¿Embarazada? Esperá a tu bebé armando una habitación soñada

Rocío E Rocío E
Loading admin actions …

¡Felicitaciones! No hay palabras para describir la maravilla de gestar un ser. Sí hay palabras para ayudarte a esperarlo o esperarla con una habitación bien equipada, bellamente pintada, confortable y placentera.

Placentera para el bebé, pero también para la mamá y el papá, que necesitan sentirse a gusto en las horas de alimentación, de juegos, de dormir. El espacio del bebé puede ser un cuarto propio, que el niño aprovechará más allá de que por las noches te lo lleves a tu cama, porque es lo más dulce y lo más eficiente si querés descansar y evitar esos amargos llantos de tu hijo que, por otra parte, no ayudan a nadie; también puede ser un rinconcito dentro de tu propio dormitorio, un sector que le dediques al bebé, con sus muebles, sus juguetes, sus adornos, su cuna.

En este libro de ideas te mostraremos un grupo de preciosos cuartos de bebé que te van a dar ideas geniales. ¡Pasemos a ver!

Paredes: dales color

A veces decidir el color de la pared es más complicado que elegir el nombre de la criatura. Bueno, sí, exagero; pero sí es verdad que sepas o no sepas el sexo del amado retoño, cuesta decidirte por un tono genérico o uno que se asocie directamente a las cosas de nene o de nena.

Hay muchos colores si no querés encasillar a la nena en el rosa o al nene en el celeste. También, para tu tranquilidad, hay más colores que el amarillo en la escala cromática. Fijate el cuarto de Civic Build que vemos arriba, verás cómo luce el verde manzana para el cuarto del bebé.

En cualquier caso, tratá de que sean colores claros, más bien aguados o pasteles. A veces hasta conviene pintar una sola de las cuatro paredes, eligiéndola según el ingreso de la fuente de luz natural más próxima. Ya sabés que el sol directo transforma todo en blanco, de modo que si pintás sólo una pared del cuarto de tu bebé elegí una lateral, que refleje su color con discreción en el resto del ambiente.

Cosas que sí y cosas que no

Sea que esperes una niña o un niño, evitá transformar el cuarto en una apología del celeste o del rosa. Esto produce un efecto adverso tanto desde el punto de vista estético como emocional. Hoy en día se intenta que los niños crezcan sin prejuicios acerca de colores, juguetes, gestos, etc. 

Por otra parte, tratá de dejar espacio para que el niño o niña gatee y se desplace. A su vez, tené presente que el bebé será curioso e inquieto: no coloques muebles que puedan tener puntas o bordes filosos, ni que lleven piezas pequeñas fáciles de quitar.

Guardarropas y accesorios

Ay, seguro estás enamorada de su ropita. Seguro tenés una caja con las cositas más hermosas que abrigarán el cuerpito de tu bebé. Los primeros meses la ropa ocupa muy poco lugar: ¡es todo tan chiquitito! Pero no dejes de considerar la necesidad de espacio para: abrigos, mantas, ropa de cama, ropa ligera, toallas. 

Además, es útil destinar un compartimiento para las medias, los baberos y las cosas de menor tamaño. En la imagen de arriba vemos una propuesta interesante para las camperas. A los niños les encanta tener todo a la vista, por lo que te servirá este tipo de perchero en el dormitorio infantil de tu bebé.

Trucos decorativos: alfombras y cortinas

Si te gustaría darle color al dormitorio de tu bebé pero preferís dejar las paredes blancas, una buena alternativa es incorporar colores mediante los textiles, puntualmente la alfombra y las cortinas.

Con respecto a estas últimas, considerá completar el look de tus ventanas con visillos, que poseen la textura y liviandad ideal para la habitación del nuevo integrante de la familia.

Juguetes

Si bien la imagen de arriba, de Elaine de Bona Arquitetura, nos muestra un hermosísimo juguete de formas complejas y cientos de piecitas diminutas, es claro que para el cuarto del bebé, para que juegue el bebé, necesitás juguetes blandos. 

Juguetes de tela y de goma -siempre que no sea tóxica son los predilectos para que el bebé no se dañe. Nada de plásticos duros. Incluso los sonajeros y demás dispositivos para que el niño mueva y haga sonar, deben ser pequeños de modo de prevenir que al agitarlos se golpee a sí mismo.

En conclusión: juguetes blandos, nada de piezas pequeñas, nada de objetos con los que el pequeño o la pequeña pueda golpearse. Ah, y libros de cuentos, no te olvides, que para ellos abren un mundo paralelo de juegos y magia.

Accesorios útiles

Las pedagogías más especializadas en lograr que el niño se vincule creativamente con el entorno proponen mobiliarios que les permitan acceder fácilmente a sus juguetes y sus cosas.

Asimismo, verás qué útil te resulta el suelo encastrable durante toda la etapa de gateo del bebé. En la imagen de arriba, un ejemplo sencillo y claro de Duplex Interiores.

Si te interesa saber más sobre decoración de cuartos infantiles no te pierdas: Estores infantiles: modelos, tipos, diseños.

¿Ya sabés cómo decorar el cuarto de tu bebé?

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!