Guía al Clasicismo

IGNACIO MARTÍNEZ ARGÜELLO IGNACIO MARTÍNEZ ARGÜELLO
Loading admin actions …

A pesar de los innumerables estilos decorativos, existe uno que se destaca por su atemporalidad, elegancia y calidez. Estamos hablando del estilo clásico. Cuyos espacios toman elementos tradicionales franceses, ingleses, griegos e italianos. Los ricos detalles en sus ambientes parecen hablarnos del pasado y nos invitan a soñar con tiempos de opulencia y sofisticación.

En esta guía, aprenderemos a identificar aquellos detalles constructivos y decorativos que hacen al estilo clásico. También conoceremos un poco de su pasado, presente y futuro del mismo. ¡Sin dudas, un libro de ideas para guardar como favorito!

En la línea del tiempo: Pasado y Presente

Desde sus inicios, el estilo clásico fue ampliamente aceptado por los más conservadores y/o tradicionales. Su nacimiento es casi tan antiguo como el hombre, ya que con el correr de los siglos, fue mutando según el lugar y la cultura. Ya en Francia, a finales del 1600 podemos reconocer muchos de los elementos que hoy, forman parte del inconsciente “clásico”  moderno. En Inglaterra, ocurre lo mismo. Tomando elementos pre-victorianos de detalles constructivos como boiseries y otros revestimientos en madera, obtenemos un mix armónico de diversas culturas.

En la actualidad, Los ambientes clásicos suelen ser más depurados de ornamentos, pero fieles a la estética. Desde el clasicismo podemos entender las corrientes conservadoras y palaciegas, las más eclécticas y curadas al mejor estilo brocante, las que tienen un look más Vintage o French Country, y su versión repleta de pátinas y decapados como la Shabby Chic.

En la línea del tiempo: Futuro

Poco podemos afirmar sobre los tiempos a venír. Pero la tendencia indica que el estilo clásico actualmente se inclina por lo ecléctico y lo glamouroso.

Este último es representado por ricos y exóticos géneros y texturas. Maderas con detalles de marqueterie y raíz, dorados y plateados a la hoja, pieles y sedas estampadas en los blancos y cortinas.

Colores vívidos y contrastantes, que aportan personalidad y dramatismo.

Este movimiento, también conocido como “Hollywood Regency” surge en los años 20, en plena era dorada para las artes y el cine.

Las simpáticas formas de los muebles combinan una simétrica geometría con metales pulidos y vidrios brillantes. Esta tendencia, se adapta a nuestros tiempos, acercando el Art Deco de la época, al clasicismo actual.

Los adelantos tecnológicos también, nos permiten trabajar otros materiales y dar vida a nuevas formas y texturas bajo la impronta tradicional, es por eso, que no es extraño reconocer una Louis Ghost de Philippe Starck como pieza para un comedor formal.

Decorando: Corriente Francesa

Para la decoración tradicional, es importante que los objetos a utilizar, nos remitan a esa época.

Si el motivo es francés, podemos usar esculturas en piedra o mármol, cuadros de marcos muy trabajados, cajas laqueadas o con marqueterie, candelabros, lámparas de pie de estilo, alfombras de pelo largo y algún que otro elemento decorativo de China. Si bien este último no es propio del clasicismo, el contraste generado entre objetos de estas diferentes culturas es muy armónico. Algunos ejemplos de elementos orientales aceptados son los jarrones o potiches y los biombos de escenas rurales y cotidianas.

El secreto de su emplazamiento, reside en la simetría o el balance visual.

Saber elegir muebles

Sea que uno se incline por lo más tradicional, lo más ecléctico o lo más pop del clasicismo, un principio importante, es que nuestros muebles, si bien elegidos, parecen mantenerse vigentes en el tiempo.

Al momento de elegir un mueble clásico, debe primar la calidad (particularmente en este estilo decorativo). Dejando de lado las cuestiones de detalles y estética, y sin querer caer en lo obvio de “lo barato sale caro”, un mueble económico y de pobre fabricación, seguramente no durará el tiempo necesario. Dentro de los tipos de muebles para este estilo, los más conservadores, suelen ser de maderas oscuras y brillantes. Aquellos más casuales, generalmente son de maderas más claras. Los de aspecto Vintage o French Country, muestran el paso del tiempo en su superficie, y los Shabby Chic están patinados o laqueados en blanco. En estos últimos, podemos ocultar la madera usada para su confección, pero la textura debe ser interesante.

Colores

Livings de estilo clásico por Heart Home magazine
Heart Home magazine

An Eclectic Edwardian Home

Heart Home magazine

Los colores cálidos son los recomendados para estos lugares. Tonos beige, ocre, dorado, ladrillo, rojo, naranja y amarillo son los encargados de aportar calidez y contención al espacio.

Para lograr ambientes más abiertos y descontracturados, los colores más claros y despigmentados son los indicados. En las paredes, muchas veces, se utiliza la misma paleta con 2 o 3 diferencias entre los tonos para resaltar paredes y molduras.

Texturas

Livings de estilo clásico por homify

Al momento de elegir géneros, alfombras y cortinas para un ambiente clásico, los diseños tradicionales siempre serán un acierto.

Las rayas, motivos florales, cuadros, Toile, etc son atemporales y siempre populares.

También se puede agregar peso visual al especio, mediante almohadones de texturas  y tramas generosas. Muchas veces, si los ambientes son chicos, se combina el mismo diseño para las cortinas y los muebles próximos, como por ejemplo, un sillón al lado de la ventana.

Decorando: Corriente Inglesa

Las decoraciones clásicas más sobrias, pueden nutrirse del mobiliario y estilo inglés. Donde predominan los colores plenos y claros, lisos o con dibujos pequeños que contrastan con las maderas oscuras propias del estilo. En esta versión del clasicismo, la escala de los espacios es más racional y humana, a diferencia de la corriente francesa, cuya caja es más grande y suntuosa.

Cortinados

Ser clásico no significa relegar practicidad o tecnología. Hoy en día, los pesados cortinados palaciegos, pueden ser confeccionados en los mismos géneros tradicionales, con el agregado de tratamientos antimanchas e ignífugos. Esto proporciona mayor seguridad y duración en la vida útil de los géneros. A su vez, lonetas o telas blackout se comercializan en rollo, listos para ser preparados como una cortina tradicional, con sus pliegues y dobleces.

Las cortinas, al vestir las ventanas, debe lucirse lo más posible, por lo que tanto ellas como los barrales que las contienen deben ser dramáticas y sofisticadas.

Hecho en Argentina

Casa en la Barranca · San Isidro, Buenos Aires · Paula Herrero | Arquitectura: Livings de estilo moderno por Paula Herrero | Arquitectura
Paula Herrero | Arquitectura

Casa en la Barranca · San Isidro, Buenos Aires · Paula Herrero | Arquitectura

Paula Herrero | Arquitectura

En este ejemplo, la Arquitecta Paula Herrero nos muestra con su expertise, un ambiente de lectura sobrio, de líneas inglesas con un mix contemporáneo. El espacio predominantemente oscuro, contrasta gratamente con el ambiente contiguo en claros matices.

Ambos sectores, claramente delimitados, conviven en una intensa armonía.

¿Te gustan estas ideas?  ¡Compartílas!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!