Una casa de playa que se reinventa

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

Existen casas construidas en lugares que son especiales en cualquier época del año: en un frondoso bosque, en unas montañas nevadas o, como en este caso, en una paradisíaca playa.

Nos vamos a Costa Nova do Prado, en Portugal, a conocer la intervención que se hizo en una casa con espíritu playero. La misma estuvo a cargo del despacho GAAPE Arquitectura, Urbanismo e Ingeniería. Esta casa funciona dos estilos que en principio podrían considerarse opuestos: el moderno y el vintage

El proyecto trabajo sobre la construcción existente, conservó las viejas estructuras y la línea arquitectónica original pero le imprimió una impronta más fresca y acogedora. 

¿Pasamos a conocerla?

Un antes desgastado

Este es el antiguo rostro de la vivienda: bastante anticuado, muy descolorido y sin mayor atractivo que el alto pretil sobre el ático. El muro cubierto de azulejos en tonos amarillos y marrones de corte tradicional, hacen que la fachada se vea aún más avejentada, desmereciendo bastante su valor.

Veamos la radical transformación que se efectuó en la fachada…

Una fachada renovada

La nueva fachada de la casa ¡es fantástica! 

Muy sabiamente, los profesionales optaron por mantener el hermoso diseño del pretil pero éste se ha modificado para permitir una interesante reestructuración en lo referente a las ventanas. En la planta baja, se optó por mantener una única entrada principal en tanto que el resto fue cubierto por un enrejado blanco, eliminando los ventanales desfasados que se encontraban en su lugar.

El azulejo desapareció, afortunadamente, y en su lugar un tenue color azul combina sutil y graciosamente con el blanco de la marquetería, el pretil y el enrejado.

Fachada posterior

Desde el patio trasero descubrimos que la casa cuenta con tres pisos y cada uno con un balcón protegido por una baranda. Los balcones iluminan naturalmente las habitaciones y conectan los espacios interiores y exteriores, además de regalar hermosas vistas de la playa a cada espacio.

La planta baja cuenta con una pequeña y delicada terraza cubierta, en donde una mesa y sillas de madera nos invitan a pasar una tarde relajada y divertida con los seres queridos frente al breve jardín que cierra el lugar con broche de oro. 

La cocina

Empecemos a recorrer los interiores de esta preciosa casa playera. A través de ellos podremos descubrir el contraste de estilo que mencionábamos al principio. 

La cocina es un lugar muy agradable, acogedor y que transmite mucha armonía. Donde, sin duda, el estilo vintage domina la escena. 

El piso de madera combina perfectamente con la barra desayunadora y las banquetas del mismo tono. El mobiliario de cocina es blanco, lo que combina fantásticamente con los elementos en madera. Por otro lado, la bacha de losa y la grifería cierran el conjunto de manera impecable. 

La cocina es pequeña pero sin más, encantadora…

El comedor

El comedor es un excelente ejemplo que nos muestra como conviven ambos estilos. La fusión no podría ser más perfecta. En medio de un diseño arquitectónico moderno, estructuras puras y simples, blancos perfectos, maderas pulidas y muros acristalados, interactúan con un comedor de espíritu vintage

Una vista desde las alturas

Desde aquí podemos apreciar muy bien la organización de la casa. Como se observa, el área del comedor es un espacio a doble altura en donde una lámpara repleta de caireles de cristal reflejan los rayos del sol e incrementan la luz. 

Desde la cocina se tiene acceso la jardín interior. Este espacio exterior agrega mucha frescura y verdor incluso a los interiores. 

El baño

A pesar de que el baño es de un diseño muy sencillo, no es por esto, menos encantador. Está cubierto de azulejos blancos de diferentes figuras que conforman un mosaico monocromático pero con muchas texturas, convirtiéndolo en un sitio bastante interesante y relajado. 

Niveles interiores

Como mencionamos antes, la casa cuenta con tres plantas, las cuales se encuentran unidas gracias a la acción de unas escaleras absolutamente alucinantes. La misma se siente sorprendentemente ligera, ya sea por la claridad de la madera, ya sea por la transparencia del barandal o por tratarse de una sola pieza de color en medio de tanta blancura… Sea lo que sea, la escalera se roba más de un suspiro y merece ser digna de admiración.

Si te gustan las escaleras y querés ver más, te recomiendo este libro de ideas: ¡Lo mejor del diseño en escaleras de interior!

El altillo un espacio único

Sobre el tercer nivel de la casa, hay un lugar escondido que apenas se alcanza a ver desde la fachada principal: el altillo. El rebuscando pretil de la fachada principal y su ventana esconden este espacio que vemos en la foto. Gracias a su altura, las vistas desde la fachada posterior son increíbles: en un primer plano, la calle y el paisaje cercano, y al fondo, la playa. 

El altillo ha sido destinado a ser punto de reunión y divertimento familiar, es así que en el se encuentran el tv, un par de sofás y el acceso a la terraza… en definitiva, el altillo es un lugar destinado al ocio. 

¿Qué es lo que más te gusto de este proyecto?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!