Color para tus dormitorios: 6 tips para generar espacios únicos

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

El dormitorio es, en muchos casos, el lugar donde pasamos más tiempo. Por supuesto es el lugar donde dormimos pero algunos de nosotros también disfrutamos desayunando, haciendo maratones de películas o incluso hasta trabajando desde la cama.  Si estás con ganas de renovar tu dormitorio, ya que te diste cuenta que son demasiadas las horas que pasas en este espacio, hoy es tu día de suerte. En este libro de ideas te acercamos algunas opciones de color para  crear el dormitorio de tus sueños

¿Estás listo? Tomá nota.

El gris como alternativa para generar contraste

Quién hubiera pensado que un color como el  gris plomo podría ser una altrnativa tan interesante para nuestro dormitorio. Lo cierto es que el gris al igual que el negro y el blanco son colores clásicos que nunca fallan. 

Es importante tener en cuenta que es un color neutro y  dependiendo de la tonalidad de gris que elijamos, percibiremos los espacios más grandes, de estilo  industrial o sofisticado. Además, el gris es un color acromático de luminosidad media con el que podemos generar interesantes contrastes: amarillos, verdes, fucsias o rojos son algunas de las mejores opciones para conseguir este efecto.

Quiénes busquen un cambio bien radical y cuenten con luz natural en el dormitorio, podrán animarse e implementar este color en todas las paredes; caso contrario una o dos paredes grises son opciones válidas. Algo que funciona muy bien es implementar diferentes tonalidades de gris en el mismo dormitorio, desde las sábanas, el edredón, las lámparas o los espejos… cualquier detalle dará la nota.

La tranquilidad del azul marino como protagonista

A diferencia del rojo, el azul es un color frío que está asociado a la idea de paz o tranquilidad. Es un color muy versátil que se adapta muy bien a todos los espacios. Quizás la combinación color-estilo más conocida sea la del color  azul y el estilo mediterráneo, como vemos en la foto.

Los  profesionales de Inside Architecture han elegido incorporar el color de manera sumamente sencilla: pintando una pared. Los detalles de marrón, que vemos tanto en la alfombra como en la manta, aportan la calidez necesaria.  

La calidez de los tonos beige

 de estilo  por MUDA Home Design
MUDA Home Design

Quarto Terra Colonial – Depois

MUDA Home Design

Fácilmente percibimos la calidez con la que nos reciben aquellas habitaciones donde el color que predomina es el marrón. Históricamente las gamas de marrones, castaños, beige y crudos van muy bien con el estilo colonial ya que el material predominante era la madera. 

En general, cualquier tonalidad de castaño claro, marrón claro o beige nos ayudará a generar más luz en nuestro dormitorio. Con el plus de que al ser colores más sufridos aguantan mejor el uso diario. Si no nos interesa pintar la pared de este color siempre es posible obtener ese efecto acogedor simplemente incorporando detalles como alforomas, mantas, cortinas, lámparas con detalles de hierro forjado, fotografías sepias o incluso los a través de los pisos.

Y por supuesto que cualquier detalle en madera de formas simples, elementos autóctonos de cuero o mimbre no harán más que seguir aportando afectuosidad al espacio. 

Blanco total

El amado e infalible blanco, probablemente uno de los colores más usados al momento de elegir decoración. Es que al ser un color acromático de claridad máxima que múltiplica la luz de cualquier espacio, más allá de la cantidad de luz natural que ingrese por las ventanas. 

La tendencia del total white es ideal cuando lo que nos interesa es crear un espacio donde destacar nuestros pequeños o grandes detalles de color.  En líneas generales, no importa qué color usemos para combinar con el monocromático blanco, la elección será siempre correcta. 

De este dormitorio queremos destacar: la cabecera de madera blanca, la mesa de luz rústica y las alfombras de yute.  

La energía del rojo

Nuestros últimos dos ejemplos nos ayudan con ideas para los cuartos de los más pequeños de la casa…

El rojo es considerado como un color cálido, vivaracho y energético, además también se le considera como un color que transmite mucha fuerza. Pero es importante no abusar de él ya que según la psicología del color, el rojo es un color que puede ser conflictivo para quienes sufren de insomnio y está asociado a sentimientos negativos como la furia. Teniendo en mente estos recaudos, el rojo es sin duda un color maravilloso para decorar nuestro dormitorio.  

El rojo encuentra su equilibrio cuando lo combinamos con muebles de madera natural o si lo armonizamos con elementos en colores como el blanco, el gris u otros tonos claros.

En esta maravillosa habitación de estilo ecléctico, especialmente diseñada para los pequeños de la casa, podemos apreciar el perfecto balance: los diferentes tonos de rojos juegan con el blanco y negro de los detalles. 

La armonía de los colores pasteles

Los colores pasteles son colores especialmente suaves… verde agua, celeste, rosa pálido, salmón o incluso ocre. Ellos tienden a transmitir tranquilidad y por eso se recomienda su uso en habitaciones infantiles. Además de que incrementarán naturalmente la luminosidad de los dormitorios. Si bien se recomiendan para dar un toque de color al dormitorios de los peques, los pasteles son la opción perfecta para quienes no tienen experiencia o no se animán a usar colores más radicales en sus paredes. 

En este caso, los diseñadores de Muda Home Design  han elegido combinar el verde agua con grises, blancos y rosas, colores que van muy de la mano con el estilo rural que se ha impregnado en este dormitorio.

Esperamos hayan disfrutado de este artículo. Si quieren seguir leyendo sobre decoración aquí les dejo :

- 6 prácticas y originales ideas para los percheros de casa

¿Te gustó este artículo? ¿Qué color elegirías para tu dormitorio?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!