Guía al Estilo Escandinavo

IGNACIO MARTÍNEZ ARGÜELLO IGNACIO MARTÍNEZ ARGÜELLO
Loading admin actions …

Muchos lugares en el mundo presentan arquitecturas particulares. Islandia, Dinamarca, Finlandia y Noruega comparten además de temperaturas muy frías, un estilo decorativo muy singular.

Es quizás por el frío, y para compensar la baja luz solar que reciben al año estos nórdicos hogares, que deciden “iluminar” sus interiores pintando de colores pálidos y brillantes.

Lo cierto, es que sus simpáticos ambientes claros, con muebles de madera trabajando ingeniosas curvas, entre géneros nobles y cálidos, nos invitan a recorrer sus espacios y enamorarnos de sus detalles.

Un hogar escandinavo no es una cabaña, ni una casa minimalista o industrial. En esta guía, conoceremos los puntos característicos de un estilo muy práctico y actual.

Estilo en el tiempo

Antes de comenzar a explicar que define a un hogar de estilo escandinavo, debemos entender que como con muchas clases decorativas jóvenes, algunas tendencias pueden varias, por lo que una alfombra de diseño “Zigzag” o “Chevron”, puede estar de moda hoy, y luego ya no.

Si comparamos lo Escandinavo con lo Francés, sabremos que el último tiene cientos de años como estilo, y sus formas y lineamientos definidos, sobrepasan las modas.

Solo el tiempo dirá que cosas son propias del estilo Escandinavo.

La importancia de la luz

Una de las primeras cosas que notamos (y mencionamos en esta nota), es la importancia de la luz. Ya que los países nórdicos reciben poca iluminación natural, optan por la claridad y amplitud de espacios generado por los tonos más claros y desaturados. Como concepto adicional, sabemos que pintando todas las paredes, techos y pisos del mismo color, estamos borrando las barreras virtualmente, por lo que damos continuidad espacial. Esto es un efecto deseable dentro del manual de diseño escandinavo.

En muchos espacios, no solo encontramos blancos, neutros o grises en las paredes y en el techo, sino también los pisos de madera, adaptan estos tonos para rebotar más la luz y “agrandar el espacio”.

El uso del color

Si bien el blanco prima entre la paleta de colores de este estilo, también los grises claros y colores pasteles en la gama del rosa, azul, verde y naranja son aceptados. La combinación gris y amarillo es recomendada, ya que aquel pequeño toque de color cálido, se destaca del frío y neutro gris generando un agradable contraste.

Mayormente, el uso del color se destina a los detalles, como lámparas, almohadones decorativos y algún mueble de pequeño tamaño.

El negro por otro lado, puede usarse en sillas u otros muebles protagónicos.

La madera clara, abundante entre los bosques del norte, es la elegida para dar calidez a los pisos, vigas y mobiliario. Un poco de este material en combinación con los otros colores, siempre es bien visto.

Simpleza absoluta

Un espacio nórdico no es aburrido por no contar con una paleta amplia de colores o pomposos detalles arquitectónicos. Su simpleza lo destaca entre otros estilos y lo transforma en práctico y agradable. Es quizás, junto con lo moderno, la tendencia decorativa de los últimos tiempos más aceptada, especialmente entre los jóvenes, cuyos hogares no siempre son generosos en metros cuadrados y deben hacerse de ingenio para cubrir todas sus usos y necesidades.

Organizados

Dormitorios de estilo escandinavo por Regalraum GmbH
Regalraum GmbH

Raumteiler – Regalsystem MAXX

Regalraum GmbH

De la mano de la simpleza, llegan los muebles de guardado, donde todo debe encontrar su lugar, ya que una característica de este estilo, es que nuestro hogar debe parecer ordenado en todo momento. Un poco de caos nunca está mal, pero todo debe tener su rincón.

Cada ángulo o comisura sirve al efecto de guardado. Sea aprovechando nichos en las paredes, una doble altura, un estante por arriba de las puertas, o debajo de las escaleras. No es un recurso costoso, y siempre es beneficioso para nosotros.

Pisos

Rara vez se han visto alfombrados de pared a pared en estos espacios, y si bien una alfombra puede sectorizar y dar calidez al ambiente, los hogares escandinavos aprovechan la madera como material primordial para vestir sus pisos. Estos se mantienen protegidos y en su color de origen, o bien se pintan en blanco, negro o gris, dejando notarse la textura de la madera a poro abierto. Si bien estamos cambiando la naturalidad del material, es deseable se entienda cuál es su procedencia.

Mobiliario

Existen muchos muebles que responden a este estilo.

Algunos de ellos se popularizaron a partir de la segunda mitad del siglo pasado.

Hans Wegner, Alvar Aalto y Arne Jacobsen son solo algunos de los más conocidos de su generación. Sus característicos muebles de madera, y sus experimentales pero orgánicas formas son igual de cómodos como esculturales y bellos.

Hoy en día, grandes marcas como IKEA marcan tendencia dentro de este estilo, imponiendo modas (como la utilización del cobre en los últimos años) a precios accesibles.

Dentro del mercado local, encontramos una variada oferta de muebles de influencia nórdica. Uno de éllos es Casa Feten.

Bellos por dentro y por fuera

Este ítem intenta explicar la relación entre lo sustentable en el diseño. Ya que mucho de estos hogares es natural y orgánico, mantenerse alerta y en contacto con lo eco-friendly, es importante para el estilo escandinavo. No solo hablamos de uso de recursos inteligentes, sino también de casas sustentables, con aislaciones térmicas adecuadas para el espacio.

A su vez, la conexión entre el interior y el exterior de estas casas se hace presente, mediante los grandes ventanales característicos del estilo. Pensados para captar la mayor cantidad de luz natural posible.

Las ventanas, suelen presentar cortinas simples, de inexistentes volados o detalles decorativos. Solo existen para aislar un poco la luz, cuando es necesario y la temperatura del hogar lo permite.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!