de estilo  por raum² - wir machen wohnen

Cómo darle un giro de 180° a un departamento sin vida

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

En el libro de ideas de hoy vamos a mostrarles cómo valiéndose de recursos muy simples, los profesionales de RAUM2 dieron vuelta por completo este departamento. 

Y ya que hablamos de renovaciones, acá les compartimos otro libro de ideas en el que podemos ver en detalle la fantástica transformación de un mini departamento.

Lo interesante de este antes y después es precisamente lo fácil que les resultó devolverle la vida a estos espacios que se encontraban en un estado lamentable, logrando un conjunto cohesivo y armonioso.

Si estamos pensando en encarar un proyecto de reciclaje como éste, la elección del mejor profesional para que nos ayude a renovar cada espacio es vital.

Un living-comedor desolado

El living vacío y en estado de desolación tenía por otro lado la ventaja de tener buenas dimensiones y de recibir luz natural. 

Acogedor y canchero al mismo tiempo

Una vez que se revistió el piso con tablones de madera y tras una capa de pintura en paredes y techos, el resto lo hizo la elección de un mobiliario canchero y acogedor al mismo tiempo, en tamaños muy manejables que equilibran de manera apropiada los espacios vacíos.

En claroscuro

La elección de una paleta predominantemente blanca salpicada de tonos oscuros contribuyó a dar la sensación de amplitud sin caer en la monotonía. 

Un balcón pasado de moda

El balcón revestido en madera y con muebles nada atractivos necesitaba a gritos un update.  

En un santiamén

Simplemente pintando la madera de blanco e incorporando muebles más actuales, este agradable espacio exterior se catapultó a este milenio. 

Pasillo con paredes manchadas

El pasillo se encontraba muy descuidado, como suele ocurrir con espacios de transición que no se cuentan entre las prioridades al momento de renovar o decorar. 

Un par de capas de pintura

La pintura blanca como ya es una constante en este departamento hizo toda la diferencia. Lámparas y otros objetos decorativos también contribuyeron a un resultado sensacional. 

Baño de época

El lavamanos y la bañadera colorados nos llevaba a épocas pasadas y no precisamente a las mejores.

Se mantuvieron los azulejos originales

Sin hacer el gasto de cambiar o pintar los azulejos, se deshicieron del lavamanos y la bañadera anteriores sustituyéndolos por versiones más modernas en color blanco y se decoró el espacio con distintos elementos. 

Una cocina semi-derruida

La cocina no tenía ni muebles ni topes. Una ventana de gran tamaño era la única característica atractiva de este ambiente.

Líneas puras y modernas

Se incorporaron módulos en líneas puras y colores sobrios, amén de revestir las paredes y el piso. El cambio fue pasmoso. 

El dormitorio vacío

El dormitorio de buen tamaño, se mantenía en condiciones similares a las del resto de los ambientes. 

El resultado final

Revistiendo el piso con la madera que se utilizó en la cocina y pintando techos y paredes se renovó el dormitorio. Un mobiliario simple e invitador completó el conjunto. 

El estudio

Este estudio tiene las dimensiones suficientes para incorporar un espacio de trabajo y una cama adicional. 

La misma receta

Siguiendo las pautas del resto del departamento se recicló el piso, las paredes y el techo y se amobló con bien gusto y piezas icónicas del diseño moderno como la lámpara Artichoke y la silla Phantom.

Toques finales

La alfombra y los puffs tejidos aportan textura dándole así los toques finales a un ambiente muy agradable. 

¿Qué te pareció esta reforma?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!