Piletas de estilo moderno por ESTUDIO TANGUMA

Esta casa moderna es la perfecta para tu familia

Pablo Briguez Pablo Briguez
Loading admin actions …

La ciudad como organismo donde se produce el hábitat de la gran mayoría de la población mundial, es un espacio heterogéneo, donde podemos encontrar diversas manifestaciones y expresiones tanto en sus espacios públicos (calle, plazas edificios) como también en los privados. Existen expresiones más abiertas a la ciudad y otras donde se niega la relación con la misma (ya sea por contacto de uso o de manera visual). Esa relación negada a la calle no es en detrimento de la vivienda sino que es un recurso para ganar espacio con mayor privacidad y generar un espacio propio dentro de otro espacio mayor como lo es la configuración de una manzana (por citar un ejemplo de morfología urbana) y sobre una aun mayor que es la de la ciudad. Hoy veremos un ejemplo del estudio Tanguma de esta naturaleza de vivienda, donde la privacidad y el mundo interior es la característica principal.

Un mundo ideal

La vivienda se presenta ante la ciudad y la calle como un mero muro, una simple mampostería que mas allá de sus detalles en el lenguaje no deja de ser una barrera que se impone como punto de separación entre el espacio público y el privado. De esa expresión sintética hay que decir que la composición es asimétrica que está compuesta por un pórtico de ingreso vehicular y peatonal separados y por un muro que supera la altura de este pórtico, para compensar visualmente la imagen de la fachada

Naturaleza interior

El gran punto que una vivienda de este tipo puede tener a su favor es el la creación de un espacio propio interior que condense esas falta de contacto con el exterior y sobre todo con la naturaleza. Esta vivienda hace del patio no solo un espacio recreativo o de descanso sino que le da la fuerza necesaria en su protagonismo para ser el punto de atracción, el foco de toda la vivienda.

Vivir el afuera

Más allá del desarrollo del espacio interior y del protagonismo del espacio libre para esta vivienda, un punto significativo es que también incorpora la posibilidad de uso exterior, aprovechando todas las características de ese espacio central para vincularlas a la vida diaria. Una especie de espacio semicubierto donde se desarrolla un comedor y una cocina (lo que por estos lados llamaríamos quincho) hace no solo palpable el espacio exterior sino también funcional respecto al mismo.

Espacios en contacto

Lo espacio interiores de la vivienda se desarrollan con un sentido armónico con el espacio exterior que los vincula, cada uno de ellos (como es el caso del comedor o de la cocina para este caso) presenta una forma de relación diversa pero necesaria que modifica la experiencia de uso o hábitat en ese espacio y ese uso puntual.

Vinculación necesaria

En todos los espacios sean del tipo que fueran (hasta en el baño se produce aunque por razones de privacidad, algo se restringe) existe una vinculación con el espacio exterior y una clara referencia que va desde lo visual hasta lo funcional. El baño puede desarrollarse con la materialidad que sea pero su valor mayor es en cómo está vinculado a toda una composición cuyo eje rector es el espacio vacío y no el lleno  construido

Ritmo horizontal

La pared de fondo del espacio semicubierto es una especie de contención y cierre del mismo, dándole un marco  a toda esa perspectiva sobre el final del patio. Es un remate que esta compuesto por un revestimiento horizontal que cada tramos aparece como saliente y elemento singular del mismo, una serie de macetas colgantes que le da un colorido diferente y contrastante con la materialidad del espacio.

Si te intereso este proyecto te recomendamos leer el siguiente libro de ideas: Una casa moderna para disfrutar de cualquier estación

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!