Lucid Stead: una cabaña de madera y espejos en el desierto

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

En el estado de California, más precisamente en un área desértica conocida con el nombre de Joshua Tree, el artista Phillip K Smith III  tenía un pequeño terreno donde se encontraba una singular construcción de madera. Durante más de 70 años estuvo abandonada y casi olvidada. 

Fue en el 2013 que esta pequeña y olvidada construcción se transformó completamente, pasando de abandonada cabaña a sorprendente instalación artística. Esta curiosa estructura de madera y espejos ha conseguido captar la atención del mundo del arte, el diseño y la arquitectura. Su creador es Phillip K Smith III y su instalación se llama Lucid Stead. Esta moderna creación ha logrado reinventarse para mezclarse así con el paisaje desértico californiano. 

Arquitectura y arte se unen una vez más y nos invitan a vivir una experiencia absolutamente fascinante en el lugar menos pensado: el desolado desierto. Los elementos estrella en este proyecto son los espejos que, sin duda, han logrado jugar con otros componentes como son la luz, el paisaje e incluso, el paso del tiempo. 

Vamos a conocer todas las aristas de esta sorprendente intervención.

Una cabaña de espejos

Esta cabaña de líneas rectas y sencillas emplea, como dijimos antes, dos materiales clave: la madera y los espejos. El juego entre ambos consigue que la cabaña se integre al espacio natural en el que se encuentra enclavada. La luz se refleja profundamente en cada uno de los listones de espejos, al mismo tiempo que la multiplican infinitamente. 

Puertas y ventanas completamente espejadas, ocultan coloridas sorpresas que rompen cuando cae la tarde. 

Alternando madera y espejos

Lucid Stead luce un perfecto vestido a rayas. Tablones de madera y espejo se alternan, generando miles de sensaciones distintas. La cabaña sobresale, se camufla, se funde o desaparece en el desierto de Joshua Tree. La materialidad se vuelve extraña: qué es real y qué es reflejo. Estos son conceptos que dejan de ser  importantes.

Un poco más cerca

Al acercamos advertimos que la madera está repleta de grietas y vetas. Ellas son auténticas, reales y están vivas. Podemos ver y sentir el paso del tiempo. Los espejos, en cambio, son hermosos y eternos pero irreales. Esta interacción es una experiencia absolutamente atrapante. Nos hace pensar y sentir, juega con nuestros sentidos y al mismo tiempo nos transmite paz y tranquilidad.

Al atardecer

Al atardecer, sucede lo inesperado. El color se apodera de puertas y ventanas. La experiencia se vuelve vibrante, sensorial y por sobre todo, cautivadora. Esta transformación es total. Es ahora cuando los colores de la iluminación artificial, acaparan la atención y son protagonistas absolutos. 

Entonces, ¿es la misma cabaña? La respuesta es si y no.

Noches de color y magia

Terminamos este libro de ideas (que ha resultado ser un poco más artístico que de costumbre) con algunas preguntas:¿Creés que esta intervención podría haber funcionado en un emplazamiento distinto? y ¿Pensás que el mensaje hubiera sido otro si colocamos la intervención en un ambiente diferente?

Más allá de esto, lo que vemos, hoy y ahora, nos hace sentir maravillados y tranquilos. La noche se ve magnifica y la cabaña de espejos es una experiencia única. 

¿Qué te parece la instalación? 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!