Tendencia en baños: Duchas italianas
Baños de estilo ecléctico por Gabriela Pereira

Tendencia en baños: Duchas italianas

Tendencia en baños: Duchas italianas

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

De origen romano, la ducha italiana es una de las tendencias más interesantes de los últimos años en el mundo de la decoración del baño. Visualmente, son impecables debido a que su elegante diseño se adapta fácilmente a cualquier espacio. En cuanto a funcionalidad, las duchas italianas son muy prácticas sobre todo en baños de poco espacio.

La autentica ducha italiana sale del mismo suelo y por ende comparte el mismo revestimiento que se usa en el resto del piso del baño. Al no existir una distinción bien marcada entre piso y ducha, la separación la ponen los desagües por los que se evacua el agua. Más allá del estricto concepto, también es posible optar por platos de ducha que utilizan otros materiales y marcan así la división entre espacio de ducha y el resto del baño. 

Eso sí, para poder instalar una ducha de este tipo en nuestra casa necesitamos contar con el espacio necesario para empotrar un sifón y un sistema de canalización de evacuación en el suelo. Un trabajo que mejor poner en manos de los mejores expertos en la materia. Sin embargo, para que te vayas haciendo una idea, te mostramos 10 extraordinarias duchas italianas y te contamos las ventajas por las qué este tipo de duchas se han vuelto tan popular en los últimos años.

Se integran en cualquier espacio

Una de las ventajas de este tipo de ducha es que nos permite integrarla en el dormitorio, tal y como vemos en esta imagen. Aquí han elegido un diseño cerrado que protege el plato de ducha a través de una cabina de cristal que usa vidrio templado y vidrio translúcido. Este cubo de cristal consigue crear un ambiente lujoso, elegante y muy sofisticado.

Adaptables a cualquier espacio

Si hay una ventaja que caracteriza a este tipo de duchas es la flexibilidad a la hora de definir un rincón para su instalación. Ya sea que las coloquemos en medio del baño o en una esquina, todo dependerá del espacio con el que contemos. En general, su tamaño es ligeramente más grande que las duchas normales y pueden tener una anchura de 120 cm a 200 cm. De todas manera, al tener un diseño tan simple no interfieren con la dinámica del espacio.

Modernidad pura

Como mencionamos al principio de este libro de ideas, el origen de las duchas italianas se remonta a los romanos y por muy antiguas que sean, estos diseños son hoy en día un sinónimo de modernidad. Versátiles, etéreas y con mucha clase, las duchas italianas han venido para quedarse.

Ideales para baños pequeños

Las duchas italianas pueden instalarse también en baños pequeños, aunque en este caso no tendremos tantas posibilidades de elegir su ubicación. De todas maneras, hay que tener en cuenta que estas son ligeramente más grandes que las convencionales, que suelen tener un tamaño de entre 80×80 cm o 90×90 cm.  La mejor solución para estos casos y sobretodo para evitar que el agua salpique por todos lados, es instalar una mampara que aísle la ducha lo máximo posible.

Espacios propios

Una de las ventajas de las duchas a ras de suelo es que al seguir la línea de este y no tener escalón alguno, pueden llegar a convertirse en verdaderas habitaciones-duchas. No son un simple elemento en el cuarto de baño, sino algo propio.

En esta imagen vemos como se ha creado una ducha que se separa visualmente del resto del espacio a través del uso de mayólica multicolor. 

Cómodas a más no poder

Pero si hablamos de ventajas a la hora de instalar este tipo de platos de duchas no podemos olvidarnos de la accesibilidad al mismo. Para personas con problemas de movilidad o que viven con ancianos, las duchas a ras de suelo son realmente recomendables.

Van bien con cualquier estilo

Más allá de los estilos de decoración más modernos, las duchas italianas pegan con cualquier estilo, como nos demuestra este ejemplo, donde unos azulejos de inspiración rústica cubren la pared del espacio destinado a la ducha y juegan con el diseño moderno del lavatorio y el tono subido en la pared. El resultado, una mezcla perfecta entre lo moderno y lo tradicional.

Uso de diferentes materiales

Sin duda, lo más maravilloso de las duchas italianas es que ellas nos permiten usar y combinar diferentes materiales. En este caso podemos ver un espacio que combina distintos revestimientos: madera, vidrio y piedra natural. 

Atención al detalle en esta ducha: doble flor.

A combinar colores

Aquí se ha creado un habitáculo para la ducha, una especie de vestuario dentro del cuarto de baño. Forrada por una mampara en un intenso y cálido color naranja, en esta ducha no hay problemas de fugas de agua ni salpicaduras. Sin duda, la ducha es la estrella en este baño de tonalidades grises y blancas. 

¡Estilo y diseño al servicio del agua!

Nos permiten incorporar toques verdes

Por último, nos despedimos con un diseño que combina ducha italiana con jardinería vertical. El espíritu de este baño es muy selvático y nos garantiza una relajación plena. Imagínate que cada baño será indefectiblemente una experiencia absolutamente natural.  

Si querés seguir leyendo sobre baños, mirá este artículo:

-Baños: 7 estilos diferentes

¿Qué te parecen las duchas italianas? ¿Te instalarías una? 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto?

¡Contactanos!

¿Necesitás ayuda con tu proyecto?

¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!