Pisos de madera: cómo cuidarlos y mantenerlos perfectos por más tiempo

Rocío E Rocío E
Loading admin actions …

Los pisos de madera aportan una calidad de vida diferente a los interiores. La calidez, la suavidad, la acústica de la madera, la tornan ideal para conformar pisos en toda la casa. Y si bien la inversión es considerable, su vida útil puede ser de muchos años siempre que reciba los cuidados adecuados.

Además de interiores, la madera permite construir plataformas para exteriores, conocidas como decks. En cada caso, es decir, en tanto para el interior como para los jardines o patios, hay muchos tipos de madera que pueden usarse y cada uno necesita cierto mantenimiento regular a fin de conservar su buena apariencia por más tiempo.

En este libro de ideas, te ofrecemos un muestreo abarcativo de los diferentes pisos de madera para interiores existentes en el mercado, con los consejos adecuados a cada uno para que logres mantenerlos siempre como nuevos.

Clasificación

Paredes de estilo  por Bolefloor B.V.
Bolefloor B.V.

Bolefloor Eiken Rustiek

Bolefloor B.V.

Uno de los preferidos para los interiores es el piso de madera laminada. Se trata de una aleación de maderas que van unidas a presión formando bloques de tamaños y espesores diversos. Esta aleación se reconoce por poseer una última capa revestida de material sintético, que por lo general consiste en melamina con acabado de imitación en madera. Su uso preferencial se debe a que se trata de pisos muy resistentes a la humedad, los golpes y los abrasivos.

Otro tipo de piso de madera frecuente de ver es el parquet. La característica de este piso es que la madera está cortada en mosaicos que se unen formando dibujos vistosos y muy sofisticados. Estos pisos sí son de madera-madera, por eso suelen ser más costosos también. Los árboles más empleados para este fin son el cerezo, el nogal y el roble, entre otros.

Los pisos flotantes son otra opción en pisos de madera. Aquí, las opciones se ramifican en tanto puede tratarse de madera maciza o madera de aleación o multicapa.  En ambos casos se emplean tarimas para su instalación. Para la madera multicapas se usa pino o abeto, colocados sucesivamente en cada capa. La madera maciza requiere sólo de una capa de alrededor de 2 cm para su instalación y precisa un mantenimiento específico llamado acuchillado, muy similar al lijado.

Errores frecuentes a la hora de cuidar el piso de madera

Si contratás un experto para colocar tu piso de madera, lo más probable es que te aconseje sobre todos los cuidados necesarios para conservarla por muchos años. También deberá decirte qué no hacer, es decir, qué cosas pueden dañar tu piso y estropearlo definitivamente. 

Sin dudas, el factor más peligroso con respecto a la vida de la madera para pisos es el agua. Aún tratándose de madera para exteriores, la acumulación de humedad es catastrófica para la madera. Un piso de madera humedecido comienza a hincharse, a deformarse y finalmente a pudrirse.

En la imagen de arriba, la madera bien cuidada de este espacio de A4 Estudio se respira incluso a través de la foto.

Prevenir es mejor

Casa en la Barranca · San Isidro, Buenos Aires · Paula Herrero | Arquitectura: Cocinas de estilo moderno por Paula Herrero | Arquitectura
Paula Herrero | Arquitectura

Casa en la Barranca · San Isidro, Buenos Aires · Paula Herrero | Arquitectura

Paula Herrero | Arquitectura

Lo correcto para que la humedad no destruya tu piso de madera es asegurarte de que la casa o el edificio estén correctamente impermeabilizados, desde los cimientos hasta los techos. A su vez, antes de colocar un piso de madera es imprescindible que te asegures de que no haya pérdidas de caños y tuberías. De ser así, no dejes de reparar dichos focos de humedad antes de colocar el piso, esperando luego que los suelos y muros se sequen para recién después instalar tu piso.

En el Estudio Paula Herrero Arquitecta sí que saben lucir la madera para pisos, tal como vemos en la imagen de arriba.

Tratamientos

Los pisos de madera para interiores pueden o no haber recibido un tratamiento antes de su colocación. En muchos casos, se eligen maderas sin tratamiento alguno, maderas crudas, que luego deben ser enceradas periódicamente para que se suavicen y ganen una apariencia lustrosa. Si te gustan los pisos de madera encerada, debes saber que lo mejor es pulirlos, al menos cada seis meses si los enceras una vez por mes, para que no se forme una pasta donde se mezcle la tierra.

Por otra parte, los pisos de madera flotante, laminada o hidrolaqueada necesitan otro tipo de mantenimiento, aunque el aspecto se acerque al de la madera encerada. De todos modos, algunos estilos decorativos gustan de dejar la madera lo más al natural posible, como vemos arriba en la hermosa sala de Sancás. Es decir que si tenés un piso de madera-madera, podés pintarlo o darle apenas un barniz para que no pierda su impronta rústica.

Mantenelos divinos

¿Cómo aplicar la cera? Ya sea líquida o en pasta, tenés que poner un poco en un trapo limpio y seco y pasarla por todo el piso de madera, de modo de cubrir exhaustivamente la superficie. Después, dejás secar y frotás con esos famosos patines para el piso, o pasás la lustradora.

Los pisos de madera hidrolaqueada, laminada o plastificada, y flotante multicapa tienen, por lo general, limpiadores especiales que no dañan la superficie. Estos productos se mezclan con agua para su aplicación, y luego se retiran con agua también.

Si te esmerás en el cuidado de tus pisos, no dudes en que lograrás una sala reluciente como la de Gutman+Lehrer Arquitectas, en la foto de arriba.

Precios

Las variables en los precios de los pisos de madera tienen que ver con los materiales usados. Desde ya que la madera maciza cuesta más que la madera de plástico y resina que es la que compone a los laminados. Si estás buscando presupuesto, lo primero es que calcules los metros cuadrados de piso de madera que vas a necesitar.

Los precios de los pisos de madera laminados varían en función del espesor que posean. Los más costosos suelen tener alrededor de entre 12 mm de espesor, encareciéndose cuando reciben un tratamiento hidrófugo.

Por otra parte, si buscás madera maciza vas a ver que el costo varía según el tipo de madera. El piso de nogal es carísimo, y un poco menos carísimo el de cerezo. Si estás pensando en un piso de roble para exteriores, empezá a ahorrar dado que por el tratamiento para la humedad y el tipo de madera -el más resistente de todos- recibe el precio más elevado.

Si querés saber más sobre pisos de madera, podés visitar este enlace: 10 Ideas para ambientar interiores y exteriores con pisos de madera.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!