Baños de estilo moderno por Burkhard Heß Interiordesign

6 Ideas geniales para ocultar el lavarropas

Celeste  Ábrigo Celeste Ábrigo
Google+
Loading admin actions …

A diferencia con las heladeras y las cocinas que están disponibles en grandes diseños y se adaptan perfectamente al estilo de cada vivienda, las lavadoras en los últimos 20 años no han cambiado su formato, visualmente siguen pareciendo electrodomésticos realmente grandes y poco estéticos. Y si bien algunas viviendas tienen el espacio ideal para la lavadora no todo el mundo logra encontrar en su casa un lugar estéticamente bello para este aparato, incluso muchas veces suele ser parte del baño. Pero ¿Cómo mantengo una estética agradable? 

Antes de pensar cómo esconderla necesitamos prestar atención a algunos detalles. En primer lugar, debe tenerse en cuenta que las lavadoras pueden necesitar reparación o incluso tienen que ser reemplazados. Si la lavadora se coloca en un nicho adecuado, también debe ser capaz de poder sacarla sin ningún problema. Quien compra una lavadora con carga superior también debe considerar el tamaño de la puerta al abrirla para poder llenarla cómodamente. Lo que no parecería ser importante se convierte en un problema cuando no hay suficiente espacio.

Construir un gabinete con puertas corredizas

Una buena solución siempre es colocar la lavadora en un nicho a medida, esto evitará que quite espacio en el baño, sin embargo que quede a la vista no es algo muy estético que digamos, unas puertas corredizas ayudan a esconderla.

En el límite superior del nicho un riel hará que una puerta corrediza sea fácil de instalar, esta idea transforma este rincón en algo fácil de utilizar y efectiva.

soluciones integradas

Una solución adicional son las lavadoras incorporadas, el modular es diseñado para integrar en forma funcional y deja estéticamente una armonía general. Es importante que haya suficiente espacio en el baño para la lavadora y el mueble.

La lavadora ubicada en el fondo no irrumpe de modo agresivo en la estética del baño como suele suceder cuando no se la integra en un espacio. Esta solución es ideal para quienes piensan en comprar una lavadora o necesitan cambiar la que tienen, en caso de ya tener una lavadora se recomienda recurrir a otra solución.

Detrás de cortinas

Una alternativa super simple y de bajo presupuesto es ocultar la lavadora detrás de cortinas. Lo mejor, de ser posible, es colocar la lavadora en un nicho ya existente en el baño o en una esquina.

Si se coloca en un nicho la cortina se puede colocar sobre él con la simple ayuda de un barral, si hay que colocarlo en una esquina es mejor colocar la cortina de pared a pared

Si bien esta solución no es estéticamente la más agradable, es una opción económica y nos asegura que la lavadora quedará escondida sin mucho esfuerzo, una cortina de lujo puede llevar mucha onda al baño.

En gabinetes a medida

Muchas veces, debido a las conexiones de agua, la ubicación de la lavadora ya está diseñada en muchos baños, no queda otra opción y nos vemos obligado a colocarla allí independientemente si nos gusta o no cómo queda. 

Los gabinetes o armarios a medida ofrecen una buena solución. Si diseñamos un gabinete a medida no sólo tendremos un bello lugar para la lavadora sino que también podemos sumar espacio de almacenamiento.

Esta alternativa también puede servir como divisor de habitación, algunos fabricantes poseen gabinetes para la lavadora que pueden combinar con los clásicos muebles de baño, incluso también es una buena idea para el lavavajillas, pudiendo también sumar estantes o cestos que los hagan más funcionales.

Una lavadora que ahorra espacio

En caso de tener un departamento pequeño o un baño que posee un diseño desfavorable se necesita una lavadora con dimensiones más pequeñas. En muchos departamento la conexión para la lavadora está demasiado lejos de la ubicación real por lo que uno debe usar una manguera como extensión. Antes de realizar cualquier compra debemos medir con precisión el espacio disponible.

Una lavadora chica tiene entre 40 y 50 centímetros de ancho, mientras que las máquinas convencionales se acercan a los 60 centímetros. La desventaja de las lavadoras más pequeñas es que el tambor tiene una capacidad menor, mientras que las clásicas lavadoras tienen una capacidad de 7 kg. las lavadoras pequeñas tienen una capacidad de entre 3 y 4 kg. Para quienes esto es suficiente, una lavadora de este tipo es una buena solución que ahorra mucho espacio.

Otra desventaja es que el precio de estas lavadoras no difiere mucho al de las convencionales aunque se pueden conseguir algunos diseños por un valor más económico.

Áreas verticales

En los baños más pequeños, ubicar una lavadora puede resultar bastante problemático, pero acá también hay una buena solución: el uso vertical del espacio. Los estantes ayudan no sólo a proporcionar más espacio de almacenamiento sino que también dan espacio para almacenar la lavadora. Se debe tener especial atención a que el estante elegido soporte el peso de la lavadora y tener en cuenta la altura para que al momento de cargarla no suponga una incomodidad.

Contanos ¿Dónde tenes la lavadora?¿La escondes o queda a la vista?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!