El shabby chic se adueña de un pequeño depto

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

La arquitectura de interiores es el arte de sacar partido al espacio, de jugar con los metros cuadrados y estirarlos hasta el infinito y más. Y es que a la hora de hablar de decoración no hay espacio pequeño, sino como decimos siempre, mal aprovechado. 

El proyecto de hoy es un ejemplo en este aspecto. Aquí todo está medido y bien calculado. Se trata de un lindo departamento en Nápoles que ha sabido crear un verdadero hogar en un espacio de solo 35 metros cuadrados. Una vivienda pequeña, pero no por eso incómoda, al contrario. La decoración, de marcado estilo shabby chic, ha ayudado a crear un ambiente acogedor y agradable que muchos querrían para sus grandes casotas. 

¡Vamos a descubrirlo!

Organizando el espacio que hay

La distribución es la piedra angular de toda vivienda, de eso no hay duda alguna. Una mala organización puede empequeñecer mucho nuestro departamento, por lo que merece la pena dedicarle un tiempo a este punto antes de lanzarnos a una reforma integral. 

En este monoambiente, la organización anterior consistía en una pequeña cocina, un estudio y un baño. La idea no era mala, puesto que se habían preferido integrar el dormitorio al living para de esta manera eliminar tabiques. Sin embargo, a la larga ¿no es más cómodo tener la cocina en el living que la cama? 

Este es el punto de partida de la reforma, que va a unificar la zona de día, separando la de noche.  A caballo entre living y cocina se ha colocado una mesa plegable y voilà ¡ya tenemos comedor! En una esquina, la cocina es pequeña pero se ve bien completa.

La cocina en detalle

Si contamos con espacios pequeños es muy probable que necesitemos muebles a medida. La verdad que  vale la pena, porque nos ayudarán a aprovechar hasta el más mínimo rincón. En la cocina de este departamento se ha hecho así y de esta forma se ha podido encajar la bacha en un minúsculo rincón entre los muebles y el tabique de separación. 

Los tonos tierra y blancos se han empleado para ampliar el espacio que por otro lado contrasta con un piso de madera oscura, detalle que aporta calidez y que estará presente en toda la casa.

Una pared con armarios

Una de las paredes del living se ha cubierto con un gran mueble de almacenamiento blanco. El uso del color no es casual, ya que de otro modo esta pared repleta de muebles resultaría demasiado pesada visualmente y sobrecargaría la habitación. 

Como decíamos en la introducción, el estilo elegido en esta casa tiende a lo provenzal y a lo shabby chic. Un buen ejemplo es el comedor, con esa mesa de madera envejecida y las sillas de tablas de diversos colores. La idea es crear un ambiente bonito, con cierto toque de romanticismo y bohemia.

Un baño que se adapta a las formas

Desde el comedor se accede al baño a través de una gran puerta blanca. Este espacio de geometría extraña era apenas un pequeño pasillo que antes comunicaba las dos habitaciones principales y al que se ha añadido un par de metros cuadrados más correspondientes a la cocina a fin de poder dotarlo de ventana. Algo que es fundamental en este tipo de espacios y que no siempre es factible en departamentos como estos – tipo monoambientes.

Pequeño pero acogedor

El dormitorio es pequeño pero acogedor. En esta ambiente se ha jugado con los tonos azules y los blancos, creando un espacio equilibrado y agradable. El gran cabecero de la cama parece revestir la mitad de la pared sobre la que descansa la cama, un toque que conecta el dormitorio con el resto de la casa y con el aire shabby chic presente en ella.

Si querés seguir aprendiendo como aprovechar espacios pequeños o vacíos, te recomiendo 7 fantásticas ideas para esos espacios vacíos

¿Qué te pareció este pequeño departamento?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!