homify 360º: Una transformación poco convencional

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

Hay lugares que nos envuelven con un encanto atemporal y en los que más que turistas, nos sentimos testigos activos de la historia de la ciudad. Esta es la sensación que experimentaremos hoy y a través de este libro de ideas. 

para el homify 360º e esta semana nos vamos a la maravillosa cuidad de Évora en Portugal. Pasear por sus calles es viajar desde la Antigua Roma al Renacimiento más brillante. Entre sus callecitas empedradas se ocultan tesoros arquitectónicos que no dejarán indiferente al visitante. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, este reconocimiento impulso la entrada de capitales que permitieran la restauración y despertó la conciencia de que había que impedir que los miles de edificios históricos de la ciudad acabarán en estado ruinoso. 

Hoy nos referiremos al Convento do Spinheiro, un llamativo edificio del siglo XV que fue restaurado por el estudio Sergio Castro Arquitectura. La idea era no solo salvar del estado de ruina al convento sino también buscaba ampliarlo, cambiar su uso y convertirlo en un lujoso hotel donde la belleza de lo antiguo se mezclara con las comodidades de lo moderno. Un trabajo impecable que nos permite transportarnos a otra época y disfrutar de la belleza sin igual del Alentejo portugués.

Una fachada que reluce

Évora se encuentra a una hora del mar, pero observando esta impoluta fachada blanca es fácil imaginarse el olor a sal y escuchar el sonido de las gaviotas. Se trata de un edificio del siglo XV, con elementos clásicos y renacentistas. 

Como convento de claustro que era, la fachada es sobria y apenas hay ventanas, pero las que hay tienen un encanto especial. La reforma ha conseguido devolverle todo su esplendor. 

Un claustro que es una terraza

Las altas paredes del convento impedían ver la calle, pero desde el patio de este claustro el cielo se apreciaba en todo su esplendor. La reforma ha convertido el silencioso claustro en una animada terraza donde es posible sentarse y disfrutar de las maravillosas vistas del conjunto arquitectónico. 

Se han dejado los pilares en piedra, mientras que el resto mantiene el color blanco de la fachada. La visión de este claustro es especialmente interesante durante la noche, ya que la iluminación de las arcadas y el campanario crean un ambiente tan místico como misterioso.

Una sutil ampliación

La propiedad en la que se encuentra el hotel abarca no solo el espacio del edificio principal del convento, también las tierras colindantes pertenecientes al mismo. Este espacio se ha utilizado para construir un gimnasio, una pileta, una fabuloso spa y una sala de reuniones. Los espacios ajardinados como el que vemos en la imagen son lugares de ensueño donde es posible tomar un desayuno de película. 

La ampliación, sale del edificio principal, es fiel en el uso del color y se adapta de una manera sutil al ambiente. Moderno, de líneas rectas, su presencia discreta no resta protagonismo al impresionante edificio antiguo.

Un depósito de agua convertido en bodega

En el subsuelo del edificio se encontraba un depósito de agua que tras la restauración se ha convertido en una bodega de lujo. El espacio es perfecto para mantener los mejores vinos resguardados ya que no se filtra la luz del sol y se mantiene siempre con una temperatura invariable y fresca. Pero además, es un lugar perfecto para realizar degustaciones. Sus arcos ojivales y la misteriosa iluminación crean un ambiente único para disfrutar de la mejor copa de vino.

De la austeridad al lujo

Si los monjes que habitaron las austeras habitaciones del convento pudieran ver en qué se han convertido ahora, estamos seguros de que romperían el voto de pobreza sin pensarlo dos veces. Estas lujosas suites se han decorado con un estilo barroco, donde predominan las cortinas pesadas, los cabeceros recargados y los complementos dorados. Pero sin duda, uno de los mejores placeres del dormitorio no habita en su interior, sino al otro lado de la ventana, donde se observa el extenso jardín que, como un paraíso terrenal se extiende sobre nosotros.

El living comedor

La suite no se acaba en el dormitorio, sino que ofrece un verdadero y lujoso salón donde no falta detalle: una araña que cuelga del techo, un espejo repleto de dorados, cuadros con escenas bucólicas, un sofá de terciopelo y muebles de madera maciza.

Lujos modernos

En la ampliación del edificio se proyectó también una zona de bienestar que incluye un gimnasio, una pileta y una zona de spa exclusiva. En estas instalaciones es el entorno el que se convierte en un verdadero monumento, con unas vistas que ayudarán a encontrar el relax que todos buscamos en nuestras vacaciones.

Te dejamos aquí otro libro de ideas para que descubras otros rincones donde tener unas auténticas vacaciones de relax.

-homify 360°: explosión de color en Ibiza

¿Qué te parecen unas vacaciones en este claustro?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!