de estilo  por Wickersheim / Architekt & Energieberater

Antes y después: La transformación extrema de 5 casas modernas

Celeste Celeste
Google+

Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro
Loading admin actions …

¿Reconstruir de cero o reformar y habitar? Esta es la clásica pregunta que muchos nuevos propietarios se hacen, pero antes de empezar a armar un plan el consejo de un arquitecto nos puede ayudar a ver qué es lo mejor y más recomendado para la vivienda. 

Incluso muchas veces la casa ya no ofrece suficiente espacio para vivir cómodos y es hora de hacer un cambio, una ampliación es una solución ideal que, a su vez, puede renovar toda la casa.

Ya sea reforma, ampliación o construir de cero, hoy te mostramos los diferentes cambios que se pueden crear. No te pierdas los resultados de estos 5 antes y después, te van a sorprender.

1. Antes: una fachada triste

Los tonos de la fachada hablan por sí solos: el beige ya con un tono amarillento y el marrón crean infinidad de sensaciones, menos la de invitarnos a pasar.El diseño del balcón quedó pasado de moda y si bien junto a las ventanas pequeñas crean una imagen poco atractiva, esta vivienda no estaba del todo perdida, un aspecto nuevo y renovado fue posible.

1. Después: una fachada refrescada

Un tono refrescante en azul pálido crea una atracción en la fachada de la nueva casa ¿Cómo se logró semejante cambio? La vivienda se extendió más allá de lo que era el balcón gracias a una ampliación, pero como si esto fuera poco los arquitectos construyeron también un ático. 

No solo el aspecto de la vivienda cambió sino que se suma una ventaja que es el ahorro de energía del más del 70%.

2. Antes: en tonos gris y de los años '60

Este edificio de los años 60 está integrado a su entorno en forma discreta, sin embargo la nueva familia necesitaba un cambio ya que la estructura actual no respondía a las demandas de los habitantes.

La solución fue reconstruir una casa que sea rentable, con una estructura hogareña y que se sienta como nueva.

2. Después: como nueva

En la imagen vemos el increíble cambio, sin dudas la nueva casa familiar se caracteriza por grandes cambios en las puertas y ventanas. La nueva construcción permite ganar más espacio, incluso da lugar a que sea posible un sótano y hasta una piscina.

Para satisfacer el deseo de sustentabilidad se instaló un sistema con tanques subterráneos y energía solar. La casa también posee una ventilación controlada con recuperación de calor, y un sistema de recolección de agua de lluvia.

3. Antes: la situación perfecta por donde empezar

La antigua casa tenía una excelente vista hacia el jardín, la fachada tenía una estética convencional hacia la calle y la contrafachada un tono blanco que ilumina sus grandes dimensiones.

La vivienda ofrece las mejores condiciones para una familia: grandes habitaciones y un exterior ideal para relajarse y disfrutar.

3. Después: una fachada mágica

Con la intervención de los profesionales ¡la casa se tornó irreconocible! Una estructura cúbica con un marcado estilo moderno es la nueva vivienda familiar. No sólo cambia la fachada sino que el techo también sufrió una renovación, el viejo techo a dos aguas desapareció y se diseñó un techo plano.

En la planta baja la sala de estar se amplió creando una conexión con el antiguo cuarto de servicio. El jardín orientado al sur ahora es una terraza amplia con piedra natural que combina en forma excelente con el verde.

El diseño de la fachada es en sí mismo protagonista de la casa, la contrafachada que vemos tiene un secreto que la hace única: las superficies azul oscuro poseen una mezcla que tiene un efecto fluorescente, lo que hace que las líneas de color oscuro brillen en la oscuridad.

4. Antes: una típica casa de campo

Las casas antiguas tipo granja tienen un encanto particular: la fachada de ladrillo y el clásico techo rojo irradian una sensación acogedora y uno puede imaginar cuán cómodo es su interior. Estas construcciones tienen un enorme potencial pero desafortunadamente subestiman a las casas modernas.

4: Después: una granja moderna

La forma básica de los dos edificios se mantuvo después de la reforma, lo mismo que el clásico techo de tejas rojas. La construcción más pequeña, a la izquierda, tenía una habitación con ducha y en la casa principal había un establo y la vivienda. En cambio ahora en ese viejo establo se transformó en un cómodo living con mucho estilo. A través del pasillo revestido en madera ambas construcciones se conectan.

5. Antes: muy poco espacio

 de estilo  por GRIESS-OSTEN ARCHITEKTUR
GRIESS-OSTEN ARCHITEKTUR

Gartenansicht vor dem Umbau

GRIESS-OSTEN ARCHITEKTUR

Los propietarios de esta vivienda ya estaban cansados de la estética de casa de campo, buscaban una reforma que brinde un aire más urbano y moderno. El plan fue: un dormitorio acogedor en planta alta y una sala de estar amplia y abierta en la planta baja

5. Después: la reforma perfecta

Este proyecto fue un éxito total, el rojo vibrante se destaca y resalta la nueva construcción. Con la misma calidez del rojo pero con más elegancia los detalles en madera se destacan. La construcción de la nueva fachada suma funcionalidad, porque con el fin de que el mantenimiento de la fachada sea lo más simple posible los expertos decidieron utilizar una fachada de losa y bloques de madera pre pintados.

Si te quedaste con ganas de ver más transformaciones, no te pierdas: Antes y después: grandes ideas para reformar.

¿Cuál te gustó más?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!