Cocinas de estilo clásico por Francesca Greco  - HOME|Philosophy

Antes y después: 5 ambientes que cambiaron con simples detalles

Paula Meggiolaro Paula Meggiolaro
Loading admin actions …

En homify nos encantan los proyectos de remodelación o renovación donde la mirada experta de un profesional ayuda a descubrir las potencialidades de los ambientes y sacarles el mayor provecho. 

En este libro de ideas recorremos 5 ambientes que, como por arte de magia, cambian por completo sin la necesidad de una remodelación estructural. Sólo re decorados con buen gusto ingenio y profesionalismo, estos 5 espacios brillan con nuevas luces.

Antes: un dormitorio cualquiera

La imagen muestra un dormitorio cuidado, limpio y despojado de elementos personales, más allá del cuadro protagonista, que no está mal pero le falta algo de personalidad y luminosidad. 

Después: un dormitorio con detalles difícil de olvidar

Aún manteniendo todo lo que el dormitorio tenía originalmente, con otra luz y pequeños nuevos detalles como la lampara de pie de papel resalta y cobra vida y personalidad.

Antes: un baño algo antiguo

Un poco antiguo y algo deslucido, este baño común y corriente se podría encontrar en cual cualquier departamento con años de construcción.

Después: no parece el mismo

La intervención de profesionales hará maravillas para admirar y aplaudir. Casi nada se modificó, sólo se incluyeron algunos elementos y se eliminaron otros como todos los que estaban cerca del lavatorio. Se cambió el espejo por uno más grande que da sensación de amplitud y la cortina que estaba antes se cambió por una más larga y liviana.

Antes: una cocina lúgubre

Una cocina que no está mal, aunque le falta luz, y la que, aún con buen equipamiento y moderno no se luce.

Después: luminosidad y detalles importantes

No hay nada nuevo, sino detalles. Esas pequeñas intervenciones que se vuelven importantes y fundamentales. Un estampado moderno para los almohadones, nueva pintura para el mobiliario. Y la entrada de luz natural.

Antes: un dormitorio de huéspedes que no está mal

Un dormitorio correcto con ropa de cama colorida y personal. Con otros detalles coloridos como la mesita de luz y los faroles. Quizás  una habitación de huéspedes debería mantenerse más neutral para recibir y acoger a diversos estilos de invitados.

Después: un dormitorio sobrio y luminoso

Se eliminaron los elementos decorativos demasiado llamativos. La ropa de cama y los almohadones de colores fueron reemplazados por ropa de cama con un paleta de colores más neutra: blancos y beiges. La mesita de luz es la misma pero se quitaron los faroles.

Antes: un dormitorio anticuado

Una habitación antigua y pasada de moda donde las cortinas marrones y anticuadas piden a gritos  un recambio. La lámpara de techo también habla de una de

Después: luminosa y moderna

Un gran cambio con mínima intervención: nuevas cortinas y nuevo aplique de luz transformaron una habitación lúgubre y antigua en una luminosa y encantadora. Una sencilla pero elegante cabecera para la cama también provocó una gran diferencia.

Si querés ver más proyectos de remodelaciones no te pierdas este otro libro de ideas.

¿Qué te parecieron estás transformaciones? 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!