Casa Limonero: el hogar soñado

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

En esta ocasión, te presentamos un proyecto de interiorismo que te encantará. Un proyecto fresco que mezcla varios estilos e ideas creativas y con el que estamos seguros te vas a inspirar. 

Casa Limonero es una residencia situada en la Ciudad de México, en una zona donde existe mucha vegetación. Por ello, el concepto y la decoración están inspirados en la naturaleza y en la integración de espacios exteriores con los interiores. Además, el eje rector del diseño fue conjugar varios estilos, por lo que se combinaron distintos tipos de mobiliario, de materiales y colores.

Este cautivador proyecto es creación de la arquitecta mexicana Mariangel Cohlan, nuestra experta invitada en este libro de ideas. ¡Tomá nota e inspírate!

Verde en todos sus matices

Como mencionamos antes, Casa Limonero es una vivienda que se encuentra en zona boscosa y por ello rodeada de flores y plantas. El objetivo fue entonces seguir con esta línea verde e incorporarla en el interior de la casa. Prueba de ello, es este gran comedor, un espacio donde blancos, grises y verdes conviven en total armonía.

Sobre una de las paredes notamos se ha colocado un espectacular cuadro, una auténtica obra de arte realizada por el talentoso y reconocido artista plástico, Juan Ibarra. Un cuadro en tonos beige y matices de verdes, especialmente pensado y realizado para este espacio ya que era importante, tanto para los propietarios de la casa como para la arquitecta, incluir arte mexicano en esta habitación.

La mesa de madera y sillas son también diseño exclusivo. Las sillas, por ejemplo, fueron tapizadas con dos diferentes estampados de textiles: una de rayas finas y la otra, totalmente lisa con textura acolchada, capitoné, característica del estilo clásico.

Colores neutros en el desayunador

Un lugar tranquilo donde disfrutar los alimentos por la mañana es lo que se quería lograr con el diseño del desayunador, por eso, se eligieron colores neutros como el blanco y el gris, los cuales quedan perfectamente con los tonos violetas y morados.

Amarillo como división

La propuesta para el vestíbulo era pintar de amarillo la pared principal. Sobre todo porque ésta divide el hall de ingreso del espacio destinado al comedor, lo más interesante de esta pared divisoria es que no llega completamente al techo y por consiguiente entra más luz en todas las estancias. 

Al entrar a Casa Limonero lo primero que vemos es una cajonera de madera estilo clásico con un acabado a la cera. Y detrás del mueble y la cálida pared, alcanzamos a ver de nuevo el comedor. 

La elegancia del gris

Como en la decoración de la casa, se utilizaron elementos en colores anaranjados, amarillos, verdes y morados, era necesario crear el balance y la armonía con otros colores como el blanco o gris. Es por ello que muchas de las paredes de Casa Limonero se han pintado en este color, el desayunador, el comedor o el living son algunos de los ejemplo que ya vimos. En el living, en especial, el gris es el color guía para la selección de los textiles y estampados. 

Vemos que la pared ha sido decorada con artesanía local, ya que era importante tanto para los propietarios como para la arquitecta la incorporación de elementos artesanales y artísticos para hacer, esta casa, aún más acogedora.

El espacio para socializar: ¡en naranja!

¡Qué mejor color, que el naranja para un living! Y es que el anaranjado, según la psicología del color, transmite alegría. Es por ello, que el naranja es requerido en la decoración de fiestas, celebraciones y eventos sociales. En la sala de Casa Limonero se han combinado muebles de diferentes estilos, vemos los de diseño moderno, clásico, rústico ¡y hasta tropical! Como comentábamos anteriormente, precisamente la combinación de varios estilos era el eje central del proyecto.

La terraza y el limonero

Es aquí donde entendemos porque la casa lleva el nombre que lleva. Sin duda, el limonero es el rey no solo de este espacio sino de toda la casa. 

La casa cuenta con una fabulosa terraza que si bien es un lugar exterior y abierto, esta en particular dispone de un techo para proteger del sol y de la lluvia. El mobiliario es moderno y práctico, tanto mesa como sillas en color metálico. Para contrastar el color del metal, se le agregaron colores vivos, como amarillo, naranja o rojo en los almohadones y elementos decorativos. Como vemos, estos colores siguen la línea fresca del interior. Casa Limonero, ¡llena de frescura, geniales ideas y color!

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!