La increíble metamorfosis de un viejo depto

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

En interiorismo hay dos términos aparentemente muy parecidos, pero que en realidad son totalmente diferentes. Hablamos de antiguo y anticuado. Ambos hacen referencia a viviendas que acumulan cierta cantidad de años, pero así como antiguo puede ser un adjetivo positivo, que signifique elegancia y sofisticación, una casa anticuada define sin embargo, un espacio que posiblemente en su momento se considerara moderno, pero que hoy en día está pasada de moda. O, en otras palabras… ¡que necesita una reforma urgente!

Este es el caso de este apartamento en la ciudad portuguesa de Oporto, cuya decoración ha quedado totalmente desfasada y donde era urgente llevar a cabo una buena transformación. El resultado no solo consigue modernizar la casa, también le da un aire nuevo, más fresco y luminoso. La de hoy es una metamorfosis que no te podés perder.

Antes: esos azulejos con dibujitos

No nos llevemos las manos a la cabeza porque todos hemos vivido alguna vez en una casa donde se había tomado por buena la idea de revestir paredes en la cocina con azulejos con motivos florales. Quizá en aquel momento aquello era lo más, pero hoy no hay manera de adaptarlo a una cocina moderna. 

Los demás elementos, el mobiliario de tonos oscuros o la mesada color crema, acompañan el estilo anticuado de los revestimientos. 

Ahora: minimalismo en blanco

Sin duda, la renovación es increíble. Empecemos apreciando que ella luce mucho más amplia.  Hay  más luz, modernidad y sofisticación. El gran cambio viene de la mano del mobiliario blanco y minimalista, que no solo incrementa visualmente la luz y el espacio, si no que además ofrece gran capacidad de almacenaje. 

Antes: una chimenea con demasiada presencia

A pesar de tratarse de un edificio, este depto contaba con una chimenea de mármol. A pesar de la elegancia de un material como el mármol, el ambiente en general no acompañaba la sofisticación de tal componente. Por otro lado, si bien las chimeneas son elementos decorativos que tiende a crear espacios más cálidos y acogedores, aquí nos encontramos con la excepción a la regla.   

El cambio será radical, ya lo verán…

Ahora: una chimenea acorde al espacio

Mucho más acorde con el espacio, la nueva chimenea es más discreta, pero también mucho más elegante. No será de mármol pero es sin mas, igual de perfecta. 

A su alrededor se ha creado un living agradable, con un aire moderno pero acogedor al mismo tiempo. Esto se ha logrado gracias a la incorporación de los pisos de madera. 

Es sensacional como algunos ajustes aquí y allá pueden cambiarle la cara tan radicalmente a un espacio. ¿No les parece?

Antes: esos muebles anticuados…

Hubo una época en que los cabeceros de la cama eran el elemento clave del dormitorio. Ellos marcaban el resto de la decoración por lo que había que tener cuidado a la hora de elegir estilo. Aquí se optó por un estilo neobarroco que pretendía dar elegancia a la habitación, pero que décadas después consigue más bien todo lo contrario.

El dormitorio se siente muy oscuro, casi deprimente. Y, hoy por hoy, las nuevas tendencias nos indica que es importante crear los ambientes adecuados donde poder disfrutar sin sentir agobio. 

Ahora: cabeceros de cuero

Los cabeceros de la cama hoy son más sencillos… ¡a veces hasta desaparecen! Pero no tenés por qué prescindir de ellos si te gustan mucho. Podés conseguir un estilo elegante y sobrio si utilizás cabeceros textiles, como el que se ha instalado en la habitación tras la reforma. De cuero con capitoné, como el que aparece en la imagen, o de texturas más suaves, los cabeceros textiles son tendencia.

Si te interesa seguir leyendo sobre camas y cabeceros, te recomiendo este libro de ideas:

10 fabulosos cabeceros que no te van a dejar dormir

Antes: un baño oscuro y chiquito

En homify somos verdaderos fans del uso de azulejos. No solo porque tiene una y mil posibilidades, sino también porque sigue siendo la opción más práctica para los cuartos de baño. Sin embargo, todo tiene un límite y estos azulejos color chocolate los han traspasado todos. En un baño pequeño y sin iluminación natural no te podés arriesgarte a utilizar un revestimiento tan oscuro.

Ahora: se hizo la luz

Por mucho que nos gusten los colores hay que reconocer que a veces el blanco es la mejor opción. Tras la reforma, este cuarto de baño es la mejor prueba de ello: blanco, luminoso y muy elegante. Y recordá que si extrañas los colores siempre podés jugar a introducirlos a través de las toallas o los accesorio. 

¿Qué te parece el cambio?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!