Construir una casa: ¿Por dónde empezar?

Marina Gamba Marina Gamba
Loading admin actions …

Elegir la casa a donde vamos a vivir es una tarea difícil y muchas veces abrumadora. Es por esto que muchas veces tomamos la decisión equivocada y después estamos años viviendo en un hogar que no es adecuado para nuestras necesidades. Esto se debe a que las cosas que debemos tener en cuenta son muchas y muy distintas entre sí, como el tamaño, la orientación, el barrio, los medios de transporte que pasan por ahí, etc. Además de, por supuesto, nuestro presupuesto.

Ya sea que estés pensando en comprar o alquilar, en este libro de ideas encontrarás siete consejos que te guiarán para tomar una decisión correcta. Además, siempre es recomendable asesorarte por un profesional que conozca sobre diseño y arquitectura para que te ayude a diseñar tu casa o tus ambientes, como los de Silvana Valerio Estudio Geya cuyas fotos de casas que ayudaron a diseñar veremos en este libro de ideas. En homify tenemos muchas fotos para que puedas inspirarte a la hora de definir el estilo de tu casa

Define tu gusto personal

Lo primero que debes hacer es definir el estilo de la casa que vas a querer: si va a ser clásica o moderna, qué colores y materiales van a primar, etc. Esto es simplemente tu gusto, ya que con los retoques adecuados cualquier estilo puede adecuarse a cualquier lugar y presupuesto. En homify tenemos cientos de fotos de distintos estilo de casas para que puedas recorrer y elegir el tuyo. Esto es importante no sólo por una cuestión estética, sino que será lo que marcará la mayoría de las decisiones que tengas que tomar a los largo del proceso de construcción o elección de la casa. Por otro lado, si hay profesionales ayudándote, también es importante que puedas transmitir con claridad lo que querés, para que ellos puedan hacer mejor su trabajo.

Dimensiones: considerá la cantidad de personas que vivirán ahí

Tanto el tamaño total de la casa como de cada habitación por separado dependerá mucho de cuántas sean las personas que vivirán ahí. Es importante no comprar un caserón enorme que esté desperdiciado ni tampoco tener que vivir en una casa pequeña todos amontonados sin nada de intimidad. 

En este apartado te contamos un aproximado de lo que los expertos recomiendan por habitación según sus usos y habitantes:

Dormitorios: 

– Dormitorio matrimonial: esto supone una cama matrimonial y un área normal de almacenamiento (no incluye un vestidor). Se recomiendan 14 m². 

– Dormitorio doble con dos camas individuales: se recomiendan 12 m².

– Dormitorio sencillo con una cama individual debe tener un mínimo de 8 m². Una medida menor de 6 m² ya sería considera como un estudio. 

Habitaciones comunes: 

-Baño: se considera que un baño completo debe tener un mínimo de 5 m². 

– Cocina: debe tener entre 8 y 9 m². 

– Garaje: mínimo de 18 m² para un coche (6×3) y mínimo 36 m² para dos coches (6×6), claro que caben en medidas menores pero no se podrán abrir las puestas. Cualquier área adicional para almacenamiento deberá ser agregada. 

– En general, para una casa de entre 5 y 6 habitantes el salón comedor debería tener una superficie de 30 m².

Si estás buscando consejos sobre cómo decorar espacios pequeños, te recomiendo este libro de ideas: 6 trucos para diseñar con techos bajos.

Ubicación

El barrio en el que estará ubicada tu casa definirá el estilo de vida que llevarás. Para elegirlo debes tener varias cosas en cuenta: por un lado, la distancia que tendrás que viajar día a día para llegar a tu trabajo, la escuela de tus niños, etc. También, la distancia de tus familiares y seres queridos, para que puedan visitarte y vos a ellos. Para esto es importante no sólo la distancia sino la accesibilidad, en espacial si nos manejamos en transporte público.

Por otro lado, una vez que hayas elegido el barrio, hay que elegir la zona. No es lo mismo cualquier calle ni cualquier cuadra. Siempre es recomendable visitar los alrededores de la casa que estamos pensando en comprar en distintos momentos del día para tener una perspectiva real sobre el ambiente que se vive ahí. Si podés hablar con los vecinos tendrás un testimonio de primera mano sobre cómo se vive ahí. También es importante saber si hay parques o plazas cerca, supermercados, estacionamiento de ser necesario, y todos aquellos lugares que te gustaría frecuentas. Es importante que el barrio y ubicación que elijas se amolde al estilo de vida que te gustaría llevar. Finalmente, la ubicación de la casa respecto del sol, el viento, etc es muy importante. Esto dependerá del clima en el que vivas.

El presupuesto

El presupuesto con el que cuentas para comprar una casa es definitorio, pero no tiene que ser un elemento desalentador. Nunca es bueno pensar que uno se está “conformando” con lo que puede pagar, ya que esto te predispondrá de forma negativa respecto del hogar en el que pasarás tus días. Para evitarlo, define desde un principio cuál es el rango de precios que puedes pagar y sólo mira opciones que estés en ese rango. Por otro lado, considera opciones de decorado y diseño que te ayudarán a transformar las habitaciones con poco dinero.

Inversión a largo o corto plazo

El momento de tu vida en el que estés comprando la casa es un factor que determinará si estás pensando en una inversión a largo o corto plazo. Si no tenés hijos y estás comprando tu primera casa, por ejemplo, podés pensar en algo transitorio que cambiarás en un par de años. En ese caso, por ejemplo, podés apostar por un barrio que está emergiendo y arriesgarte, o comprar una casa antigua y reciclarla. Este tipo de decisiones son recomendables cuando tienes tiempo y pocas responsabilidades. 

Por el contrario, si lo que estás buscando es una casa de familia en la que crecerán tus hijos y será tu hogar para toda la vida, no hay lugar para los riesgos. En este caso, es mejor optar por casas en barrios familiares y en los que te sientas a gusto en el momento de la compra. En la elección de la casa, opta por una que no precise reforma, ya que esto es muy estresante, sobre todo para los niños.

Espacios verdes: patios y terrazas

Ya sea que nos guste mucho la vida al aire libre o que tengamos una personalidad de interior, si la casa que elegimos tiene un espacio verde será un gran plus. Para los chicos siempre es importante tener un lugar para poder jugar y estar en contacto con la naturaleza. Pero aunque no pasemos mucho tiempo afuera, el verde de las plantas, el fresco del aire que esos lugares logran y el sonido de los pájaros es algo que podemos disfrutar desde el interior y que mejorarán nuestro estilo de vida. Por eso, aunque sea un patio de cemento o una pequeña terraza, siempre el contacto con la naturaleza alegrará nuestro hogar.

¿Te parecieron útiles estos consejos?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!