aplicar estos trucos nos daremos cuenta de que no es tan frustrante como nos imaginamos en un principio.

Secar enseguida estas superficies para garantizar total transparencia, limpiar con regularidad, usar vapor o agua hirviendo, elegir el trapo apropiado, añadir vinagre blanco al agua y proteger estas superficies para que no tengamos que limpiarlas tan seguido son los consejos que ampliaremos en las próximas líneas.

El valor estético del vidrio es inapreciable, con su capacidad reflectiva y ese aire cristalino que nos hace pensar en diamantes. En ambientes muy chicos los muebles de este material crean la ilusión de espacio vacío y reflejan la luz, haciendo las veces de prismas. Entonces, ¿tenemos que resistirnos a esas fabulosas mesas de vidrio, espejos decorativos y lámparas de cristal por causa de los cuidados que requieren y por su fragilidad?

La respuesta es no, no tenemos que hacerlo si los tratamos con cuidado, pero no debemos olvidar jamás que no sólo son superficies delicadas, sino peligrosas. Si no se tratara de un material tan fabuloso, que deja pasar la luz y no estorba la visual, muchos seguramente lo limitaríamos a espejos y ventanas. Es por ello importantísimo que nos acerquemos con cautela, especialmente cuando usemos adminículos para alcanzar más arriba o del lado exterior de las ventanas. Mayores precauciones aún cuando se trate de espejos, especialmente si somos supersticiosos y no queremos sufrir los proverbiales 7 años de mala suerte. 

Ya que estamos en esta onda de dejar la casa impecable, no podía  faltar otro libro de ideas con más consejos y fotos. 

Limpieza regular

Ventanas de estilo  por IQ Glass UK
IQ Glass UK

Sheldon Avenue 2 'The Hampstead House'

IQ Glass UK

Hay veces que no tenemos atajos: si queremos superficies de vidrio impolutas, habrá que abocarse a limpiar con la frecuencia necesaria.

Una de las cosas más molestas en estas superficies es la forma en la que quedan marcadas las huellas dactilares dejando rastros de sudor y grasa. Qué tan a menudo necesitamos limpiar dependerá de la función específica de esa superficie y qué tan expuesta esté. Elegimos la foto que acompaña a este punto adrede, ya que es fácil calcular que una baranda de vidrio va a necesitar limpieza casi constante por las marcas de manos.

El truco para el brillo

En este punto les revelaremos cuál es el secreto para que las superficies de vidrio brillen en todo su esplendor después de la limpieza: el secado. Sí, es muy simple y a la vez un poco cansador, porque requiere de tracción muscular. Si estas superficies no se secan de manera uniforme el agua dejará marcas y además partículas de polvo se quedarán impregnadas en las partes más húmedas. 

Adelantándonos un poco al punto 3 recomendamos que utilicen toallas de papel absorbente, diarios viejos o trapos de microfibra. Cuanto mayor sea su capacidad de absorción, menor el esfuerzo y la fuerza física que tendremos que imprimir.

Vapor o agua hiviendo

Ideas de decoración para interiores: Comedores de estilo moderno por HOLACASA
HOLACASA

Ideas de decoración para interiores

HOLACASA

Si no tenemos vaporizadores especialmente diseñados para limpiar debemos extremar las precauciones a la hora de usar vapor o agua hirviendo cuando se trate de superficies de vidrio. Al peligro de romperlas y cortarnos, sumamos ahora el de quemarnos. 

Eso sí, las propiedades desinfectantes del agua hirviendo o el vapor, especialmente si somos de los que preferimos no usar productos químicos en casa, son maravillosas. Es por ello que a pesar de los riesgos, es una opción muy recomendable.

Usar el trapo apropiado

Las toallas de papel o de microfibra son las indicadas para limpiar y secar cristal. Los trapos de algodón no funcionan porque no son lo suficientemente absorbentes y porque dejan pasar la suciedad de las manos o dedos al vidrio. Aunque tengamos las manos limpias, un poco de sudor es suficiente para dejar como evidencia nuestras huellas dactilares.

Otro material que funciona muy bien para esto son diarios viejos y es una manera de practicar reciclaje. Eso sí, los dedos nos quedarán manchados de tinta para cuando hayamos terminado. 

Vinagre blanco

Uno de los principales aliados en la limpieza de todo tipo de superficies y un infaltable en nuestra cocina. ¿Qué no puede hacer el vinagre blanco? Su capacidad antiséptica acaba con gérmenes, bacterias y hongos y un simple chorrito en el agua con la que pensamos limpiar espejos y cristales le dará un brillo que ningún producto caro puede igualar. 

Somos un poco repetitivos porque no nos cansamos de cantar las loas del vinagre blanco en libros de ideas con consejos para limpiar, pero es que aún no se ha inventado otro producto tan completo.  

Cómo conservarlas limpias

Para mantener las superficies de cristal limpias debemos combinar varios de los puntos anteriores y sumar otros nuevos. Las superficies completamente secas se mantendrán limpias por más tiempo. El vinagre blanco tiene la cualidad de absorber la grasa que queda en el cristal después de apoyar los dedos, haciendo más difícil que se manche el vidrio. En las superficies de cristal en los baños, como paredes divisorias de bañaderas y duchas o espejos, podemos aprovechar el vapor que queda después de bañarnos para darle una rápida pasada con un trapo o toalla de papel. Otro consejo es evitar ventanas o puertas de vidrio que deban abrirse apoyando las manos directamente sobre ellas. Algún tipo de agarradera nos ahorrará muchas manchas. También debemos mantener cierta distancia con el espejo al lavarnos los dientes o las manos para evitar salpicaduras de agua o dentífrico. 

Esperamos que hayan encontrado estos consejos útiles y que los pongan en práctica la próxima vez que tengan que limpiar superficies de vidrio.

Si tienen algún tip que quieran agregar, no dejen de hacerlo en nuestra sección de comentarios. 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!