de estilo  por jaione elizalde estilismo inmobiliario - home staging

¿Cómo limpiar esos rinconcitos difíciles en casa?

Celeste Celeste
Google+
Loading admin actions …

Sabemos que la limpieza es un tema que muchas veces cuesta, porque mantener la casa limpia no implica solamente ser prolijo y ordenado, por más que no ensuciemos la casa, cuidemos dónde dejamos las cosas y elijamos siempre evitar crear caos, lo cierto es que una limpieza profunda es necesaria. Porque ciertos rincones acumulan mucha suciedad, especialmente si se trata de la cocina y el baño, creemos necesario una mini guía para resolver ciertos problemas que pueden surgir a la hora de limpiar. 

No te pierdas estos consejos para dejar relucientes aquellos lugares o elementos que muchas veces no sabemos ni cómo limpiar, acá te vas a entrar pero también te vamos a ayudar a hacerlo más fácil. No te pierdas estos consejos con los que podrás dejar tu casa reluciente en poco tiempo y con poco esfuerzo.

Cortina de baño

Uno de los elementos que más odiamos limpiar, y más se ensucian, es la cortina de baño. Si bien podemos evitar que se acumule moho y estirar la limpieza profunda para que no sea necesario hacerla todas las semanas, lo cierto es que la cortina del baño termina ensuciándose, muchas veces con moho pero siempre con jabón y otros productos de baño.

Una forma de hacer que la limpieza de la cortina implique poco esfuerzo es extenderla bien y pasarle un trapo con salmuera, una vez que actúa (hay que dejarla unos 15 o 20 minutos) la enjuagamos y fácilmente toda la suciedad se desprenderá sin esfuerzo. Si bien esto es necesario cada cierto tiempo, tener un baño bien ventilado, especialmente después de las duchas, hará que la cortina se ensucie menos.

Esa maldita campana

La campana de la cocina evita que la casa se llene de olor cada vez que cocinamos pero cuando toca limpiarla nos da un no tan lindo dolor de cabeza.

El primer paso para limpiar la campana es conseguir una silla, banco o escalera cómodo y seguro para poder llegar a la altura sin problemas, una vez que estamos ubicados debemos sacar el filtro y ponerlo en remojo con un antigrasa, de este modo luego un enjuague será suficiente para dejarlo como nuevo.

Luego utilizamos antigrasa tanto para el exterior como para el interior, en éste último en caso de tener una grasa difícil de sacar podemos pasar un trapo con amoníacos (siempre manipulándolo con precaución) y luego limpiar con un trapo húmedo.

Para el exterior debemos procurar utilizar un paño suave que no raye.

Los rincones más incómodos del baño

Las paredes del baño, al igual que la cortina, sufren de están casi constantemente en contacto con el agua, y si pensamos en los rincones las ganas que teníamos de limpiar seguramente desaparezcan, allí es donde mayor concentración de moho y grasa se acumula.

Para minimizar el esfuerzo podemos utilizar una mezcla de limón, bicarbonato de sodio y agua, la aplicamos en las paredes especialmente en los rincones y luego de dejarlo reposar un rato con un cepillo o trapo pasamos y fácilmente la suciedad quedará eliminada.

Los techos

Los techos son un tema complicado, en primer lugar por la altura, pero con un extensor podemos solucionar y tener el limpiador con el largo necesario para llegar a cualquier rincón. 

Por supuesto que si hacemos una limpieza total de la casa debemos empezar por el techo, si bien la idea es limpiar y no mover la suciedad de un lado a otro, teniendo en cuenta que pueden caer restos al piso, será mejor dejar primero el techo limpio. Para evitar que se disperse lo mejor será utilizar un paño seco e ir barriendo la suciedad. Generalmente la pintura de los techos no es lavable, en caso que sí lo sea, podemos utilizar un trapo húmedo.

Por supuesto que si el techo tiene manchas de humedad ahí primero tenemos que evaluar el estado del techo y la pared para ver si vale la pena pintar o primero debemos arreglar.

Abajo de los muebles

Los muebles o sillones bajos son estéticamente encantadores, pero a la hora de limpiar solemos encontrarnos con el problema de ¿cómo llego hasta ahí?

Existen dos formas prácticas de limpiar debajo de un mueble que ofrece poco espacio: una es ir barriendo la suciedad con la ayuda de un secador de pelo, el viento impulsará las partículas más grandes y livianas fuera del sector inaccesible, eso sí, no nos salvamos de una limpieza mayor por lo menos una vez al año.

Ahora bien, si tenes una aspiradora pero que resulta demasiado grande para limpiar allí, la solución está en improvisar un cabezal con un rollo de cocina o de papel higiénico (el cartón sin papel), lo colocamos en la boca de la aspiradora y manipulamos el cartón para lograr una boquilla más plana.

Querido microondas

El microondas es uno de esos elementos que seguramente hoy no nos imaginamos viviendo sin él, pero a la hora de limpiarlo seguramente nos gustaría que no existiera.

Si lo limpiamos periódicamente no tendremos mayores problemas, ahora bien si resulta que amamos usarlo pero nunca lo limpiamos, cuando quieras hacerlo seguramente te sorprenderá la cantidad de grasa y comida que tiene pegado en sus paredes. Para una rápida y efectiva limpieza recomendamos colocar en su interior un  recipiente con agua, limón o vinagre y un poco de bicarbonato, lo ponemos en funcionamiento hasta que el agua se evapore y cuando lo saques la suciedad se habrá ablandado, ahora sí, limpiar será una tarea mucho más fácil.

Si no tenés microondas y utilizas mucho el horno, no te pierdas: Recetas de la abuela para limpiar el horno.

Contanos ¿tenés algún truco para facilitar la limpieza?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!