En el último piso: un loft perfecto

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

Quienes viven en la ciudad sabrán que no es tan fácil acceder a la soñada casa con jardín. Por eso, muchos de nosotros, somos felices cuando tenemos una terraza o incluso un balcón en nuestro amado departamento. Este espacio representa ese rincón de escape donde podemos disfrutar los días de sol con unos mates y un libro.

En este proyecto, se rescataron las viejas estructuras del edificio que tras la reforma se mezclan a la perfección con un mobiliario moderno y funcional. Sin duda, la diseñadora Lara Pujol ha logrado un diseño interior exquisito y muy canchero a la vez.

Nos asomamos a este pequeño pero coqueto ático de 73 metros cuadrados donde la enorme terraza ha reducido considerablemente el espacio interior que, sin embargo, ha sido aprovechado al milímetro para crear un confortable departamento de una habitación donde a más de uno le gustaría quedarse a vivir una temporada. 

Una terraza maravillosa

La terraza es, sin duda, una de las joyas de esta vivienda. Los listones del piso, la baranda y el mobiliario, todo en madera, cumplen con el objetivo principal: ayudarnos a olvidar el cemento de la gran ciudad. El loft se encuentra ubicado en un edificio antiguo del pintoresco barrio barcelonés de Gràcia. Abandonado durante varios años, este departamento se encontraba en un estado lamentable antes de la reforma. Sin embargo, y a pesar del deterioro, se trataba de un departamento lleno de grandes secretos que merecían ser rescatados y aprovechados.

Espacios abiertos

La antigua división de la casa ha sido dejada de lado. En cambio, se ha preferido dar lugar a la creación de espacios abiertos donde las divisiones se presentan más naturalmente y no, por la acción de puertas o paredes. Es por ello que se creó este gran espacio donde se encuentra la cocina comedor, el living y hasta incluso una área de trabajo. Todo se nutre con la luz que llega desde la terraza.

Cocina y comedor con toques rústicos

La intervención tenía como objetivo no solo renovar la casa, si no también recuperar las viejas y atractivas estructuras de la construcción original. Siguiendo esta idea, la diseñadora decidió descubrir y restaurar las vigas de madera del techo y dejar desnudas algunas de las paredes. Madera y ladrillo se lucen en este departamento moderno y rústico al mismo tiempo. 

Como vemos en la foto, la cocina esta organizada en torno a una isla. En ella se encuentra la bacha y lo que sería el mesada donde el cocinero de turno encontrará su área de trabajo. Nótese también que la isla tiene adosada la mesa del comedor. 

Los muebles blancos y de líneas minimalistas se funden en este espacio donde todo esta en perfecto equilibrio.

Un living con área de trabajo

En el living se ha logrado incorporar perfectamente un sector que funciona como oficina y esto no genera espacios claustrofóbicos o apretados. 

Atención al detalle del sillón en L, mueble que por su forma y ubicación, hace que la separación entre cocina y living sea más natural y fluida. Otro detalle que no podemos pasar por alto son las angostas puertas dobles, ellas minimizan el uso del espacio. Una de esas puertas da a un pequeño baño y la otra, nos introduce en el dormitorio. Allá vamos.

Un dormitorio con vestidor

Una vez en el dormitorio, nos encontramos con muchos elementos que son comunes en toda la vivienda, por ejemplo las antiguas vigas. Los espacios abiertos y la distribución buscan aprovechar al máximo cada milímetro en este pequeño loft.

Es así, que se han instalado en la cabecera de la cama unas estanterías que hacen las veces de mesa de luz y biblioteca. También, sobre  una de las paredes está instalada la zona del vestidor. La misma se ha dejado abierta para no cortar el espacio y mejorar la sensación de  amplitud.

El baño detrás de la puerta corrediza

Al otro lado de la habitación nos encontramos con el cuarto de baño, al que se accede a través de una puerta corrediza, otra gran idea para ahorrar espacio. En el cuarto de baño se ha empleado un revestimiento muy especial: baldosa hidráulica recuperada, estas formaban parte de la vivienda antes de la reforma. Las baldosas son otro detalle que también podemos apreciar en la cocina. 

Si te gustó este artículo, te invitamos a que sigas leyendo: 

- Antes y después: la concerjería de un edificio convertida en un moderno y funcional estudio

¿Qué te parece la combinación de estilos en este loft?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!