Casas de estilo moderno por GITC

Una casa minimalista y espectacular ¡No le falta nada!

Pablo Briguez Pablo Briguez
Loading admin actions …

Unas de las cuestiones más notorias que la modernidad como concepto global aporto a la arquitectura y a la vivienda en particular que es lo que nos trae analizar aquí, es la componente dinámica que se agrego a lo que hasta entonces era comprensible desde los diferentes planos que la componían. Para Walter Gropius (uno de los principales exponentes de la modernidad) un edificio debía poder comprenderse a través de recorrerlo, de darle la vuelta al mismo, osea de vivir una experiencia dinámica. Esta cuestión puede verificarse en mucha de la obra de los maestros de la modernidad con Le Corbusier o nuestro (porque Latinoamérica es un todo) Niemeyer, donde recorrer atravesar y moverse es esencial para poder entender la obra toda y su relación con el entorno. Esto encontramos en esta vivienda propuesta por GITC que recorreremos a continuación.

Apaisado

La característica más marcada de esta vivienda como mencionábamos anteriormente es la condición horizontal no solo marcada por los volúmenes y su disposición longitudinal sino también por el detalle, como es el caso del revestimiento de madera que cubre los volúmenes de planta alta y que decididamente se posiciona de esa forma para marcar esa postura de la vivienda ante el paisaje.

Falsa simetría

Lo primero que podemos percibir en esta vivienda es un fuerte eje central que compensa los volúmenes de la planta alta que se disponen en una aparente simetría que la planta baja se encarga de desarmar por completo, dándole diferentes espacios a cada lado del eje central, lo cual descompone ese juego axial. Otra clara característica de esta vivienda es el fuerte sentido longitudinal de la propuesta, lo cual hace mucho más visible al darle un fuerte sentido horizontal al diseño de las partes.

Cara opuesta

El contrafrente de esta vivienda corta un poco la presencia de los volúmenes de la planta alta generando espacios o volúmenes que cortan esa longitudinalidad tan marcada de la fachada principal. El volumen de la cocina, la continuidad del volumen central que marca el eje de la casa y al cambio de materialidad de este frente le da una fisonomía recortada respecto de la continuidad de la lectura de los volúmenes.

Atravesar el corazón

El volumen central que oficia de eje resulta de suma importante en la composición no solo como punto de referencia para la composición sino como punto de partida para entender la relación del movimiento con esta casa. Desde este punto se denota que la posibilidad de reconocer y entender el espacio es a través del movimiento.

Reconocer y reconocerse

Esta idea de movimiento no es solo valido para poder comprender el espacio interior y las características de cada uno de los mismos, sino que también es una experiencia de reconocimiento del contexto que rodea a esta vivienda y que la califica. Cada punto del recorrido da una perspectiva distinta no solo de los espacios interiores sino también de los exteriores. Los puntos de perspectiva en esta casa son fundamentales para determinar hacia donde y como la casa mira a su entorno y como este puede hacer del espacio interior un lugar mejor.

Estática espacial

Fuera del recorrido que conduce a cada uno de los lugares, están los espacios (en este caso la cocina) en sí mismo, con sus características, sus usos y su estanqueidad para poder resolver una función determinada. Pero más allá de esta resolución compositiva existe una sensibilidad por la cual la luz y el paisaje califican cada uno de estos espacios, que son lugares donde la contemplación es la principal función por encima incluso la misma que le corresponde al espacio.

Si te intereso esta obra te recomendamos leer el siguiente libro de ideas: Una casa espectacular hecha con dos contenedores

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!