de estilo  por Hannah Collins Garden Design

Tenían el patio abandonado… ¡Hasta que lo convirtieron en la terraza perfecta!

Rocío E Rocío E
Loading admin actions …

Los patios con césped y vegetación en abundancia demandan mucho mantenimiento. El problema aparece con la falta de tiempo, y el descuido a veces es más notorio en un patio chico, donde los yuyos altos no se hacen esperar. Después de alguna lluvia fuerte, las plantas se vuelven más salvajes y comienzan a apropiarse de los jardines pequeños.

En este libro de ideas, un patio chico con muchas plantas pasó a ser un pequeño parque sin césped con un clima muy moderno, muy fresco, distendido y natural. Esto, gracias a la mano experta de Hanna Collins Garden Design, cuyo estudio supo conservar el espíritu agreste del pequeño patio a la vez que incorporó un piso de madera espectacular, una tarima o deck y un banco para descansar.  Vamos a ver el antes y el después de este hermos proyecto llamado Contemprary Courtyard.

Antes: Todo deshecho, todo por hacer

Como vemos, el patio se encontraba en franco abandono. La tierra no poseía césped, la parte pavimentada estaba cubierta por cemento pero sin ningún tipo de revestimiento y abundaban los sectores desprolijos con acumulación de cosas en desuso.

Lo último en decoración y revestimiento para patios modernos

Después: Moderno con un toque rústico, ya que las baldosas del sector donde antes hubiera tierra, se unen con piedra. Sin embargo, las líneas, el gris del muro y el trabajo de jardinería de los canteros, denotan un inconfundible y excepcional toque moderno. 

Antes: Abandono total

Volvemos al pasado; desde esta perspectiva se nota bien el detalle del piso salido y descuidado. La enredadera poco a poco iba ocupando todo el recinto. Además, una suerte de cantero o tarima para plantas en ladrillo sólo servía para acumular basura.

Después: Empezar de cero

El lugar ocupado por la tarima de ladrillo posee ahora un perfecto deck con luces laterales. Toda la pared quedó desprovista de enredadera, como para empezar de cero a colocar plantas más tranquilas. En lugar de la trepadora, se instaló una guarda de madera en dos tonos que contrasta con el ladrillo visto propio del cerco exterior de la casa.

Antes: ¡Y claro! Esto se veía desde adentro

Un patio con pisos rotos y plantas creciendo de manera incontrolable es un patio inseguro. Desde tropezones hasta presencia de plagas varias, todo puede pasar cuando no se mantiene adecuadamente un jardín. Para peor, la puerta balcón dejaba todo el desastre a la vista.

Después: Armonía para el alma

Quizás parezca más chiquito ahora, porque las plantas creaban una sensación de inconmensurable profundidad; pero, ¡quién quiere esa profundidad abismal cuando se puede tener este magnífico jardín, esta serena placita, un mini-parque tan bello que invita a pasar tardes enteras de calma y sosiego!

La selva en potencia

La reminiscencia de la selvática vegetación, queda condensada en estos canteros donde abunda la variedad de plantas. Los helechos conviven con plantas de hojas largas y otras bellas especies. La composición de verdes completa, de esta manera, el cuadro moderno de este breve y perfecto jardín interno.

Podés seguir mirando preciosos espacios de exteriores con estos 10 jardines y patios en piedra.

¿Qué te parecieron estas ideas?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!